Día Internacional de la Mujer: únete a la revolución silenciosa

Hoy es un día especial. En China, las mujeres tienen se cogen el día libre del trabajo. En Bosnia e Italia, reciben ramos de flores. En Camerún, las mujeres bailan en las calles. ¿Qué vas a hacer hoy para que sea un día especial?

Durante 100 años, el mundo ha marcado en el calendario el Día Internacional de la Mujer y ha celebrado los logros económicos, políticos y sociales femeninos. Este 8 de marzo, las mujeres del mundo se unen de nuevo para conmemorar este día tan especial y denuncian que la desigualdad y la discriminación por razones de género siguen siendo una realidad cotidiana para millones de mujeres.

Ha habido cambios radicales desde 1911, cuando más de un millón de personas en todo el mundo salieron a las calles para protestar por la discriminación contra la mujer y exigir que se les permitiera obtener una educación, tener derecho al trabajo, a votar, y a ocupar cargos públicos. Pero hay todavía un largo camino por recorrer. No hay un solo país que pueda decir que sus mujeres son tratadas con igualdad en todas los àmbitos, pero la situación es realmente preocupante en los países en desarrollo, donde las consecuencias de la discriminación son más dramáticas.   Tomemos los alimentos como ejemplo. En todo el mundo - desde Nueva York a Nairobi – aún sigue siendo la mujer la que más cocina. Hasta aquí ninguna sorpresa. Pero ¿sabíais que la mayoría de los alimentos que se consumen cada día en todo el mundo son cultivados también por mujeres? Y la ironía es que son ellas las que más hambre pasan.

Millones de mujeres se enfrentan una lucha cotidiana para poner comida en la mesa debido a la discriminación y la desigualdad. Esto no sólo hace que sus vidas aún sean más difíciles, sino que también es parte de  la razón por la cual el número de personas hambrientas en todo el mundo siga rondando los mil millones.

Y cuando llega la crisis y el aumento de precios de los alimentos - como lo han hecho en los últimos meses - son las mujeres las que se preocupan de que sus  familias tengan lo suficiente para comer y sus hijos están bien alimentados. Además, la situación está empeorando cada año porque el clima es más inestable y está poniendo en peligro a comunidades enteras.  Pero las mujeres también son agentes clave del cambio en sus comunidades y luchan activamente contra el hambre. Nunca olvidaré a las mujeres de Chitehwe, un pequeño pueblo de Mozambique en el sudeste de África, que visité con Oxfam. Muchas de las mujeres que he conocido son analfabetas, seropositivas y extremadamente pobres. Pero no renuncian a la esperanza y está tomando las riendas de sus propias vidas, luchando contra las adversidades.   Me mostraron sus gallineros nuevos, que ya han empezado a cambiar radicalmente la dinámica de su comunidad. La cría de pollos no solo les proporciona huevos para alimentar a sus familias, sino que también pueden venderlos en el mercado y utilizar los ingresos para comprar alimentos y otros materiales básicos. En algunos casos, incluso ahorran lo suficiente para enviar a sus hijos a la escuela por primera vez.

Aunque sus condiciones de vida son impactantes si nos las miramos con ojos occidentales, estaba realmente entusiasmada por la forma en que las mujeres que conocí estaban trabajando para cambiar sus vidas y las de sus comunidades. Ellas son las que me inspiran y quiero ayudarlas a ellas y a muchas más para que tengan la capacitación necesaria y los recursos para ser autosuficientes.  Es una revolución silenciosa de la que no se oye hablar en los medios de comunicación, pero no hay duda de que estos pequeños cambios están dando resultados.

Así que hoy, quien quiera que seas y independientemente del dinero que tengas en tu cuenta bancaria, te pido que te unas a su revolución silenciosa.  Tómate un poco de tiempo para celebrar este día, entérate de lo que hace Oxfam y participa en la lucha para conseguir que las mujeres de todo el mundo puedan vivir en condiciones de igualdad.

 

Kristin Davis, actriz y protagonista de la exitosa serie "Sexo en Nueva York", es una embajadora global de Oxfam. Activista incansable que lucha por los derechos de las mujeres, ha viajado a Mozambique, Suráfrica, Uganda y Etiopía con Oxfam para vivir de cerca la dificil situación a la que se enfrentan diariamente miles de mujeres.

Share this page: