Oxfam International Blogs - mujer http://l.blogs.oxfam/en/tags/mujer en La igualdad de género es la clave del desarrollo sostenible http://l.blogs.oxfam/en/node/68217 <div class="field field-name-body"><p>La pasada <a href="http://conferenciamujer.cepal.org/13/es" rel="nofollow">XIII Conferencia Regional sobre la Mujer</a>, organizada por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) fue en Montevideo, un lugar muy apropiado dado que<strong> en Uruguay ha habido importantes avances en materia de derechos de las mujeres, como en otros ámbitos y políticas sociales. </strong>Esto seguro será reconocido en el próximo <a href="https://www.facebook.com/14EFLACUruguay/" rel="nofollow">Encuentro Feminista Latinoamericano</a> que también se realizará en esta ciudad en noviembre del 2017.</p> <p>La Conferencia celebró 40 años de propuestas y declaraciones de la CEPAL que han ofrecido un marco teórico y conceptual para los avances en términos legislativos, normativos y de política pública en materia de los derechos de las mujeres en la región.</p> <p>También se planteó una propuesta prospectiva en el marco de <em><a href="http://www.cepal.org/es/publicaciones/40116-horizontes-2030-la-igualdad-centro-desarrollo-sostenible-sintesis" rel="nofollow">Horizontes 2030</a>, y</em> de acuerdo con <em><a href="http://www.cepal.org/es/publicaciones/autonomia-mujeres-igualdad-la-agenda-desarrollo-sostenible" rel="nofollow">La autonomía de la mujeres e igualdad en la Agenda de Desarrollo Sostenible</a>,</em> que anuncia una disyuntiva de entrada, generando eco también con las discusiones del movimiento feminista alrededor de la Conferencia.</p> <h3>No hay desarrollo sostenible sin igualdad</h3> <p>Venimos de varios años de crecimiento económico y mayor sensibilidad en políticas sociales en la región y aún cuando ha habido muchos déficits en materia de los derechos de las mujeres <strong>¿qué pasará ahora que varios gobiernos replantean la austeridad como salida en vez de profundizar en el combate de la desigualdad?</strong></p> <p>El riesgo es alto, la pérdida de derechos aún cuando han sido precariamente conquistados y el aumento de la pobreza y la desigualdad. Se me hace conocido ese cuento, ya lo hemos vivido antes en la región.</p> <p>En este contexto,<strong> la consigna de la Conferencia de que el desarrollo sostenible, al cual todos los gobiernos de la región se han comprometido avanzar de aquí al 2030, no sería posible si se mantienen las desigualdades de género, suena como una llamada de alerta.</strong></p> <p>Y hay que hacer una llamada de alerta, no solo por el retorno de la austeridad como medida probada y fracasada en tiempos de crisis, sino tal vez más preocupante, es el sentir la creciente influencia de una ofensiva conservadora y casi fundamentalista que categoriza a igualdad de género y los derechos de las mujeres como una “ideología de género” que resquebraja los fundamentos cristianos, patriarcales, y roles tradicionales de la familia de la edad media.</p> <p><strong>La Conferencia resaltó la “autonomía económica” de las mujeres, que se refiere entre otras cosas a la brecha salarial entre hombres y mujeres</strong>, la informalidad y precariedad del empleo de las mujeres que ganen muchas veces por debajo el salario mínimo, el techo de cristal que enfrenta las mujeres más y mejor calificadas, la carga y la responsabilidad (no compartida ni con el Estado ni con los hombres) de la economía del cuidado y el tiempo de las mujeres dedicado al trabajo no remunerado, todos temas esenciales para la igualdad de género en términos económicos.</p> <h3>Las mujeres y el derecho a decidir</h3> <p>Pero a mí me llamó mucho más la atención la discusión sobre la “autonomía física” de las mujeres. Por ejemplo, el tema del aborto, que sigue generando controversia. <strong>A pesar de las estadísticas espeluznantes de los costos, riesgos y amenazas que enfrentan las mujeres por la práctica ilegal y riesgoso del aborto, algunos gobiernos están promoviendo la penalización del aborto en cualquier situación de embarazo</strong>, no deseado, no buscado, incluso producto de una violación.</p> <p>Me cuesta entender por qué simplemente no se establece que las mujeres tengan el derecho de decidir, esto no obliga a nadie abortar, no impone nada a nadie, simplemente establece un derecho, que obvio debe ser acompañado por educación sexual y reproductiva para que quienes transitan por la adolescencia tengan la información necesaria.</p> <p>No entiendo la ignorancia como una base para el ejercicio de derechos. El resultado es el porcentaje altísimo de mujeres adolescentes de entre 15 y 19 años que son madres en la región (un promedio de 13%). La consigna “Nada sobre nosotras sin nosotras” fue un reclamo constante, cuando debe ser un principio de sentido común.</p> <h3>Por una América Latina libre de violencia de género</h3> <p>El otro componente de la autonomía física se refiere a <strong>la violencia ejercida contra las mujeres, que está llegando a niveles de epidemia, con niveles de brutalidad inhumana e inimaginable</strong>, sin que haya una reacción por parte de los Estados para enfrentarla.</p> <p>El dato de la conferencia es que 12 mujeres fueron asesinadas diariamente en la región por el hecho de ser mujeres (2014). ¿Alguien se ha puesto a pensar cuánto nos cuesta esta estadística, en vidas productivas y creativas perdidas?</p> <p>Marina Arizmendi, Ministra de Desarrollo Social de Uruguay, abrió la conferencia anunciando que <strong>las mujeres queremos una América Latina, libre de violencia de género, libre de femicidios/feminicidios, libre de violencia de sus parejas.</strong></p> <p>Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, planteó que este tema ya no es un tema privado, es un tema público. Y claro está porque la violencia no solo es ejercida en los espacios privados. El acoso es una constante, en las calles, y los parques, en el transporte público ¿son estos realmente espacios públicos libres de violencias?</p> <p>Este encuentro me dejó la sensación de que hay que cambiar radicalmente la conversación. Hay que trabajar sobre los imaginarios que permiten y naturalizan esta situación. Leyes hay, no necesitamos más, lo que necesitamos es que se implementen, pero recursos claramente no hay, ni cerca de lo que se necesita para prevenir este fenómeno. Como comentó alguien en la conferencia “en la política y en el gobierno, el amor se demuestra con el presupuesto”.</p> <p> </p></div><div class="field field-name-title"><h2>La igualdad de género es la clave del desarrollo sostenible</h2></div> Mon, 31 Oct 2016 22:57:15 +0000 Simon Ticehurst 68217 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/en/node/68217#comments República Dominicana: mujeres constructoras que cambian mentalidades http://l.blogs.oxfam/en/node/40700 <div class="field field-name-body"><p>“Estoy satisfecha. En estos tres meses del curso he aprendido cuales son los problemas que puede provocar un sismo en un edificio mal construido. Ahora sé cómo técnicamente puedo evitar las grietas. Sin embargo, sigo disconforme con la discriminación a la que nos enfrentamos las mujeres en el sector de la construcción. En ocasiones nos han negado el acceso a la obra cuando han visto que no éramos arquitectas o ingenieras, sino mujeres maestras constructoras.” Estas fueron las palabras improvisadas de Sonia Calderón, cuando le pidieron que diera un discurso durante la entrega de diplomas del Curso Superior teórico- práctico de construcción y reducción de riesgo de desastres, dirigido a albañiles y maestros constructores de San Cristóbal (<strong><a href="https://www.oxfam.org/es/paises/republica-dominicana" target="_blank" rel="nofollow">República Dominicana</a></strong>).</p> <p>En San Cristóbal, así como en el resto del país, muchas de las viviendas, mejoramientos y adecuaciones, además de otras edificaciones menores, son construidas por un maestro de obras. Los albañiles y los maestros constructores muchas veces trabajan sin una previa capacitación formal; algunos aprendieron de otro compañero con mayor experiencia, otros construyen usando la técnica de la improvisación. Conscientes de la necesidad de ofrecer viviendas y edificios más seguros, 135 albañiles y maestros constructores del municipio de San Cristóbal recibieron durante tres meses un curso teórico-práctico para construir desde el enfoque de la prevención de riesgos.</p> <p>La capacitación, organizada por el consorcio Oxfam, <strong><a href="https://plan-international.org/" target="_blank" rel="nofollow">Plan International</a>, <a href="http://www.habitat.org/lac" target="_blank" rel="nofollow">Habitat para la Humanidad</a></strong>, con el apoyo de la <strong><a href="http://europa.eu/index_es.htm" target="_blank" rel="nofollow">Unión Europea</a></strong>, cuenta con el aval del <strong><a href="http://www.infotep.gov.do/" target="_blank" rel="nofollow">Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional de República Dominicana</a></strong>. Calidad y tipo de suelos, unidades de medida, buenas prácticas constructivas, normas de construcción nacionales, medidas de seguridad en obras, manejo adecuado de los materiales y herramientas, normas para instalaciones eléctricas y sanitarias, fueron algunos de los temas del curso. Estos 135 albañiles, que suelen ser quienes construyen las casas de sus vecinos, a partir de ahora las podrán hacer más resistentes a los desastres. Serán casas y comunidades más seguras y mejor preparadas ante un huracán, una inundación o un terremoto.</p> <p><img alt="Sonia y Segunda trabajan en la cosntrucción (República Dominicana). Foto: Ana Paola van Dalen / Oxfam" title="Sonia y Segunda trabajan en la cosntrucción (República Dominicana). Foto: Ana Paola van Dalen / Oxfam" height="510" width="680" class="media-element file-default" typeof="foaf:Image" src="http://l.blogs.oxfam/sites/default/files/segunda-y-sonia.jpg" /></p> <p>Entre estos 135 albañiles, sólo tres eran mujeres: Sonia Calderón, Mary Calderón y Segunda Lorenzo. Para las tres fue el primer reconocimiento que reciben en toda su trayectoria profesional en materia de construcción. <strong>En República Dominicana ser mujer se vincula a condiciones de vida precarias, falta de reconocimiento de sus aportes y enfrentarse a una recurrente violación de sus derechos más fundamentales</strong>. El desempleo femenino es más del doble que el de los hombres (23% frente a un 9%), el pago por igual trabajo es 20% menor, casi el 40% de los hogares está encabezado por mujeres y el 51% de ellos se sitúa por debajo de la línea de pobreza. Un 36% de las mujeres no cuentan con ingresos propios, porcentaje muy por encima de los varones, que representa un 14%, según estadísticas publicadas por el <strong><a href="http://www.colectivamujerysalud.org/Observatorio/" target="_blank" rel="nofollow">Observatorio de Ejercicio Ciudadano de las Mujeres</a></strong>.</p> <p>Sonia Calderón estudió derecho, pero desde hace cuatro años trabaja como maestra constructora en su barrio, Madre Vieja. Sonia decidió ampliar la casa de su madre, y fue entonces cuando se dio cuenta que levantar paredes le gustaba y además significaba una fuente de ingresos extra. Desde ese momento ha realizado algunas adecuaciones en las casas de sus vecinos. En cambio, Segunda Lorenzo lleva muchos años en el gremio, concretamente 22. En todos estos años ha realizado muchos y diversos tipos de construcción. Como ella explica, lo suyo “era puramente práctico, en el terreno. Pero ahora, gracias al curso, ya puedo leer planos. Incluso me he dado cuenta que la colocación de varillas, que yo creía que lo hacía correctamente, tiene una técnica específica. También he mejorado en la mezcla para vigas, zapata y losas”. Además, una mejor calidad en los materiales y las mezclas no siempre se traduce en mayores costes. Al contrario. “Aprendimos a calcular mejor las cantidades, y por eso ahora gastamos mucho menos en la compra de los materiales necesarios”, comenta Segunda.</p> <p>En muchas ocasiones los hermanos de Segunda, que son copropietarios de la empresa constructora familiar, le han aconsejado que frente a los clientes actúe como si fuera ingeniera o arquitecta, algo a lo que ella se niega. “El primer respeto que me debo ganar es el de los albañiles que trabajan para mí en las obras que yo superviso”, explica. “Allí es donde yo trabajo diariamente.”