Coca-Cola, PepsiCo y Associated British Foods: lo que dicen y lo que sabemos

3 Octubre, 2013 | CRECE

Coca-Cola, PepsiCo y Associated British Foods (ABF) han reaccionado de diferente forma ante el nuevo informe  de Oxfam en el que denunciamos casos de acaparamiento de tierras y conflictos relacionados con sus cadenas de suministro de azúcar, así como la necesidad de que, en consecuencia, refuercen sus políticas al respecto.

Los hechos valen más que las palabras

ABF lo niega. Afirma que siempre ha contado con un concienzudo enfoque sobre la tenencia de la tierra; que el llamamiento de Oxfam a que aplique una política de tolerancia cero ante el acaparamiento de tierras sería tan sólo un gesto "vacío"; y que la prueba más honesta que una organización puede mostrar es lo que hace y no sólo lo que dice.

¡Estamos de acuerdo! Los hechos valen más que las palabras. Por ese motivo, exactamente, pedimos a ABF que refuerce sus sistemas, para garantizar que sus actividades y las de sus proveedores no provocan acaparamientos de tierras o conflictos sobre la tierra.

Las evidencias demuestran que sus políticas no son lo suficientemente sólidas. La empresa tan sólo obtuvo una puntuación de 1 sobre 10 en nuestro análisis de sus políticas relacionadas con la tierra. Resulta alentador que haya reconocido la importancia de asociarse y negociar con las comunidades locales de los sitios donde tiene su negocio del azúcar. Pero los consumidores deben saber que ABF, en todas sus marcas y negocios, tiene un compromiso de tolerancia cero sobre el acaparamiento de tierras. Esto requiere una mayor transparencia por parte de ABF.

Mucho por hacer

Coca-Cola señala que cuenta con políticas para abordar los problemas que hemos denunciado y que están trabajando con Oxfam para solucionarlos. Desafortunadamente, no estamos de acuerdo con ninguna de las dos afirmaciones. La empresa tan sólo obtuvo una puntuación de 2 sobre 10  en la reciente evaluación de sus políticas en el ámbito de tierras.

Está claro que debe hacer mucho más para poner en orden las cosas. Aunque desde Oxfam estaríamos encantados de trabajar con Coca-Cola, aún no hemos llegado a ese punto con ninguna de las empresas. Nuestra puerta estará siempre abierta.

Hacen falta más garantías

PepsiCo dice tomarse muy en serio cualquier problema relacionado con sus proveedores y nos ha asegurado que cumple con todas las leyes aplicables. Nos congratula saber que la empresa ha abordado este problema con sus proveedores pero parece que PepsiCo no ha comprendido la clave del problema.

No se trata de respetar las leyes pertinentes –aunque en algunos de los casos mostrados está claro que no lo hace– sino de que las empresas garanticen que sus proveedores hacen lo correcto en lo que respecta a la tenencia de la tierra. Una empresa no puede esconderse tras una ley nacional frágil. De acuerdo con los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre las empresas y los derechos humanos (UNGP, siglas en inglés), es necesario mantener unos elevados estándares comunes en todas partes y, especialmente, en aquellos países en los que la legislación es menos garantista.

PepsiCo también debe emprender acciones para garantizar que pone en práctica políticas más sólidas para prevenir los conflictos sobre la tierra relacionados con su cadena de suministro. Sus actuales políticas simplemente no logran este objetivo. Esta empresa también obtuvo una calificación de tan sólo 2 puntos sobre 10  en nuestra tabla de clasificación de Tras la marca.

Conclusión

Ninguna de estas empresas está haciendo lo suficiente para abordar el fenómeno de acaparamiento de tierras. Oxfam y las personas a las que les gustan sus productos esperan más. Confiamos en tener noticias suyas en la próximas semanas.

Mientras, puedes unirte a la campaña y expresar tu opinión a través de nuestra página web .

Permalink: http://oxf.am/Urb