Comfort Adeniyi, es agricultora de cacao, en el suroeste de Nigeria.
Comfort Adeniyi, una agricultora de cacao, en su granja en Ayetoro-Ijesa, en el suroeste de Nigeria. Foto: George Osodi/Panos for Oxfam America

El sabor amargo del cacao

5 Marzo, 2013 | CRECE, Justicia de género

La semana pasada lanzamos la campaña Tras la marca, y la empezamos con un llamamiento a Mars, Mondelez International y Nestlé para que dejen de ignorar a las mujeres que trabajan en sus cadenas de suministro de cacao. Entre las tres, estas empresas obtienen unos beneficios netos de más de 45 mil millones de dólares anuales con las ventas de sus golosinas. Pero el negocio no es tan redondo para las mujeres que forman parte de las cadenas de suministro de este producto (tanto cultivadoras como recolectoras).

Más de 11.000 personas ya han pasado a la acción. La gente adora el chocolate de estas empresas, pero detestan el trato que se dispensa a las mujeres de sus cadenas de suministros de cacao.

La acción ya ha suscitado una respuesta inmediata por parte de Mars en un blog en el que describen su Iniciativa para el cacao sostenible.

“…la Iniciativa para el cacao sostenible está diseñada para trabajar con estas comunidades para ayudar a aliviar flagelos sociales como la pobreza, la carencia de educación y la falta de oportunidades centrándose en los principales desafíos a los que se enfrentan los agricultores. Reconocemos el importante rol de la mujer a la hora de solucionar estos problemas y para que estas comunidades avancen”.

Desde Nestlé nos agradecieron por haberlos colocado en primer lugar en nuestra tabla de puntuaciones de “Tras la marca” y respondieron, en alusión a su trabajo con los agricultores: 

“Al trabajar de forma cooperativa con más de 600 mil agricultores que nos ofrecen su materia prima, nos encontramos en una posición primordial para conseguir un impacto real”.

La respuesta de Mondelez destacaba la importancia de su iniciativa Cocoa Life: 

“Desde octubre, hemos destinado 600 millones de dólares a invertir en 10 años en nuestras iniciativas Cocoa Life y Coffee Made Happy [La vida del cacao y Café feliz, respectivamente], a fin de construir unas comunidades vibrantes, sostenibles en cuanto a producción, que garanticen beneficios a millones de personas del mundo en desarrollo”. 

Es necesario un cambio fundamental

La verdad es que ya sabemos que las tres empresas tienen proyectos cuya intención es ayudar a los agricultores. También sabemos que estos proyectos, en algunos casos, han tenido un gran impacto sobre las mujeres y los trabajadores. Pero los proyectos de los que estas empresas hacen gala son apenas una mínima parte de lo indispensable. Es necesario conseguir cambios fundamentales en las políticas que realmente rigen la forma de hacer negocios de estas empresas.

Juntas, Mars, Mondelez y Nestlé, compran casi un tercio de todo el cacao recolectado a nivel global. Tienen el poder de influenciar a los proveedores, a gobiernos y a autoridades de certificación, y pueden influenciar cambios en las políticas y en las prácticas del sector.

Ninguna de las 3 empresas obtiene buenas puntuaciones en sus políticas sobre la mujer en nuestra tabla de puntuaciones de Tras la marca, y Mars y Mondelez incluso obtienen las puntuaciones más bajas, lo que significa que sus políticas para con las mujeres ni siquiera encajan con lo que se espera en la actualidad.

La campaña Tras la marca de Oxfam define tres pasos clave para que Mars, Mondelez y Nestlé acaben con el trato injusto hacia las mujeres en sus cadenas de suministro del cacao.

Las tres empresas han demostrado que están dispuestas a comprometerse en cuanto a temas importantes como la certificación de la fuente de su cacao. Ahora ha llegado la hora de que estos gigantes del chocolate muestren su liderazgo en relación con los derechos de las mujeres. 

Suma tu voz a nuestra acción y participa en la acción Thunderclap el 8 de marzo.

¿Quieres más información? Lee el informe: Tras la marca. El papel de las 10 grandes empresas de alimentación y bebidas en el sistema alimentario 

Permalink: http://oxf.am/3jQ