"Tened fe en las mujeres sirias. Podemos lograrlo todo".

Jenny Enarsson

Blog mensaje deJenny Enarsson

Oxfam International, Asesora de género en la respuesta humanitaria de Oxfam en Siria
Comparte esta página: 

Días después de la cumbre de alto nivel sobre cómo acabar con la violencia sexual en los conflictos organizada por el Gobierno británico y Angelina Jolie en Londres, un grupo de mujeres sirias se reunió en Amman (Jordania). En esta reunión no hubo personas famosas ni cámaras de televisión. De hecho, su hubiese habido cámaras, muchas de las mujeres no habrían podido participar. 

Se trataba de una iniciativa de la Syrian Women’s Initiative for Peace and Democracy (SWIPD), una red de organizaciones de mujeres de la sociedad civil cuyo objetivo es influir en la búsqueda de una solución política a la crisis que sigue asolando Siria y afectando directamente a toda la región. Tras tres años de largo conflicto, el ambiente en Amman era sincero y sin sentimentalismos . Una de las participantes subrayó: "La comunidad internacional ha estado mirando a otro lado mientras nos íbamos sumiendo en esta situación; en este infierno”

La coalición, que cuenta con 49 miembros, se formó en vistas de las esperadas negociaciones de paz de Ginebra II que comenzaron en enero de este año para fracasar tras semanas de negociación entre las distintas partes del conflicto. Algunos de los miembros de la red son organizaciones consolidadas con vínculos internacionales, mientras que otras son grupos pequeños que están respondiendo a la crisis sobre el terreno y que no pueden ser ignoradas. En los meses previos a Ginebra II, estas líderes de grupos de mujeres de la sociedad civil, tanto de dentro como de fuera de siria, convinieron su visión y recomendaciones sobre cómo garantizar que los procesos de construcción de la paz y de recuperación incluyan la participación activa de las mujeres y aborden las cuestiones relacionadas con el género y las prioridades de los grupos de mujeres de la sociedad civil. Aunque sabemos por los conflictos que existen en todo el mundo que una mayor participación de las mujeres incrementa las posibilidades de éxito de los procesos de construcción de paz, finalmente estas organizaciones fueron excluidas de las negociaciones. 

Trabajando para la paz en distintas esferas

En Amman, la reunión se centró en planificar los próximos pasos. Se elaboró un plan de acción para fijar la futura dirección de esta iniciativa. La labor de Syrian Women’s Initiative for Peace and Democracy se centra principalmente en abogar por la reanudación de las negociaciones de paz, pero sus integrantes están convencidas de que esta se debe desarrollar nivel local, regional e internacional al mismo tiempo. Esto significa que las organizaciones de la sociedad civil, así como otras organizaciones comunitarias de base y las personas a título individual, deben participar y trabajar juntas y de forma paralela a los debates políticos de alto nivel entre Gobiernos, Naciones Unidas y otros actores internacionales para que la paz sea sostenible a largo plazo. La coalición argumenta que para ello, se debe incrementar el rol de las mujeres como portadoras de este mensaje de paz civil y seguridad. "A veces, los países occidentales solo quieren vernos como madres, mujeres y hermanas. Pero no queremos ser víctimas de estereotipos. Tenemos el derecho de participar en las negociaciones y en las decisiones sobre el futuro de nuestro país. Ese es nuestro papel y debe ser tomado muy en serio”. 

La voz de la amplia mayoría debe ser escuchada

Para que esta amplia gama de partes interesadas puedan colaborar en pro de la paz, es necesario fomentar la confianza para que las personas sirias de todo tipo de afiliación puedan trabajar juntas.

"Necesitamos empezar un proceso de paz basado en los intereses y preocupaciones comunes de todas las personas participantes. El pueblo sirio está cansado y quiere una solución pacífica. Las personas extremistas son solo el 5% en ambos bandos del conflicto. Debemos centrarnos en el 90% restante".

La implicación de la comunidad internacional es clave

Pero no solo las organizaciones de mujeres deben coordinar sus esfuerzos. También la comunidad internacional. Los miembros de la coalición fueron claros en cuanto a qué querían. Una de las participantes explicó:

"Necesitamos que la comunidad internacional presione para que las negociaciones de paz se reanuden. Y necesitamos apoyo para que nuestra voz sea tenida en cuenta en el proceso de paz. Queremos que la comunidad internacional nos ayude a construir un Estado democrático; el Estado con el que soñamos”. 

Cuando la reunión en Amman estaba a punto de terminar y todas las participantes se pusieron en pie dispuestas a marcharse, una de ellas tomó el micrófono: 

"Antes de que nos marchemos, quiero contaros una historia. Hace un año, un grupo armado entró en mi pueblo. Actuaron con violencia. Los hombres no podían salir a la calle porque corrían el peligro de ser tiroteados o secuestrados. Al final, fueron las mujeres quienes rodearon a los combatientes y los echaron del pueblo. Me gustaría decirle a la comunidad internacional que tenga fe en las mujeres sirias. Podemos lograrlo todo".

Información relacionada

Crisis en Siria: el trabajo de Oxfam