El día en que nació nuestro querido bebé

Rachel Edwards

Blog mensaje deRachel Edwards

Oxfam Great Britain, Asistente de Campaña
Comparte esta página: 

Mientras el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados anunciaba el martes que el número de refugiados sirios registrados que ha huido de Siria ha alcanzado los dos millones, te traemos noticias más felices de nuestra querida amiga Liqaa’. 

Si has seguido nuestra campaña a favor de una solución política para la crisis en Siria, sabrás que Liqaa’ se prestó a ser el rostro de nuestra campaña cuando a principios de este año llegó al campo de Za'atari en avanzado estado de gestación.

El mes pasado dio a luz a una niña sana llamada Limar.

Un momento mágico

Cuando fuimos a visitarla, Liqaa' nos contó cómo fue la llegada de Limar:

"Fue un día precioso para mi marido, Basel, y para mí. Por fin conocimos a nuestro querido bebé. Me sentí muy feliz. Tras el nacimiento me encontraba muy cansada pero después de verla se me pasó todo el cansancio".

Sin embargo,  el día que iba a ser uno de los más felices de su vida se llenó de tristeza al no poder compartir este momento mágico con el resto de su familia, en Siria.

“Ese día eché mucho de menos a mi familia. Lloré y aún en este momento les echo de menos. Pienso en volver pero no es seguro. Quería dar a luz en Siria y estar junto a mi familia pero era demasiado peligroso".

Criar a un niño en un campo de refugiados

Aunque Liqaa' se ha acostumbrado a su nueva forma de vida en el campo de refugiados de Za'atari, tras dar a luz se ha dado cuenta de lo difícil que es criar a un niño en un campo de refugiados.

"Resulta muy difícil criar a un bebé aquí. Durante el día hace demasiado calor para ella y, por la noche, demasiado frío. Es difícil conseguir medicinas y atención sanitaria en los hospitales. Los adultos pueden arreglárselas con los servicios disponibles pero para los niños y niñas es mucho más difícil".

La historia de Liqaa' y Basel no es única. Y teniendo en cuenta los lentos progresos hacia una solución política al conflicto, no serán los últimos en ser padres en estas circunstancias. Limar es sólo una de los dos millones de personas refugiadas a las que la comunidad internacional ha defraudado y quienes pagan el precio del conflicto.

Ayúdanos a "voler a nuestro futuro"

Como portavoz de nuestra campaña a favor de una solución política para la crisis en Siria, Liqaa' nos ha contado qué ha significado para ella convertirse en madre y cuál cree que es la mejor solución para Siria ahora:

"Hace un tiempo, dije que necesitábamos la paz en Siria para nuestros hijos e hijas. Ahora que Limar ha nacido, para mí es aún más importante recuperar nuestro país, que ella pueda crecer allí, con nuestra familia. Lo que me gustaría es que la comunidad internacional ayudara a la población siria a encontrar una solución política y a poder volver a nuestro país y a nuestras vidas.... a nuestro futuro".

Ayuda firmando la petición para que empiecen las conversaciones de paz hoy.

Puedes hacer un donativo para la respuesta humanitaria de Oxfam para la crisis de Siria.

Más información

Liqaa' es una amiga

Por qué las negociaciones de paz son la única solución para Siria

Crisis en Siria