Haití: Tres aniversarios del terremoto; tres momentos de la reconstrucción

Agathe Nougaret

Blog mensaje deAgathe Nougaret

Oxfam Great Britain, Coordinadora de urbanismo en Haití
Comparte esta página: 

No puedo creer que ya hayan pasado tres años desde el terremoto que sacudió Haití en enero de 2010. Yo no estaba en Haití le 12 (expresión local para referirse al día del terremoto) y no pude ver con mis propios ojos la magnitud ni del caos ni de la solidaridad de las personas. Llegué meses más tarde, cuando se suponía que el proceso de reconstrucción debía comenzar, una vez los equipos de rescate y de emergencia hubieran hecho su trabajo.

12 de enero de 2011

Pasé el primer aniversario del terremoto en las escaleras de la catedral, destruida, en el centro de Puerto Príncipe. En medio de la crisis política, los haitianos dejaron de quemar llantas para demandar que su voto fuera tenido en cuenta, y todo el mundo se reunió delante de este símbolo de desesperación, vestidos de blanco y gritando de dolor. Fue tan sobrecogedor... No estaba preparada para las preguntas.

Mucha gente se acercó a mí, por ser extranjera, para preguntarme por qué la comunidad internacional no estaba ayudando a reconstruir casas para las víctimas y frenar la epidemia de cólera. Hice lo que pude para explicarles que la magnitud del desastre había pillado a todo el mundo por sorpresa y que establecer asentamientos temporales, es decir, campamentos, era una tarea complicada y pesada.

Les dije que, gracias a los esfuerzos de las ONG, había menos víctimas del cólera en los campamentos, pero mi voz se perdió entre el fervoroso clamor religioso. ¿Qué podía decir? ¿Cómo podía justificar el punto muerto en el que se encontraba Haití? Sin tierras, sin Gobierno... No tenía palabras para consolar a las personas que sufrían a mi alrededor.

12 de enero de 2012

El año pasado fui al cementerio de Puerto Príncipe para celebrar el segundo aniversario del terremoto. Ahí conocí a algunos de los trabajadoresdel cementerio que durante los días siguientes al terremoto tuvieron que enterrar a miles de personas. Sus historias me produjeron escalofríos. Junto a la escultura en conmemoración del terremoto conocí a un poeta y a un pintor que me explicaron como su arte les había ayudado a superar el trauma. Aún tenían esperanza.

Durante el año anterior se habían eliminado muchos escombros. El nuevo presidente había prometido emprender acciones en aquello que más importaba, la educación de los niños y niñas de Haití. Las ONG habían comenzado a reparar casas e incluso a construir algunas nuevas. 

Durante la Navidad, el campamento frente a mi oficina había sido desocupado gracias a un programa de reubicación del Gobierno haitiano, dirigido por organizaciones internacionales. Había estado involucrada en el programa y me sentía orgullosa.

Fue difícil dar estos pequeños primeros pasos mientras allanábamos el camino para incrementar nuestros esfuerzos y lograr una mayor reubicación y reconstrucción.

12 de enero de 2013

Aún no he decidido dónde pasar el aniversario del terremoto. Quiero ir a algún lugar significativo, donde me sienta parte de la comunidad haitiana.

He pensado en ir a la barriada de Villa Rosa, donde participé en un proyecto de varias ONG, que terminó el pasado junio y a través del cual se construyeron 600 casas.No quiero unirme al coro de críticas que afirman que los grandes propietarios de tierras nunca nos ayudarán a reconstruir el país, que el Gobierno no hace su trabajo y que 358.000 personas aún viven en campamentos. Puede que tengan razón, pero yo quiero celebrar los éxitos logrados este año.

Hemos encontrado formas de involucrar a la comunidad en la planificación, reconstrucción y gestión de los barrios, y hemos contribuido a lograr que el Gobierno vea las barriadas pobres como un reto y no como una amenaza. También hemos trabajado duro para convencer a los donantes de que nos permitan replicar estos primeros proyectos piloto.

Hace tres años la tarea parecía gigantesca pero, poco a poco, lo estamos logrando. Eso es lo que quiero recordar este 12 de enero.

Agathe Nougaret es una experta en planificación urbana francesa. Vive y trabaja en Haití desde diciembre de 2010. En agosto de 2012 se unió al equipo de Oxfam como coordinadora de planificación urbana.

Más información

Terremoto en Haití 2010