Etiopía: Audiencia climática en la región de Oromia

Ver a las miles de personas de todas las edades reunidas en lo alto de una colina en Oromia (Etiopía Central) es extraordinario. Algunas de ellas han tenido que caminar varias millas para llegar hasta allí. Esta audiencia climática celebrada en Oromia es uno de los muchos eventos que están teniendo lugar en todo el mundo de manera previa a la conferencia de Cancún en Diciembre. Las audiencias tienen como objetivo dar la oportunidad a personas corrientes de contar cómo el cambio climático está afectando a sus vidas.

Con el sol de la mañana brillando con fuerza, los niños y niñas trepan a los árboles para poder ver mejor a mujeres como Lekea Borena, situada en medio de la muchedumbre.

Lekea vive con su marido y sus 9 hijos en Tedeccha, un pueblo cercano. Cultivan la tierra desde que eran adolescentes, tal y como lo hicieran antes sus antepasados. Durante décadas, la pequeña parcela de tierra les ha proporcionado alimentos suficientes para comer y poder vender lo que les sobraba en el mercado. Ahora ya no.

Desde su sitio, Lekea explica por qué: “No llueve lo suficiente”.

“Recuerdo las mañanas brumosas y el cielo lleno de nubes. Incluso hace diez años, llovía de manera regular durante al menos seis meses al año. Este año sólo ha llovido durante dos meses y medio. Hemos tenido que reducir nuestros cultivos: No más pimientos y otras verduras – ahora sólo cultivamos lo indispensable, como maíz y sorgo.

E incluso con estos cultivos básicos, la cosecha es sólo un cuarto de lo que solía ser. “No es ni de cerca suficiente”, afirma.

Aproximadamente tres cuartas partes de las personas adultas en Oromia dependen de la agricultura. Durante la audiencia, cientos de hombres y mujeres cuentan historias similares sobre el cambio gradual del clima y las cada vez más irregulares estaciones de lluvia.

Tras ver demasiadas cosechas perecer, la familia de Lekea ha intentado adaptarse a los cambios del clima plantando variedades de semillas que necesitan menos agua. Pero no siempre han tenido éxito. La almorta que cultiva en lugar de otras legumbres corrientes le permite alimentar a sus hijos e hijas, pero puede dañar de manera potencial sus huesos o incluso causar parálisis si comen demasiada. “Me produce una gran preocupación” dice” pero la única alternativa es pasar hambre”.

Lekea está a punto de dirigirse a los asistentes a la audiencia climática y está nerviosa pero también emocionada. Es la primera vez que habla delante de un público tan numeroso. “Quiero decirles que los agricultores y agricultoras podemos prosperar si se nos presta el apoyo necesario. No queremos depender de la ayuda humanitaria, pero necesitamos que los gobiernos nos ayuden a tener acceso al agua que compense la falta de lluvias”.

Entre los asistentes hay diferentes opiniones sobre cuáles son las causas de la falta de lluvias. Lekea culpa a la deforestación. “Antes aquí había grandes bosques, pero la gente cortó los árboles para conseguir carbón y venderlo en el mercado”. Otros afirman que Oromia forma parte del nuevo panorama mundial, donde el campesinado paga las consecuencias de las emisiones de carbono de los países industrializados. Todo el mundo está de acuerdo en que el problema se está agravando y amenaza su futuro.

¿Qué espera Lekea de esta audiencia en la que los representantes gubernamentales escuchan sentados a los ponentes? “El agua es lo más importante. Los agricultores y agricultoras podemos prosperar si se nos presta el apoyo necesario. No queremos depender de la ayuda humanitaria, pero necesitamos que los gobiernos nos ayuden a tener acceso al agua”.

Más información

Audiencias climáticas: las voces de los afectados

Campaña sobre el Cambio Climático de Oxfam

Siembra el cambio: Cómo puedes marcar la diferencia en sólo tres simples pasos

Share this page: