Ponemos patas arriba el funcionamiento de las empresas alimentarias

Georgi York

Blog mensaje por Georgi York

Oxfam Great Britain, Técnica de campañas
Comparte esta página: 

El mundo tiene hambre de cambios. Movimientos sociales en todos los rincones del planeta lo demuestran. Y estamos pidiendo cambios en diferentes espacios, queremos reorganizar la forma como funcionamos como sociedad, gobiernos, empresas. Y justo en este último punto, el de las empresas, tenemos logros que contar. Durante los últimos doce meses Oxfam y cientos de miles de personas de todo el mundo se han unido para reorganizar el modo en que la industria agroalimentaria repercute en las personas y el planeta. ¡Y está dando resultado! Las cosas están cambiando. Se está logrando un cambio.

Todas las empresas, salvo General Mills, han mejorado sus puntuaciones generales desde febrero de 2013, gracias a tu apoyo. El llamamiento a las 10 mayores empresas de alimentación y bebidas para que utilizasen el gran poder que ostentan ha conseguido cambiar y poner patas arriba el modo en que operan.

Las puntuaciones iniciales, publicadas en febrero de 2013, eran de lo más decepcionantes, especialmente en lo que se refiere a dos cuestiones clave: ninguna de las 10 grandes había abordado la desigualdad a la que se enfrentan las mujeres que trabajan en explotaciones agrícolas de todo el mundo, y ni una sola empresa estaba velando adecuadamente porque sus proveedores respetasen los derechos de la tierra de las comunidades.

Entonces, ¿qué han conseguido los más de 395.000 activistas que firmaron la campaña, los inversores que representan miles de millones de dólares, y otros amigos de la sociedad civil?

Tratar de manera justa a las mujeres

Gracias a la participación de más 100.000 de vosotros y vosotras, Nestlé, Mondelez y Mars asumieron compromisos importantes para eliminar los retos a los que se enfrentan las mujeres en sus cadenas de suministro.

Después de que vuestros actos subrayasen la importancia de esta cuestión, Kellogg’s, Mars, Mondelez, Nestlé y Unilever firmaron los Principios para el Empoderamiento de las Mujeres de las Naciones Unidas, un compromiso al más alto nivel para hacer grandes esfuerzos a fin de mejorar las condiciones para las mujeres.

Detener el acaparamiento de tierras

Hace un año, el acaparamiento de tierras era uno de los grandes ausentes en las políticas de las 10 grandes. Seis de las diez empresas sólo obtuvieron un punto en tierras y apenas se reconocía la injusticia que provoca el acaparamiento de tierras, que expulsa a las personas de su hogar, arrastrándolas al hambre y a condiciones de vida de lo más indignas.

Pero después de que 270.000 de vosotros y vostras os unierais para hacer un llamamiento por la justicia agraria, Coca-Cola dio un paso al frente y se comprometió a mostrar tolerancia cero ante el acaparamiento de tierras en toda su cadena de suministro. Como parte de esto, Coca-Cola está llevando a cabo evaluaciones de impacto que incluyen la evaluación de los derechos de la tierra en Colombia y Guatemala.

Coca-Cola no ha sido la única en oír nuestra reivindicación de justicia. En total, siete empresas han mejorado sus puntuaciones en tierras con puntuaciones medias que han aumentado un 107%.  Aparte de Coca-Cola, 5 de las 10 grandes (Associated British Foods, Kellogg’s, General Mills, Nestlé y Unilever) se desmarcaron al comprometerse a respetar el principio de consentimiento libre, previo e informado de las comunidades con el fin de garantizar que pueden decidir sobre sus tierras. Después de que cientos de vosotros y vosotras enviaseis mensajes directamente a Twinings, una marca que posee ABF, vimos que se publicaba una política mejorada en materia de tierras al día siguiente, lo que demuestra el poder que tenemos como consumidores y consumidoras.

Gracias a la presión que has ejercido actualmente estamos manteniendo un diálogo con PepsiCo y, esperamos que esté cerca de que asuman un compromiso.

¿El motivo principal por el que podemos celebrar algunas puntuaciones? Tú.

Vuestras voces son potentes factores de cambio. Habéis demostrado la veracidad del viejo refrán que dice que ninguna empresa, por grande que sea, puede ignorar la opinión de sus clientes. O mi favorito, que "el cliente siempre tiene razón".

Ya han participado casi 400.000 mil personas como tú, comprometidas a conseguir que las empresas cambien para mejor. Y en las puntuaciones puedes ver que está funcionando.

Pero aún hay un largo camino que recorrer. En los temas en los que no os habéis pronunciado, se ha avanzado muy poco. Como ejemplo tenemos temas como agricultores y agricultoras, agua o trabajadores. Ni siquiera en tierras se ha avanzado mucho, si sumamos las puntuaciones de las empresas sigue siendo el tema con la puntuación más baja.  Tenemos que seguir luchando y desafiando a las empresas para que cambien.

A partir de ahora nos centraremos en una de las cuestiones más urgentes de nuestro tiempo. Actualmente, la previsión es deprimente. El cambio climático ya está teniendo unos efectos enormes en las vidas de agricultores, agricultoras y de comunidades de todo el mundo. La escala del desafío climático es mucho mayor que los esfuerzos que realizan estas empresas para reducir su impacto, pese a que los fenómenos meteorológicos extremos como el Tifón Haiyan de Filipinas, las constantes y desastrosas sequías de varias regiones de África y la sequía histórica de California son ejemplos preocupantes de lo que nos podría deparar el futuro.

2014 debe ser un año de firmes medidas sobre el clima por parte de todos y todas, y necesitamos que te sumes a nosotros.

Prepárate para las siguientes iniciativas que comenzarán en mayo, y hasta entonces, comparte nuestro vídeo y enseña al mundo que realmente podemos empezar a lograr un cambio cuando un número suficiente de personas nos pronunciamos.