Campaña contra el cambio climático: un artista, un agricultor y una caravana

Hace poco os informábamos sobre la Caravana Transafricana de la Esperanza al iniciar su andadura en un viaje de 6.500 kilómetros que separan Burundi de Sudáfrica, donde tendrá lugar la Conferencia COP17 visitando diez países a su paso. Mientras la caravana se desplaza hacia el sur, en dirección a Durban, nos reunimos con dos de sus miembros.

Alexis Phiri es un artista de Zambia, escritor y activista de la campaña contra el cambio climático. 

Movido por la destrucción de la belleza natural de su patria y convencido de que “el arte es el mejor medio para hablar de un asunto tan difícil como el cambio climático”, Alexis ha viajado por todo el mundo usando su arte “como instrumento para hacer oír su voz sobre el cambio climático”.

Sus exposiciones, llamadas CO2, tienen como objetivo implicar al público en cuestiones medioambientales. Sus obras expuestas como esculturas, pinturas y fotos están hechas de materiales reciclados por entero, lo que lleva a los visitantes a participar en conversaciones sobre tiyeni tibilibire, o adoptar a una postura más ecológica. Los visitantes también pueden utilizar sus huellas dactilares para crear una obra de arte pública en apoyo a los llamamientos de Alexis sobre el cambio climático y que rezan “levántate y haz algo”.

“Tiene que producirse un cambio de mentalidad”, explicaba Alexis. “En lugar de estar interesado en la devastación que se produce", instaba así al gobierno, “debería interesarse en las medidas de prevención de dicha devastación”.  

Gracias al proyecto de la caravana "aunaremos las voces de diferentes partes del continente donde ya nos enfrentamos a algunos retos en una sola”. Espero que esta voz consolidada sea escuchada en el COP 17 y que los líderes africanos e internacionales asuman responsabilidades sobre su aportación al estado actual del cambio climático y al sufrimiento que está causando.

Paul Okongo ha vivido de la agricultura durante muchos años alrededor del Lago Victoria, en la provincia de Nyanza, al sudoeste de Kenia.

Paul trabaja para la TATRO (organización de adopción de tecnología rural), una organización de base comunitaria que ofrece a los agricultores formación sobre nuevas tecnologías, la utilización de variedades mejoradas de simiente, gestión medioambiental, competencias de marketing y medios para comunicarse con los otros 20 grupos de agricultores de la región.

Cuando hablamos con él, a través de una línea de teléfono bastante deficiente, nos contaba que en los últimos años ha notado cambios en el clima y que los agricultores de toda la región necesitan trabajar juntos para enfrentarse a los desafíos que el tiempo les plantea. Los agricultores están luchando para cultivar sus tierras mientras ven los cambios producidos en los ciclos de las lluvias, lo que supone que cuando tienen todo listo para sementar, no llega la lluvia. Estas condiciones acarrean efectos catastróficos ya que, en un intento por procurar el agua que necesitan, la gente está destruyendo los alrededores de los ríos y los humedales. Y en el caso de los pequeños agricultores, este tipo de situación puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte.

Paul se ha sumado a la caravana en representación de los agricultores con los que trabaja y así ha conocido a muchos agricultores de otras regiones que están padeciendo problemas semejantes. Formar parte de esta caravana es una oportunidad para aprender sobre los efectos que trae consigo el cambio climático para las personas en toda África.

Éstas son sólo dos personas de las muchas con las que nos encontraremos de aquí hasta la celebración del COP 17.

Sigue la conferencia en Twitter y Facebook!

Share this page: