Camiones de agua en Ifo, en el campo de refugiados de Dadaab, Kenia. Foto: Nicole Johnston/Oxfam

Llevar ayuda a las zonas en conflicto de Somalia: difícil pero no imposible

5 Septiembre, 2011 | Conflicto y Desastres

Naciones Unidas ha anunciado un empeoramiento de la hambruna en Somalia. El país se encuentra en el epicentro de la sequía que actualmente sufre el este de África, con 3,7 millones de afectados por la crisis, 3,2 de los cuales precisan de ayuda inmediata. Se prevé que la situación de emergencia humanitaria continúe deteriorándose en los próximos meses; y la escasez de lluvias, mayor de lo esperado en algunas zonas, implica que la situación de emergencia continuará hasta bien entrado el próximo año.

Uno de los socios locales de Oxfam, WASDA – Wajir South Development Association, lleva a cabo programas dirigidos a las comunidades afectadas por la sequía en Wajir (noreste de Kenia) y en las regiones del Juba Central y Bajo Juba (Somalia).

El director de programa de WASDA , Bashir Mohamed, quien viaja con regularidad a Somalia, se entrevistó con el responsable de comunicación de Oxfam, Caroline Gluck, en relación a los retos a los que se enfrenta actualmente la organización a la hora de hacer llegar la ayuda a aquellos que más lo necesitan.

Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4 /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-qformat:yes; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin:0cm; mso-para-margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:"Calibri","sans-serif"; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-fareast-font-family:"Times New Roman"; mso-fareast-theme-font:minor-fareast; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-bidi-font-family:"Times New Roman"; mso-bidi-theme-font:minor-bidi;} “La semana pasada (la semana del 29 de agosto) observamos que un importante número de familias – en torno a 150 – se desplazaba a las zonas cercanas a Afmadow, capital del distrito del Bajo Juba. Se trataba de familias dedicadas al pastoreo. Nos contaron que todo su ganado había muerto y se trasladaban a zonas en las que estábamos llevando agua con camiones cisterna.”

“Un anciano del pueblo de Oogani contó a nuestro equipo que nunca había visto una sequía igual en toda su vida. Nos contó que todos sus animales habían muerto y que no sabían cómo iban a sobrevivir los próximos meses.”

 “La situación no mejora. A lo largo de las carreteras se puede observar el mal estado en el que se encuentra el ganado. A menos que las personas reciban ayuda, no sobrevivirán a las próximas semanas. En enero y marzo ya vimos que había una gran cantidad de animales que se estaban muriendo; las cosas han mejorado poco, y desde julio incluso están empeorando. Todos los pastos están agotados.”

“Incluso los pozos de agua superficiales se están secando. Afmadow, una población de aproximadamente 22.000 habitantes, contaba con 27 pozos superficiales. Pero en los últimos 3 o 4 días se han prácticamente secado. Esto nos indica que la situación se está agravando más y más.”

“Algunas zonas de Somalia, como Mogadishu y Gedo, han recibido más ayuda. Pero a parte de la ciudad fronteriza de Dobley (en la carretera hacia el campo de refugiados de Dadaab en Kenia), poco ha llegado a los habitantes del Juba Central y Bajo Juba. El acceso a estas zonas es un gran problema; ha llevado mucho tiempo conseguir un acuerdo con las autoridades para comenzar con los programas y hemos sufrido muchos retrasos.”

“Pero ahora espero que podamos desarrollar nuestro trabajo con rapidez. Tenemos un acuerdo para llevar a cabo nuestro programa de distribución de dinero. Nos centraremos en 14.600 hogares del Juba central y bajo, y esperamos poder comenzar la próxima semana.”

“Estamos llevando agua en camiones cisterna al Bajo Juba desde el mes de julio, pero el número de personas que necesitan agua es cada vez mayor y la situación empeora. Además de rehabilitar pozos superficiales, hemos proporcionado a algunas comunidades préstamos para combustible de manera que los pozos perforados puedan funcionar 24 horas al día.”

“Planeamos perforar cuatro nuevos pozos durante las próximas semanas en el Bajo Juba (en Hagar, Nasiriya, Wel Marow y Bibi). Pero las perforaciones podrían llevar varias semanas. Las zonas han sido elegidas en función de su ubicación estratégica. Se trata de áreas de pastoreo lejos de cualquier río o ciudad. Las áreas se encuentran a aproximadamente 60 kilómetros o más de cualquier fuente de agua de manera que, cuando estén acabadas, sean de gran ayuda a muchas personas.”

“Las condiciones son muy duras; no hay instalaciones sanitarias y las personas se enfrentan a diversas restricciones a la hora de desplazarse.”

“La gente solo puede rezar para que lleguen las próximas lluvias. Pero incluso si estas llegan y conseguimos llegar a todas aquellas personas en las que se centran nuestras intervenciones, está emergencia continuará hasta por lo menos enero o febrero.”

“Planeamos proporcionar suministros agrícolas a los granjeros de la región del Juba Central, en las áreas cercanas al río Juba. Pero incluso si las personas logran plantar sus cultivos en octubre, y aunque llueva lo suficiente, la cosecha no estará lista hasta enero o febrero. Planeamos también ayudarles con ganado en los meses de octubre o noviembre, pero los animales no estarán listos para parir en al menos un tiempo.”

“No esperamos una gran mejora en cuanto a la cantidad de alimentos disponibles; pero al menos esperamos poder evitar que la situación empeore.”

“Sin embargo, si no llueve… la situación podría irse de las manos y nos esperamos lo peor. Si no llegan las lluvias, la comunidad lo habrá perdido todo y las personas no tendrán medios para sobrevivir por si solas. Tendrán que ir al campo de Dadaab o enfrentarse a la muerte.”

“Nuestro trabajo supone una gran ayuda ahora; podríamos decir que es como un salvavidas para estas personas. Pero aún hay muchas personas que necesitan nuestra ayuda y cuyas necesidades aumentan cada día. Durante los próximos cuatro meses, comenzaremos con programas para distribuir dinero en algunas comunidades y esperamos que marque una gran diferencia. Creemos que ofrecer apoyo con el agua, la salud pública y los medios de vida - planeamos distribuir semillas y herramientas en las próximas semanas – será un gran estímulo.”

En Kenia, Etiopía y Somalia, Oxfam ha proporcionado ayuda humanitaria a más de 1.3 millones de personas. Esperamos llegar a más de 3 millones de personas a través de un programa de 99 millones de dólares.


Para saber más: Crisis alimentaria en el Cuerno de África

Permalink: http://oxf.am/42K