Vídeo: La lucha contra el acaparamiento de tierras en Filipinas y otros lugares

19 Abril, 2013 | CRECE

50.000 seguidores de Oxfam vigilan que el Banco Mundial cumpla sus compromisos relativos al acaparamiento de tierras

Patricia es madre de seis hijos y vive en un pequeño pueblo llamado Casiguran, en Filipinas. Hasta hace poco, ella y su marido vivían cerca del mar, donde se ganaban la vida gracias a la pesca. Pero hace dos años, Patricia y su familia fueron obligadas a abandonar su hogar debido a un supuesto proyecto de “desarrollo”.

Nadie les pidió su opinión, no recibieron compensación alguna y la casa de sustitución prometida aún no ha sido construida. Patricia y su familia viven ahora en un alojamiento temporal, lejos del mar, su fuente de ingresos, sin saber qué pasará.

Este vídeo nos cuenta la historia de Patricia y de otras personas en su misma situación, cuyos hogares y comunidades se ven amenazados por el acaparamiento de tierras. No podemos deciros sus verdaderos nombres ni mostraros sus rostros porque esto pondría en peligro su seguridad. Pero no son víctimas pasivas, muy al contrario: han alzado sus voces para protestar contra el acaparamiento de tierras que amenaza con destruir sus comunidades y sus medios de vida.

Y no están solas. Por todo el mundo, miles de personas ya se están posicionando contra esta “fiebre mundial” por la tierra. Desde Guatemala hasta la India, pasando por Philippines y Tanzania, la gente se está alzando para exigir que sus derechos sobre la tierra sean respetados.

Derechos sobre la tierra

En Oxfam llevamos años apoyando a las comunidades a demandar estos derechos. Desde octubre de 2012, también hemos reclamado al Banco Mundial que suspenda sus inversiones en tierra a gran escala mientras crea una normativa más adecuada para ayudar a detener el acaparamiento de tierras.

Si bien el Banco Mundial no se halla directamente implicado en el caso de Patricia, sí presta financiación para numerosas adquisiciones de grandes extensiones e influye en las condiciones de compra y venta de tierras a escala global. Esto significa que tiene poder para ayudar a frenar el acaparamiento, así como para proteger mejor los derechos sobre la tierra en todo el planeta.

50 mil voces

La semana pasada, tras seis meses de campaña, el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, reconoció la magnitud del problema del acaparamiento de tierras y se comprometió a revisar las prácticas al respecto de su institución. Esto es una buena noticia pero, desgraciadamente, el Banco Mundial no se ha comprometido a suspender sus inversiones mientras tanto y en algunas áreas sus planteamientos se quedan muy cortos. 

Las reuniones de primavera del Banco Mundial comienzan hoy; puesto que esta institución se ha negado a recibir nuestra petición, firmada por más de 50.000 personas de todo el mundo, nuestra organización y miles de seguidores de todo el mundo actuaremos para que no se olviden todas estas firmas.

Estaremos pendientes para asegurarnos de que el Banco Mundial no sólo cumple sus compromisos, sino que haga más para garantizar que los derechos sobre la tierra de las personas que viven en la pobreza sean protegidos adecuadamente.

Permalink: http://oxf.am/UwH