Llamamiento de la ONU para Siria: ¡Los Gobiernos deben destinar fondos ya!

Josephine Whitaker

Blog mensaje deJosephine Whitaker

Técnica de campañas globales
Comparte esta página: 

"No tenemos agua, sufrimos cortes de electricidad y hay ratas y ratones por todas partes.Todo está sucio. Es imposible mantener nada limpio. Hay goteras en el tejado... En Siria jamás vivimos así. Nunca pensamos que llegaríamos a vivir en estas condiciones". Yasmin*, 33 años, cuatro hijos.

A medida que la situación en Siria se deteriora, el número de personas desplazadas por el conflicto no deja de aumentar cada día. Yasmin, refugiada siria en Líbano, es una de los 1,6 millones de personas que se estima viven como refugiados en los países vecinos. Además, dentro del propio país, otros 4,25 millones de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares.

Se trata de una crisis humanitaria de proporciones dramáticas; una para la cual la comunidad internacional no está preparada. Por eso, Naciones Unidas ha lanzado hoy el mayor llamamiento de su historia, solicitando 5.000 millones de dólares para proporcionar ayuda humanitaria al país. Puede parecer mucho dinero, pero es tan sólo el reflejo de la escala de la crisis que sufre Siria y sus países vecinos.

A medida que el conflicto, que ya se ha cobrado 80.000 vidas, se agrava, en Siria el acceso a servicios sociales básicos es cada vez más difícil. En las comunidades refugiadas, las familias luchan por lograr adquirir alimentos, agua y refugio. Los empleos son escasos. Daher es un ejemplo:

"En Siria era mecánico de coches pero también trabajaba como taxista y tenía una pequeña tienda en la que vendía carne a la parrilla.Siempre estaba ocupado haciendo cosas. Me resulta muy duro no poder trabajar y proporcionar sustento a mi familia, especialmente ahora que están sufriendo tanto.He buscado trabajo pero aquí no hay empleo".

Su situación es común entre las familias sirias refugiadas en Líbano y Jordania. A medida que el número de personas refugiadas aumenta, el coste del alquiler se incrementa y el número de empleos disponibles disminuye. Sin trabajo, muchas personas no tienen otra opción que depender de la hospitalidad de las comunidades que les acogen, muchas de las cuales deben enfrentarse a sus propios problemas.

La situación en los campos y asentamientos de refugiados que generosamente acogen a sus vecinos sirios es difícil. Tras un largo y frío invierno, el verano se acerca y las familias deben enfrentarse ahora a las altas temperaturas y al aumento del riesgo de enfermedades. Los niños y las niñas no van a la escuela desde hace ya dos años. Mientras el 38% de los menores en edad de enseñanza primaria consigue asistir al colegio, sólo el 2% de los niños y niñas en edad de enseñanza secundaria lo hacen.

Desde Oxfam acogemos con satisfacción el llamamiento de Naciones Unidas e instamos a los Gobiernos de todo el mundo a garantizar que asumen su responsabilidad y proporcionan fondos suficientes para el llamamiento. A medida que, día a día, la situación en Siria se agrava y cada vez más refugiados huyen a los países vecinos, la necesidad de ayuda humanitaria urgente aumenta. Naciones Unidas estima que, para final de año, el número de personas que se habrán visto obligadas a abandonar Siria aumentará hasta los 3,75 millones. Muchos Gobiernos ya han contribuido generosamente a la respuesta a esta crisis, pero no es suficiente. Incluso en tiempos de crisis económica, los Gobiernos no pueden buscar excusas para eludir su responsabilidad de buscar fondos y proporcionar ayuda. Los ciudadanos y ciudadanas sirias ya han sufrido suficiente. No podemos permitir que también paguen el fracaso de la comunidad internacional de responder a sus necesidades.

* Los nombres son ficticios.

Pide a los gobiernos que destinen fondos para esta emergencia

Tuits sobre "#Aid4Syria"

Más información

Crisis en Siria: Situación actual y la respuesta humanitaria de Oxfam