Fragmento del vídeo de presentación del nuevo Plan Estratégico de Oxfam

La fuerza de las personas contra la pobreza

17 Junio, 2013 | General

Me siento privilegiada de haberme unido a Oxfam Internacional justo en el momento en el que adopta su nuevo Plan Estratégico, que lleva por título La fuerza de las personas contra la pobreza. Para mí, es la mejor manera de transmitir el trabajo que Oxfam y sus organizaciones socias desarrollan en todo el mundo.

Hoy en día, 1.000 millones de personas viven sumidas en la pobreza en todo el mundo. Y, a medida que durante la próxima generación la población del planeta aumente de 7.000 a 9.000 millones de personas, 2.000 millones vivirán en condiciones de extrema pobreza. Oxfam trabaja para cambiar estas estadísticas.

El cambio real llegará a través de personas corrientes. Personas, y especialmente mujeres, que con sus voces reivindicarán su fuerza y harán del mundo un lugar diferente. Oxfam quiere contribuir a empoderar a las personas que viven en la pobreza para que transformen sus vidas.

Y cuando hablamos de "reivindicar su fuerza", nos referimos a mujeres y hombres que ejercen su derecho a ser escuchados, asumen el control de su propio destino y exigen justicia. Nos referimos a mujeres y hombres que exigen a Gobiernos y empresas que rindan cuentas.

Nueva estrategia

Éste es el núcleo de la nueva estrategia de Oxfam: la certeza de que, tras siete décadas de lucha para aliviar el hambre, acabar con la pobreza y lograr una mayor igualdad y justicia, se consiguen resultados cuando las personas son empoderadas. Este es el motivo de que, a través de un plan sencillo, claro y centrado en lograr seis objetivos, dos de estos estén diseñados para fortalecer de forma directa la fuerza de las personas.

El primero está centrado en el derecho de las personas a ser escuchadas, o lo que llamamos "alzar la voz para decidir". El simple hecho de exigir y ejercer los derechos y participar en la toma de decisiones pública supone todo un progreso para las personas excluidas en los márgenes de la sociedad. Oxfam trabaja con mujeres y hombres para que ejerzan sus derechos y para llevar las cuestiones que les afectan a las agendas políticas públicas.

El segundo, especialmente importante para mí, justifica que toda la labor de Oxfam se desarrolle bajo el prisma de los derechos de las mujeres. Reivindicando su liderazgo, éstas pueden incrementar su propio bienestar y beneficiarse de la contribución que mujeres y niñas hacen a sus sociedades y economías.

Ambos objetivos son el telón de fondo de nuestros otros cuatro objetivos centrados en salvar vidas en desastres humanitarios y prepararse ante futuras crisis; en unos sistemas alimentarios sostenibles para todas las personas; en un reparto justo de los recursos naturales; y en garantizar fondos suficientes para impulsar el desarrollo humano.

Cambiar con el mundo

¿Por qué estos seis objetivos? Porque el mundo ha cambiado y continúa cambiando. Hemos sido testigos de cómo, durante los últimos veinte años, el mundo ha dado pasos de gigante y 660 millones de personas han conseguido salir de la pobreza. También se han incrementado la esperanza de vida y los ingresos medios en muchos países. Celebramos estos logros y también aprendemos.

Pero, sin embargo, cuando miramos más allá de estos magníficos logros vemos algunas deficiencias graves. Y ninguna es inevitable.

La pobreza se incrementa a medida que la población del planeta crece. El cambio climático provocará un aumento de las temperaturas globales de dos grados o más, que dañarán algunos sistemas alimentarios y provocarán desastres relacionados con el clima. El 97% de las personas que viven en la pobreza carecen de redes de seguridad y la mitad de todas ellas viven atrapadas en Estados frágiles o asolados por el conflicto. Mientras, algunas personas y empresas continúan ocultando billones de dólares para no pagar impuestos en un mundo en el que un tremendo sobreconsumo agota los recursos naturales.

La fuerza de las personas

La pobreza y la desigualdad tienen muchas causas y Oxfam trabaja a través de diversos enfoques y canales interrelacionados para abordarlas. El mundo cuenta con los medios y conocimientos suficientes para encontrar una solución a la pobreza y la desigualdad mundial. Pero primero debe haber un cambio en las dinámicas de poder entre las personas, los Gobiernos y la industria.

Oxfam seguirá estando ahí, proporcionando servicios, herramientas y capacitación, así como ayuda de emergencia cuando ésta sea necesaria. Pero debemos sacar el máximo partido a este trabajo y contribuir a cambiar las políticas y prácticas que provocan la desigualdad y la exclusión.

Nos centraremos, cada vez más, en forjar nuevas alianzas, proporcionar evidencias, abrir puertas hacia los responsables de la toma de decisiones, ayudar a acabar con políticas y prácticas dañinas y proporcionar apoyo a las personas para que aprovechen aquellos momentos en los que lograr un cambio resulte más factible. Se trata de aprovechar al máximo la fuerza de las personas para acabar con la pobreza.

Más información

Los 6 objetivos para luchar contra la pobreza.

Vídeo: La fuerza de las personas contra la pobreza.

Conoce nuestro plan estratégico 2013-2019

Permalink: http://oxf.am/UAW