Emotivo discurso del embajador de Filipinas: un poderoso alegato para luchar contra el cambio climático

12 Noviembre, 2013 | CRECE, Conflicto y Desastres

Ayer, durante la jornada inaugural de la cumbre del clima de la ONU en Varsovia, representantes de países de todo el mundo llenaron la sala de conferencias para escuchar a Yeb Sano, principal negociador sobre el clima de Filipinas. En su intervención, describió “la devastación inimaginable, horrible y sin precedentes que el tifón Haiyan ha dejado a su paso –el mayor tifón de la historia reciente–”.

En un emotivo llamamiento, Yeb relató su agónica espera hasta que tuvo noticias de sus familiares, el alivio que sintió cuando supo que su hermano había sobrevivido, así como las traumáticas experiencias que ha sufrido durante los últimos días, en los que “hambriento y exhausto, amontonaba los cadáveres de las víctimas con sus propias manos.” 

Fue, con diferencia, la intervención más emotiva que he escuchado desde que, hace años, empecé a seguir las idas y venidas de las negociaciones sobre el clima. Las conmovedoras y poderosas palabras llenaron la enorme y tan a menudo desangelada sala de conferencias, y devolvieron a los asistentes a la realidad de lo que supone el cambio climático para algunas de las personas más pobres y vulnerables del mundo. Las lágrimas corrían por las mejillas de muchos de los presentes.  

 cost of extreme weatherClima extremo

Si bien es imposible discernir si una tormenta, inundación u ola de calor en concreto se debe al cambio climático, la comunidad científica tiene claro que los fenómenos meteorológicos extremos como el tifón Haiyan serán más frecuentes según avanza el calentamiento mundial.   

No hay razones más convincentes que las palabras de Yeb Sano para reducir las emisiones de gases y ayudar a los países pobres a prepararse y adaptarse a un clima cada vez más extremo y errático. Sin embargo, no parece nada claro que los representantes de los países sentados en la mesa de negociaciones en Varsovia estén listos para reaccionar con la urgencia necesaria.   

Las personas que viven en las zonas devastadas de Filipinas necesitan de manera inmediata alimentos, agua y atención médica, y Oxfam está trabajando duro para proporcionar agua apta para el consumo y saneamiento a las familias de las zonas más afectadas. Pero las comunidades pobres de Filipinas, Bangladesh, Mozambique, Guatemala y el resto del mundo también necesitan ayuda para asegurarse de que puedan prepararse y adaptarse a un clima cada vez más extremo y errático.

Detengamos esta locura

Los Gobiernos pueden demostrar que realmente estaban escuchando a Yeb Sano y que están listos para reaccionar de manera urgente contra el cambio climático acordando en Varsovia la creación de un mecanismo internacional sobre la pérdida y el daño que aborde los efectos del cambio climático a los que no sea posible adaptarse  –como la pérdida de vidas o la destrucción de un país–.  

Los países desarrollados también deben declarar cómo van a cumplir la promesa que hicieron hace cuatro años en Copenhague de aportar 100.000 millones de dólares anuales a partir de 2020 para abordar el cambio climático; y deben  anunciar un compromiso financiero aquí y ahora para ayudar a los países pobres a afrontar los efectos del cambio climático. 

Los países pobres que se encuentran en primera línea antes los efectos del cambio climático necesitan saber que ese dinero estará disponible, que no provendrá de presupuestos de ayuda ya existentes y que no se concederá en forma de préstamos que difícilmente podrían devolver. Si bien es innegable que se trata de una cantidad de dinero considerable, es una gota de agua en el océano comparado con las inmensas sumas de dinero –hasta 90.000 millones de dólares anuales– que los países desarrollados gastaron en subsidios para los combustibles fósiles entre 2005 y 2011. 

Como dijo Yeb Sano, “Lo que está sufriendo mi país como resultado de este fenómeno meteorológico extremo es una locura. La crisis climática es una locura… y podemos parar esta locura aquí mismo, en Varsovia”. 

 

Más información

Haz un donativo para el trabajo de emergencia de Oxfam en Filipinas 

Lee el blog: Tres razones por las que espero que las conversaciones sobre el clima en Polonia sean como el país anfitrión

Únete a la campaña CRECE de Oxfam

Permalink: http://oxf.am/wos