Acto a favor de un Tratado de Comercio de Armas, Nueva York, Julio 2012. Foto: Andrew Kelly/Armas bajo control

Un Tratado sobre el Comercio de Armas: es un maratón, no una carrera

16 Agosto, 2012 | Conflicto y Desastres

Anna Macdonald, directora de la campaña de Oxfam para el control de armas, explica en este blog por qué que vale la pena continuar esta carrera.

El mundo ha estado a punto de alcanzar un acuerdo global en torno al Tratado sobre el Comercio de Armas. Éste habría sido un gran paso adelante para poner el comercio de armas bajo control y evitar, así,  terribles genocidios y abusos de los derechos humanos. Y, dadas las atrocidades de las que cada día estamos siendo testigos en Siria, este Tratado ya llega con retraso.

Pero el último día de un largo mes de negociaciones en el seno de Naciones Unidas, cuando ya parecía que se había alcanzado un acuerdo, Estados Unidos bloqueó el Tratado alegando que necesitaba más tiempo para considerarlo. El texto final debía ser adoptado por consenso, tal y como había insistido Estados Unidos, otorgando, así, a cualquier país el derecho de veto. Fue sin duda el “anticlímax” de un prometedor mes de negociaciones. 

La frustración de muchos países que apoyaban el Tratado se convirtió, pronto, en determinación. Así, México cerró la Conferencia con la lectura de un documento en el que 90 Estados anunciaban que seguirían trabajando para lograr un TCA sólido tan pronto sea posible.

La batalla por el TCA está siendo, sin duda, un maratón. Hace una década, cuando lanzamos la campaña Armas bajo control, la posibilidad de un tratado que regulara el comercio de armas fue calificada por muchos gobiernos de fantasía idealista. Los activistas de todo el mundo se negaron a darse por vencidos y, con el tiempo, los gobiernos comenzaron a escuchar, hasta, finalmente, pasar todo un mes negociando cada detalle de un tratado real.

La batalla no ha terminado

Puede que, esta vez, las negociaciones hayan terminado sin haber logrado consenso, pero eso no significa que la lucha haya terminado. Ahora, hemos puesto todas nuestras esperanzas en la Asamblea General de las Naciones Unidas que comenzará a finales de septiembre. En la Asamblea General, las decisiones se toman por mayoría y no por consenso, por lo que es realmente posible lograr que se elabore y se vote un Tratado mejorado.

El documento borrador del Tratado proporciona las bases sobre las que los Estados pueden continuar trabajando para poner el comercio de armas bajo control. Aún hay mucho que hacer para mejorar el texto, ya de por sí un gran logro, y eliminar las lagunas jurídicas aún existentes, la mayoría de ellas defendidas con insistencia por Estados Unidos.

Podemos estar muy orgullosos de gran parte del texto como, por ejemplo, de las  referencias incluidas en relación al derecho internacional humanitario y sobre los derechos humanos, así como sobre desarrollo sostenible, medidas anti corrupción y violencia de género.  El Tratado hace referencia a las armas convencionales, sus diferentes partes y componentes, y la munición.

Necesitamos cambios claves

Resultó muy positivo ver cómo, en una carta abierta enviada a la coalición Armas bajo Control el pasado viernes, el Reino Unido expresaba su determinación por lograr un Tratado. Al mismo tiempo resultaba algo decepcionante la forma algo tímida en la que expresaba la necesidad de reforzar el texto o hacía referencia a otras cuestiones específicas en torno a la Primera Comisión de Naciones Unidas en la que se presentará la resolución. El próximo paso DEBE ser conseguir un texto mejorado, sin las lagunas legales actuales. Ahora que lograr un texto mejor no depende del consenso, el Reino Unido y otros países que apoyan el Tratado deben presionar para lograr un documento firme y sólido, sin buscar un compromiso aceptando lagunas impuestas por el mismo Estado que el pasado mes de julio echó por tierra las negociaciones.

Uno de los principales cambios que se deben hacer en el documento es que la munición, combustible que alimenta los conflictos, sea objeto de los mismos controles que otro tipo de armas. Asimismo, los informes anuales elaborados por los Estados deben ser públicos y no secretos, y la actual cláusula que permite la continuación de los "acuerdos de cooperación de defensa" existentes debe ser eliminada.

Los tratados sólidos establecen estándares internacionales e influyen en el comportamiento de todos los Estados, no sólo de los signatarios. Además, con el tiempo, estos tratados consiguen nuevos firmantes mientras que los tratados débiles… sólo son tratados débiles que en raras ocasiones se ven reforzados.

Debemos mantener la presión

He luchado  durante una década para contribuir a hacer del Tratado sobre el Comercio de Armas una realidad. Para mí, el motivo por el que todo esto importa es Julius Arile, un joven de Kenia que ha sido tanto agresor como víctima de la violencia armada. Ahora, utiliza su experiencia para hacer campaña por la paz y persuadir a otros jóvenes de que dejen las armas.

Julius se vio envuelto en la violencia armada de muy joven. A su hermano le dispararon durante un ataque a su pueblo para robar ganado. Entonces cogió un arma y se unió a otros jóvenes para emprender represalias. Cuando su mejor amigo murió a su lado dejo el arma y salió corriendo, descubriendo, así, su mejor habilidad y una nueva vida como corredor profesional.

A principios de este verano pasé una semana con Julius en Kenia. Viaje a su pueblo natal en West Pokot, en el noroeste del país, donde muchas personas han sobrevivido a la violencia armada. Las historias sobre cómo deben cuidar el ganado armados, sobre niños y niñas atrapados en el fuego cruzado, o sobre familias destrozadas por el conflicto eran sobrecogedoras, como también lo es su llamamiento al mundo para impedir que las armas sigan llegando a sus comunidades. Ninguna de las armas que matan a estas personas se fabrica en África y, sin embargo,  las vidas que sesgan sí son africanas.

Como corredor de maratones, Julius sabe mucho sobre ritmo, resistencia y, sobretodo, determinación. Todas aquellas personas que trabajamos para lograr un TCA sólido debemos buscar esas mismas cualidades en nosotros mismos.

Más información

Firma: Apoya un tratado de armas a prueba de balas

En profundidad: Informes Oxfam en apoyo a un Tratado al Comercio de Armas

Permalink: http://oxf.am/JEz