Fútbol por la paz: la fiebre del Mundial rompe barreras en Uganda

Mientras se celebra la Copa Mundial de Fútbol en Brasil , en el norte de Uganda se celebra un torneo muy diferente. Allí, en los distritos de Arua y Adjumani, jóvenes refugiados sursudaneses han formado distintos equipos de fútbol para jugar por la paz.

"Nunca pensé que acabaría así. Echo de menos Bor, la escuela y a mis amigos", dice Manyangson Ngong de 18 años y capitán del equipo Lucky Start del campo de Ayilo. Sus estudios en Bor se vieron interrumpidos por el comienzo del conflicto que ha obligado a tantas personas a huir en busca de un lugar seguro.

Manyangson no es el único joven que trata de salir adelante. De las 110.000 personas refugiadas que han llegado a Uganda desde diciembre de 2013, el 65% son menores de 18 años. Sin escuelas a las que ir, estos chicos y chicas no tienen nada que hacer y, a menudo, se meten en peleas. El torneo de fútbol es una iniciativa emprendida por los refugiados para romper este círculo vicioso.

"Algunos empezamos a darle patadas a un balón hecho a mano. Otros chicos querían jugar con nosotros y, antes de que nos diéramos cuenta, éramos muchos. Entonces decidimos pedir un sitio en el que trazar un campo de fútbol. El fútbol nos mantiene ocupados y así evitamos pensar en nuestra situación y todo el dolor ", dice Manyangson.

"Se han formado muchos otros equipos. Somos de muchas tribus diferentes. Algunos son incluso de la comunidad ugandesa". 

El mayor desafío, según Manyangson, es lograr que todo el mundo juegue ya que no hay ni balones ni camisetas suficientes para diferenciar quién es de cada equipo. 

"Te sientes mal al no poder dejar jugar a algunas personas que quieren participar. Hemos intentado dividirnos en equipos para asegurarnos de que todo el mundo juegue. Gracias a los balones que ACORD (organización socia de Oxfam) nos dio, ahora es posible". 

"Con más apoyo podríamos ser mejores  y empezar a jugar partidos amistosos con otros refugiados y otros equipos de otros distritos. ¿Quién sabe? ¡Puede que algunos de mis viejos amigos estén en otros equipos!

La respuesta de Oxfam

Oxfam y las organizaciones socias Community Empowerment for Rural Development (CEFORD) y Agency for Cooperation and Research in Development (ACORD) participan en iniciativas de protección y construcción de la paz en los asentamientos. Además de distribuir material para actividades recreativas, como balones de fútbol, Oxfam asiste en la formación y el fortalecimiento de comités formados por personas refugiadas y miembros de las comunidades de acogida que participan en labores de incidencia política en pro de la paz y la reconciliación a nivel nacional, regional e internacional.

Para este mes de junio, Oxfam y las organizaciones locales, entre ellas la Cruz Roja Ugandesa, han asistido a más de 38.198 refugiados sursudaneses y a las comunidades que los acogen en los distritos de Arua y Adjumani. Proporcionamos agua limpia a más de 31.000 personas, mejoramos los servicios de saneamiento y promovemos buenas prácticas de higiene para prevenir brotes de enfermedades como el cólera. Oxfam y sus socios locales, CEFORD y ACORD, distribuyen hornillos eficientes , herramientas para el cultivo y plantas de semillero, y proporcionan empleos temporales para ayudar a las personas a recuperar sus medios de vida. También han llevado a cabo un análisis de las necesidades de protección basado en el género y diseñado y realizado actividades para reducir la vulnerabilidad y prevenir la violencia de género entre los refugiados y las comunidades de acogida. 

Actúa ahora

Por favor, haz un donativo para esta emergencia. Tu ayuda es vital.

Más información

Echa un vistazo a las fotos de los partidos de fútbol que se han organizado en Somalia via Africans Act 4 Africa

Descárgate el informe: Loaded Guns and Empty Stomachs. Fixing a food crisis and preventing a catastrophe in South Sudan

Share this page: