¡Atención! ¡Tiburones al acecho!

Al igual que en la última ronda de conversaciones de la ONU en Bonn, los delegados se sorprendieron al encontrar un 'prestamista' tratando de dar dinero a los países en desarrollo para salvar el clima.

Un grupo de activistas de Oxfam rodeados por un tiburón protestaron y mostraron su indignación ante los planes para ofrecer «préstamos de adaptación al clima" a los países pobres - en lugar de ofrecer ayudas reales sin contraprestaciones. 

Los países en desarrollo necesitan el apoyo financiero para hacer frente al impacto del cambio climático y ser capaces de invertir en medidas de adaptación. Este dinero ayudará a pagar por presas para protegerse contra crecientes niveles del mar, por los sistemas de alerta ante el riesgo de huracanes o para construir sistemas de recolección de agua de las lluvias.

Los países en desarrollo, los primeros afectados

Los primeros afectados no deberían tener que pagar el precio, sobre todo porque no han causado el problema. Los estados ricos e industrializados tienen que asumir su responsabilidad por las  emisiones masivas de gases invernadero.

A medida que la negociaciones sobre el clima en Bonn avancen, veremos qué queda de los acuerdos de Copenhague. Las protestas de Oxfam ("Salvar vidas, NO a los préstamos climáticos!"), a las que se sumaron organizaciones como Germanwatch, BUND / Amigos de la Tierra, buscan demostrar que es necesario un acuerdo justo y vinculante respecto a la lucha contra el cambio climático.

 

Actúa ahora

Únete a nuestra petición de firmas contra el cambio climático.

Más

Descarga el informe: Climate Finance Post-Copenhagen: The $100 billion questions

Share this page: