Negociaciones del Tratado de Comercio de Armas: estado de la cuestión

Øistein Thorsen

Blog mensaje deØistein Thorsen

Oxfam International, Activista humanitario
Comparte esta página: 

Este año se fabricarán dos balas por cada hombre, mujer, niño y niña del mundo. ¿No te parece un problema? La venta de esas balas, de las armas que las disparan, de tanques y de bombas está fuera de control.

La buena noticia es que tu voz puede salvar vidas. El 2 de julio, dentro de 100 días, los 193 Estados miembros de las Naciones Unidas se reunirán en Nueva York con motivo de la conferencia de negociación (de casi un mes de duración) para acordar el primer tratado internacional para regular el comercio de armas. Tu también puedes ayudar firmando la petición mundial de Armas bajo control y hacer un llamamiento a tu gobierno a que haga todo lo posible para lograr un TCA sólido y a prueba de balas en julio de 2012. 

Ha quedado demostrado que la presión pública funciona. Gracias a la campaña Armas bajo control, hace seis años se iniciaron las negociaciones del Tratado de Comercio de Armas (TCA) en el marco de las Naciones Unidas. Ahora, los Estados tienen la oportunidad de lograr, finalmente, que el tratado se convierta en realidad. Si fracasan, las armas seguirán cayendo en manos de asesinos en masa, milicias y mafias. Y es que la clave está en la letra pequeña y aún quedan muchas cuestiones por resolver. Estas son algunas de las cuestiones cruciales que deberán resolverse en julio.

Criterios del tratado

Estos criterios son las normas en base a las cuales los Estados deberán decidir si autorizan o no una transferencia de armas. En pocas palabras, no se permitirán realizar transferencias a los Estados que infrinjan las leyes humanitarias o de derechos humanos internacionales, ni a aquellos donde la transferencia agrave un conflicto o donde exista riesgo de corrupción o desvío de las armas del supuesto destinatario. La clave para lograr un tratado efectivo está en el denominado chapeau, que establece que los Estados "no realizarán" transferencias de armas a destinatarios si esto supone un riesgo considerable de incumplir los criterios establecidos en el tratado.

  • Los escépticos del tratado quieren simplemente "tener en cuenta" el chapeau, lo que permitiría a los Estados ignorar cualquier criterio que no quieran aplicar. Unos criterios sólidos son imprescindibles para lograr un tratado efectivo. Los Estados escépticos ya que su suministro de armas se vería limitado si no logran cumplir con los estándares internacionales establecidos.
  • Muchos Estados como Egipto, China, Cuba, etc. han cuestionado estos criterios alegando, por ejemplo, que los derechos humanos son "subjetivos". Algunos actores clave, como Estados Unidos, han dejado claro que no quieren un tratado que utilice un lenguaje restrictivo en criterios que vayan más allá del respeto de la Carta de las Naciones Unidas o los embargos del Consejo de Seguridad de la ONU.

Alcance del tratado

Tal y como han señalado las ONG y quienes apoyan el tratado, para que el TCA sea efectivo a la hora de impedir atrocidades, este debe regular el comercio de los principales sistemas y materiales armamentísticos, y no sólo aquellos diseñados para operaciones ofensivas militares o las armas de combate. Se debe incluir, además, el comercio de armas pequeñas y ligeras (SALW, por sus siglas en inglés), munición y equipos, piezas y componentes, y de equipos policiales y de seguridad utilizados para represiones internas.

Las ONG y los partidarios del tratado, especialmente a la luz de los acontecimientos de la Primavera Árabe, están ejerciendo presión para que se incluya en el tratado el comercio de equipos policiales y de seguridad, no recogido en el documento de la Presidencia. Este documento tampoco incluye el comercio de sistemas militares de comunicación y análisis de datos que, además de desviar una cantidad significativa de fondos para el desarrollo, ayuda a identificar y perseguir a objetivos ilícitos y/o espiar a la población y sociedad civil o la oposición política y constituye, por tanto, una violación de los derechos civiles y políticos.

.

StPosición de los Estados en incluir las municiones en el alcance del Tratado sobre Comercio de Armas. Créditos: armstreaty.org

Algunos países, como EE.UU., Irán o la India, quieren excluir las municiones del alcance del tratado. Sin embargo, muchos Estados señalan que es necesario incluirlas en el tratado dado que el suministro de abundante munición es el principal factor responsable del empeoramiento de los conflictos. 

Para algunos de los países escépticos resulta también polémica la inclusión del comercio de armas pequeñas y ligeras. Las SALW y su munición son precisamente las armas que más daño causan en África. Todos los Estados africanos, excepto Egipto y Etiopía, se han unido para insistir en la necesidad de incluir este tipo de armas en el tratado. 

Implementación del tratado

Los partidarios del tratado insisten en la necesidad de dotar al tratado de sistemas de informe efectivos y transparentes de forma que su implementación pueda ser evaluada correctamente. Esto incluiría la elaboración de informes anuales sobre la transferencia de armas, así como la celebración de conferencias y reuniones de evaluación regulares de los Estados donde sea posible debatir las transferencias dudosas. Para ello, sería necesaria la creación de un secretariado para el tratado (la denominada Unidad de Apoyo a la Implementación) que cuente con recursos suficientes y tenga el mandato de consolidar y analizar los datos recogidos en los informes nacionales con el objetivo de identificar discrepancias, lagunas y posibles infracciones del tratado. Tal mecanismo permitiría un funcionamiento efectivo del tratado y el reforzamiento gradual de las normas a nivel mundial en el marco del tratado.

A pesar de que algunos Estados clave o exportadores, como Rusia o China, siguen libres de cualquier obligación de transparencia a nivel nacional, regional o internacional, muchos de los países escépticos se muestran contrarios a incluir medidas de transparencia en el tratado, no reconociendo, así, que la transparencia en el comercio de armas suele ser beneficiosa para la seguridad a nivel nacional de los Estados implicados.

Toma de decisiones basada en el consenso

En la última reunión preparatoria del TCA (conocida como PrepCom) los Estados acordaron que las decisiones importantes se tomarían "por consenso", haciéndose eco pero, a la vez, restringiendo el lenguaje utilizado en resolución de la Asamblea General de Naciones Unidas con la que se inició el proceso de negociación (UN64/48) y que estipulaba que “la Conferencia de las Naciones Unidas relativa al Tratado sobre el Comercio de Armas se llevará a cabo de manera abierta y transparente, sobre la base del consenso, para lograr que el tratado sea firme y sólido”.

En realidad, la toma de decisiones "por consenso" no ha sido acordada y no aclara si las decisiones deben ser unánimes (como EE.UU., Rusia, Siria o Egipto, entre otros, querrían) o si lograr una gran mayoría sería suficiente (como México, Noruega y los Estados caribeños, entre otros, preferirían). Aunque ambas versiones tienen precedentes en el sistema de las Naciones Unidas, un sistema que estableciese la unanimidad sería perjudicial para el proceso ya que otorgaría a cualquier Estado, incluidos aquellos que se oponen al tratado, la facultad de veto, lo que podría llevar a que no se logre ningún tratado o, peor aún a obtener uno débil.

Oxfam y la coalición Armas bajo control consideran que la toma de decisiones a través de una gran mayoría contribuiría a lograr un TCA  efectivo. Aún está por ver si países como Francia, Reino Unido o Alemania están dispuestos a aceptar la noción de "unanimidad" de Estados Unidos o Egipto para, así, contar con su apoyo hasta el final.

La presencia de las ONG

A algunos de los países que se oponen a lograr un TCA sólido, como Pakistán o Egipto, les gustaría que las ONG quedaran excluidas del proceso. Otros como México o Noruega prefieren una firme participación. La experiencia y el apoyo de las ONG permitirían a los Estados más pequeños, que no pueden permitirse que sus diplomáticos participen en los grupos de trabajo durante todo un mes, participar en todo el proceso, proporcionándoles la información y los análisis necesarios.  En la PrepCom se decidió que las ONG podrían participar en algunos de los organismos de la conferencia pero no en todos.

Estas son, relativamente, buenas noticias ya que la participación de las ONG legitima en mayor medida las negociaciones del ATC. Las decisiones tomadas a puerta cerrada sin permitir una participación efectiva de las organizaciones que trabajan en primera línea con las personas más afectadas por el comercio irresponsable de armas, daría lugar a un tratado sin una base sólida, informada y responsable. Una participación efectiva de las ONG es clave para lograr un resultado positivo. 

Resultado de la conferencia

A muchos de los Estados que abogan por un TCA sólido les preocupa cada vez más la posibilidad de que en julio se acuerde un tratado débil. Una minoría de Estados escépticos se muestran cada vez más en contra y tratan de obstaculizar el tratado, mientras que otros Estados exportadores se muestran más preocupados por "simplemente lograr un tratado" que cuente con el apoyo de sus competidores que por lograr un tratado sólido, basado en las leyes internacionales y con el apoyo de la mayoría de los Estados.

En esta situación, los Estados partidarios, junto con las ONG, deben hacer todo lo que esté en sus manos para asegurar que los Estados no desperdicien esta oportunidad histórica para lograr, finalmente, un tratado internacional que impida que las armas sean utilizadas para cometer atrocidades.

¡Tenemos una oportunidad! En julio, los Estados partidarios deben impedir que los "tiranos del consenso" logren un tratado que legitime el actual status quo. Tu también puedes ayudar firmando la petición mundial de Armas bajo control y hacer un llamamiento a tu gobierno a que haga todo lo posible para lograr un TCA sólido y a prueba de balas en julio de 2012.

Más información

Firma la petición y exige un tratado que salve vidas

Blog: Tratado sobre el Comercio de Armas: acabemos lo que empezamos

Campaña Armas Bajo Control