“He presenciado el daño causado por el mal uso de las armas”

Ema Tagicakibau

Blog mensaje deEma Tagicakibau

Miembro de la campaña ATT
Comparte esta página: 

En julio, delegaciones de todo el mundo se reunieron en Nueva York para discutir los detalles de un futuro Tratado sobre el Comercio de Armas (ATT en inglés), que servirá para regular el comercio de armas convencionales.

Ema Tagicakibau, miembro de la campaña ATT de Fiyi, explica lo que este tratado significa para ella y las razones que la hicieron venir a Nueva York para apoyar la región del Pacífico.

El trabajo en control de armas es crucial en mi vida personal y profesional. He presenciado el daño y la destrucción que el mal uso de las armas ha causado en mi país, que se encuentra ahora en el quinto año de su tercer golpe de estado. El golpe de estado liderado por George Speight tuvo lugar en el año 2000, mientras yo trabajaba como miembro del parlamento. Mis compañeros y yo fuimos retenidos a punta de pistola y pudimos ser testigos de la actitud de los soldados y de los niños armados.

Por tanto, para mí, es un compromiso personal y profesional ayudar a garantizar que un nuevo tratado de armas efectivo y sólido tenga en consideración el abuso de poder y las violaciones de derechos humanos llevadas a cabo por todos aquellos a los que se les permite llevar armas y que deben respetar lo que dicte la ley.

¿Cómo afectaría un tratado de comercio de armas efectivo a la región del Pacífico?

Un tratado efectivo en esta región garantizaría una uniformidad de las leyes para asegurar que no existan lagunas jurídicas que permitan que los comerciantes de armas sin escrúpulos manipulen o exploten las fisuras que ya existen. El tratado crearía mecanismos de control donde no existen y reforzaría los actuales. También ayudaría a crear una transparencia y un sentido de responsabilidad en el comercio de armas a nivel regional, tratando las inquietudes de tipo humanitario y de derechos humanos.

¿Qué papel debe jugar el Pacífico?

Las negociaciones de julio han sido muy importantes para nuestra región. Los gobiernos del pacífico se están involucrando cada vez más en las negociaciones y han enviado a más expertos que nunca desde sus capitales. Esto se debe, en gran medida, a los esfuerzos de las organizaciones sociales civiles locales y a las personas que han trabajado durante años para que el problema de las armas ligeras sea tomado en cuenta en el terreno política. Para garantizar que este trabajo resulte en un tratado significativo que realmente traiga consigo cambios en nuestra región, tenemos que continuar trabajando estrechamente con nuestros gobiernos para asegurarnos de que su compromiso de cara al tratado de comercio de armas es mantenido hasta y después de que la conferencia de negociación del próximo año tenga lugar.

Más información

> Armas bajo control: la necesidad de un Tratado sobre el Comercio de Armas