2012: Fenómenos meteorológicos extremos. Tres hechos y tres fotografías.

Richard Casson

Blog mensaje por Richard Casson

Oxfam Great Britain, Activista on-line
Comparte esta página: 

Mientras las negociaciones sobre cambio climático de Naciones Unidas continúan en Qatar a lo largo de esta semana, aquí tenéiss una muestra de los terribles efectos de algunos de los fenómenos meteorológicos extremos que tuvieron lugar en 2012 y que afectaron a personas de todo el mundo involucradas en la producción de los alimentos que comemos. 

HECHO: Junio de 2012 fue el 328º mes consecutivo en que la temperatura media mundial superó la temperatura media del siglo XX.

Así lo ha confirmado la National Oceanic and Atmospheric Administration (Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos). Esto quiere decir que es necesario remontarse a 1985 para encontrar la última vez que el mundo experimentó una temperatura inferior a la temperatura media del siglo XX. Y, tal y como los científicos señalan, las probabilidades de que estas elevadas temperaturas se den de forma natural son prácticamente nulas.

FOTOGRAFÍA: En 2010 Pakistán sufrió el peor desastre natural jamás recordado. El agua inundó hasta una quinta parte del país, provocando la pérdida de 8,4 millones de acres de cultivos. Se calcula que las inundaciones afectaron a 20 millones de personas. Este año, millones de personas quedaron expuestas a sufrir enfermedades y desnutrición debido a nuevas inundaciones.

Personas afectadas por las inundaciones usan un teleférico casero para cruzar el río en Chakdara, Pakistán. (Foto: EPD / Hammad Khan Farooqi)

HECHO: Un estudio publicado este año señala que el cambio climático contribuyó que se produjeran las sequías que afectaron a Rusia y a Texas en 2010 y 2011, respectivamente.

Aunque estas sequías no tuvieron lugar en 2012, las he incluído en este blog porque un estudio publicado este año reveló que la probabilidad de que el año pasado se produjera una sequía como la que afectó a Texas era 20 veces superior a la probabilidad de que esto sucediera en la década de los 60.  Asimismo, la sequía que afectó a Rusia en 2010, y que devastó las cosechas de cereales de uno de los principales países productores a nivel mundial, contribuyó a que este año el precio del trigo alcanzara cifras record, lo que tuvo un efecto devastador en países pobre como Yemen y otros países del norte de África. El resumen de este estudio está disponible online. Sin duda, una lectura fascinante.

FOTOGRAFÍA: Una extensa sequía –que afectó primero al Cuerno de África y, más tarde, al Sahel–  provocó una grave crisis alimentaria que ocupó los titulares internacionales. Los fondos recaudados a través de organismos donantes y de la ciudadanía alcanzaron los 4.000 millones de dólares. Sin embargo, se estima que el cambio climático podría provocar que el coste de responder a desastres similares en el futuro sea mucho mayor.

Un chico transporta garrafas de agua en Somalilandia. (Foto: Alun McDonald / Oxfam)

HECHO: El clima seco que este año afectó a toda América del Norte provocó una terrible sequía en más de la mitad del territorio continental de Estados Unidos.

Así, este año, el sector de la agricultura se ha visto gravemente afectado. Pero, al contrario que muchos de los agricultores y agricultoras de Estados Unidos, sus homólogos en los países en desarrollo no tienen planes de seguros que amortigüen los efectos de la crisis ni, tampoco, acceso a semillas resistentes a la sequía.

FOTOGRAFÍA: Aunque  la atención del mundo entero se centró en Nueva York durante el paso de la tormenta Sandy, este mismo huracán también golpeó a Haití –un país que aún sufre las consecuencias del terrible terremoto de hace casi tres años– , provocando la muerte de 50 personas, dejando sin hogar a 200.000, y destruyendo, aproximadamente, 90.500 hectáreas de tierras de cultivo.

Calles inundadas y destruidas en Haití. (Foto: Welthungerhilfe-German Agro Action / Flickr.com)

Así, 2012 ha sido otro año turbulento a nivel meteorológico y esto  ha causado estragos en el sistema alimentario mundial. Aunque no todos los fenómenos meteorológicos extremos pueden atribuirse al cambio climático, los científicos confirman que el aumento de las probabilidades de que éstos ocurran o de que sus efectos sean mucho más severos sí está ligado al cambio climático. A medida que la temperatura del planeta aumenta y los fenómenos meteorológicos extremos se convierten en el nuevo patrón, si no se emprenden acciones urgentemente para reducir las emisiones y se invierte en medidas para ayudar a las personas en riesgo a adaptarse a los efectos del cambio climático, los costes de hacer frente a las consecuencias no dejarán de aumentar.

Más información

Mira esta infografía que muestra claramente los efectos de los fenómenos meteorológicos extremos.

Descárgate el informe: Clima al límite, precios al límite: El coste alimentario del cambio climático. 

Únete a la campaña CRECE para asegurar que todo el mundo tenga suficiente para comer.