Zapatos azules
Estos zapatos y la ropa que llevaba es lo único que Reema pudo recuperar después de que su casa de Siria fuera bombardeada hace un año. Foto: Sam Tarling/Oxfam

Refugiados de Siria: Reema, una chica cuyo rostro nunca veréis

29 Mayo, 2013 | Conflicto y Desastres

Hoy conocí a una chica cuyo rostro nunca veréis porqué le asusta mucho lo que sucederá cuando regrese a Siria. “No quiero que me saquen fotografías porque me preocupa que cuando volvamos a Siria nos pueda pasar algo”. Os voy a citar literalmente lo que me dijo, y pensaréis que me lo inventado, pero no es así. Tiene 12 años pero parece tener 25.

Vive en el Líbano, en el primer piso de una casa aún en construcción. Hay montones de escombros y hormigón por todas partes, no hay ventanas, no hay comodidad. Ella duerme en una pequeña habitación con sus padres y cuatro hermanos. Acabo de terminar de hablar con alguien más cuando ella llega y empieza a hablar conmigo en una mezcla de inglés y árabe.

La primera cosa que dice es: “yo estaba en la escuela cuando fue bombardeada. Algunos de los niños murieron. Todos huimos. Nosotros nos fuimos de Siria porqué teníamos miedo de los bombardeos. Cuando vimos el bombardeo en la escuela, pensamos que estaban bombardeando todas las escuelas del mundo”. Es una de las coses más tristes que he escuchado.

Durante su huida, la familia pasó tres meses viviendo bajo tierra sin electricidad. Foto: Sam Tarling/Oxfam

“Echo de menos a mis amigos”, me dice, “echo de menos a mis profesores, mis clases, mi clase de inglés, mi clase de árabe, las de música. Ahora solo estoy sentada aquí todo el día”. Su madre añade: “ella se aburre mucho y llora. No dejo que los niños salgan a la calle porque no quiero que tengan problemas con otros niños. Me asusta que puedan caerse y hacerse daño. No tengo dinero para ningún tratamiento médico. "

Ella sigue: “no tengo lápiz, no tengo papel, nada. Me levanto por la mañana, veo los niños irse al colegio y lloro porque no tengo el derecho a ir a la escuela. Entonces me siento aquí y recuerdo nuestra casa en Siria, antes del conflicto. "

“No sé qué ha sido de mis amigos”

Mirando alrededor de la pequeña zona que ahora es su hogar, ella me comenta: “movimos arena y piedras con nuestras propias manos para tratar de tener algún tipo de vida normal aquí. Hay muchas ratas. Las he visto. Nos ponemos enfermos por su culpa”. Hace un año que su casa de Siria fue destruida por un bombardeo. Desde entonces, han ido huyendo de un lugar a otro. Cada vez que el conflicto empeoraba, la familia se trasladaba de nuevo. Llegaron a vivir tres meses bajo tierra sin electricidad.

Ella es la persona de 12 años más elocuente que he conocido. Me comentan que iba a un colegio para estudiantes brillantes y que estaba en el nivel superior.  No me queda ninguna duda de que ella adora la escuela. Repite una y otra vez las clases, cita a los profesores y amigos que amaba y explica como muchos de ellos murieron. “No sé qué ha pasado con mis amigos. No sé si están aquí, en el Líbano o en Siria”. Cuando su escuela fue bombardeada por primera vez, “afectó solo a un pequeño rincón y seguimos yendo al colegio, pero luego fue bombardeada de nuevo y ya no pudimos volver”.

Un año sin ir a la escuela

Este reducido espacio hace las funciones de cocina. Foto: Sam Tarling/Oxfam

Observamos el pequeño espacio que tienen para cocinar. Ella me mira y se disculpa, “Lo siento, he olvidado la palabra en inglés”. Se refiere a la cocina. Durante el resto del tiempo que estamos juntas sigue disculpándose. “Ha pasado un año desde que dejé la escuela y estoy olvidando muchas coses. Los profesores solían llevarme a otros colegios en representación del mío. Además de las clases, solía aprender inglés per mí misma leyendo libros”.

Antes de irme, ella me dice: “Yo amaba mi ciudad, mi escuela, a mis amigos. ¡Quería a mis profesores!". Sus últimas palabras son: “¿Volverás a visitarnos?”. 

Su nombre es Reema, significa el olor de las flores en primavera.

La familia de Reema recibirá dinero en efectivo como parte del programa de transferencia de efectivo de Oxfam. Este dinero está destinado a ayudar a las familias como la suya a pagar el alquiler durante los próximos dos meses. Ellos recibirán dos pagos de 150 dólares.

Haz un donativo

Nuestro objetivo es proporcionar ayuda de emergencia a 650.000 personas en el Líbano, Jordania y Siria durante los próximos 12 meses. Sin embargo, nuestro trabajo solo cuenta por ahora con el 23% de la financiación necesaria. Todavía necesitamos tu apoyo.

Haz una donativo para la respuesta de Oxfam ante la Crisis de Siria

Más información

Crisis en Siria

Permalink: http://oxf.am/UfL