GlaxoSmithKline: ¿un avance sanitario en pro del acceso a los medicamentos para todo el mundo?

Blog mensaje deRohit Malpani

Oxfam America, Consejero investigaciones sobre acceso a medicamentos
Comparte esta página: 

El pasado fin de semana Oxfam se congratulaba del anuncio de GlaxoSmithKline (GSK) de mejorar la posición de la empresa a la hora de ofrecer acceso a los medicamentos. Si estas palabras se respaldan con hechos, supondrán un primer paso hacia la consecución del acceso a los medicamentos para todo el mundo.

La importancia de este anuncio no sólo concierne al tratamiento de enfermedades de “gran extensión” como el VIH, la tuberculosis o la malaria, aunque desde luego son muy importantes. Otras enfermedades de menor difusión como el cáncer suponen también un alto índice de mortalidad en los países en vías de desarrollo, aunque el precio de los medicamentos para su tratamiento es muy alto.

Muchas cosas han cambiado desde que Oxfam inició su campaña de acceso a los medicamentos hace ocho años. En el año 2000 nos enfrentamos con empresas para conseguir un equilibrio en medio de una crisis de acceso a los medicamentos, entre empresas que pedían precios desorbitados por medicamentos antirretrovirales y otras que bloqueaban la entrada de medicamentos baratos y genéricos.

En aquel entonces, la norma era que las empresas cargaban precios desorbitados por medicamentos antirretrovirales como los que se utilizan para el tratamiento del VIH. Con una media de coste de 10 000$ por paciente al año, era casi imposible concebir que las personas que necesitaban estos tratamientos en los países en vías de desarrollo fueran a conseguirlos. No obstante, fue la competencia de fabricantes de medicamentos genéricos en India la que hizo que el precio de la triple combinación de antirretroviral se recortara hasta los 90$ por paciente al año.

Recientemente nos hemos enfrentado a Novartis sobre el derecho de la India, como farmacia de los países en vías de desarrollo, a garantizar que sus fabricantes de medicamentos genéricos y de bajo coste puedan producir y exportar este perfil de medicamentos a países en vías de desarrollo. Hace muy poco, Oxfam lanzó un llamamiento a los gobiernos para que crearan un conjunto de patentes que garantizara el acceso a los nuevos medicamentos antirretrovirales a precios asequibles para las personas que viven en la pobreza.

Durante años, hemos instado a las empresas a reconocer que todos los tipos de medicamentos, ya sean para tratar el VIH, el SIDA o el cáncer, son igualmente importantes para las personas que viven en la pobreza.

Durante años, las empresas farmacéuticas han insistido en que sólo una serie de enfermedades eran importantes para las personas que vivían en la pobreza, como el VIH, la tuberculosis o la malaria, sin tener en cuenta cómo otras enfermedades, como los ataques cardíacos o la diabetes, también causan grandes sufrimientos en los países pobres.

No obstante, GSK anunciaba la semana pasada reducciones en el precio de todos sus medicamentos para los países más pobres del mundo, lo que supone que al fin una empresa reconoce y está de acuerdo con Oxfam en que todas las enfermedades son igualmente graves para los países en vías de desarrollo.

Son muy buenas noticias, aunque todavía no es hora de descorchar el champán. Ahora lo fundamental es que GSK haga plausible su anuncio en todos los países en vías de desarrollo y sin que ello impida que otros fabricantes ofrezcan alternativas más asequibles para los países pobres donde el recorte de los precios de GSK no sea suficiente. Nosotros estaremos con ellos durante todo el camino.

Andrew Witty, presidente de GSK también ha anunciado que GSK dispondrá un conjunto de patentes para impulsar la investigación de tratamientos contra enfermedades olvidadas. Las enfermedades olvidadas nunca aparecen en portada. Un conjunto de patentes es un acuerdo entre dos o más partes para ceder los derechos sobre una o más patentes a un “conjunto” común, que podrá utilizar una tercera parte. Un conjunto de patentes es un medio de abrirse paso a través de la maraña de patentes que impide que los investigadores compartan y utilicen sus conocimientos para el desarrollo de nuevas vacunas o medicamentos, además de mejorar el acceso a los medicamentos ya existentes.

Es emocionante ver cómo una empresa como GSK acepta la idea del conjunto de patentes, lo que supondrá muchísimo para la gente pobre. Pero, a menos que GSK y otras empresas hagan más para promover el concepto del conjunto de patentes de forma que este incluya tratamientos para el SIDA y VIH, además de utilizarlo para mejorar el acceso a los medicamentos, no sólo para investigación e innovación, no será posible conseguir el acceso universal a los medicamentos.

Muchas gracias a todas las personas que han participado en nuestras campañas en pro de un mejor sistema sanitario durante todos estos años. Han puesto a prueba nuestra voluntad y vuestro apoyo ha hecho que cambien las tornas del debate a favor de los más pobres. Podéis estar seguros de que continuaremos con nuestra campaña hasta que el sector farmacéutico beneficie a todas las partes. ¡Esperamos que te unas a nosotros!