</p> <p><img alt="“A nosotras no se nos entregan obras porque somos mujeres, por eso no podemos ser independientes y montar nuestro propio negocio”, explica Mary. Foto: Ana Paola von Dalen / Oxfam" title="“A nosotras no se nos entregan obras porque somos mujeres, por eso no podemos ser independientes y montar nuestro propio negocio”, explica Mary. Foto: Ana Paola von Dalen / Oxfam" height="510" width="680" class="media-element file-default" typeof="foaf:Image" src="http://l.blogs.oxfam/sites/default/files/mary-3.jpg" /></p> <p>Por su parte Mary Calderón aún no se ha podido lanzar a la supervisión de equipos. Mary tiene 30 años y una niña de 9, Chiara. Su esposo, Jesús, vive en Estados Unidos y es 30 años mayor que ella. Jesús es maestro constructor, con toda una vida dedicada a la profesión. En sus viajes a República Dominicana acepta trabajos de remodelación de viviendas de sus vecinos que luego le traspasa a su esposa. “<strong>A nosotras no se nos entregan obras porque somos mujeres, por eso no podemos ser independientes y montar nuestro propio negocio</strong>”, explica Mary.</p> <p>La desigualdad de género expone a las mujeres a un mayor riesgo frente a una amenaza natural, por ejemplo, <strong>las mujeres ocupan a nivel global el 65% de los empleos más vulnerables</strong>, caracterizados por la informalidad, lo que sugiere una mayor vulnerabilidad a la pérdida de medios de vida. Los huracanes, las inundaciones y los terremotos no son simplemente eventos extremos provocados por las fuerzas de la naturaleza, sino que también son expresiones de factores sociales que interactúan y aumentan la vulnerabilidad de la población.</p> <p>Es por ello que un estudio elaborado por Oxfam y Plan International en República Dominicana en el 2013 centraba su mirada en cómo las relaciones de género inciden en la reducción de riesgos de desastres. Los roles tradicionales para hombres y mujeres, la división sexual del trabajo, el acceso desigual a los recursos, determinan la vulnerabilidad y participación de mujeres y hombres frente a los desastres. Pero más allá de su vulnerabilidad, las mujeres también juegan un importante papel en la reducción de riesgos de desastres. Sin embargo, <strong>la mayoría de las veces son más visibilizadas como “víctimas indefensas” más que como activos clave para enfrentar el próximo desastre</strong>.</p></div><div class="field field-name-title"><h2>República Dominicana: mujeres constructoras que cambian mentalidades</h2></div> Tue, 08 Mar 2016 08:31:33 +0000 Ana Paola van Dalen 40700 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/en/node/40700#comments Oxfam en la lucha mundial para garantizar los derechos a la tierra http://l.blogs.oxfam/en/node/26864 <div class="field field-name-body"><p>Ya empezó en Senegal el <strong><a href="http://www.globallandforum.org/?lang=es" target="_blank" rel="nofollow">Foro Global de la Tierra</a></strong>. Este año lleva como título “Gobernanza de la tierra para el desarrollo inclusivo, la justicia y la sostenibilidad: es hora de actuar”. Y para eso estamos aquí, para actuar y encontrar (¡y exigir!) soluciones que democraticen el acceso a la tierra en todos los países de nuestro continente.</p> <p>Los participantes venimos de 150 organizaciones y 54 países de África, Asia, Europa, Estado Unidos y América Latina y el Caribe. La delegación de Oxfam la conformamos 12 personas de diferentes lugares donde tiene presencia nuestra confederación, que también es miembro de la International Land Coalition (<strong><a href="http://www.landcoalition.org/es" target="_blank" rel="nofollow">ILC</a></strong>), la institución organizadora del evento. </p> <p>La ILC está formada por miembros de la sociedad civil, ONGs, instituciones académicas y de investigación, sindicatos e instituciones multilaterales. Representamos a mujeres y hombres campesinos, pastoralistas, pueblos indígenas y jóvenes que viven de la tierra con la principal preocupación de asegurar una vida digna, de bien estar, segura y en respeto mutuo con los pueblos y su entorno.</p> <p>Del equipo de Oxfam en América Latina y el Caribe estamos aquí Verónica Heilborn, de Paraguay y quien escribe, Johanna van Strien, de Guatemala. Queremos amplificar la voz de nuestra región en el Foro, poniendo énfasis en los temas de acaparamiento de tierras. <strong>Colombia, Honduras, Paraguay y Guatemala son algunos de los países con la distribución de tierra más injusta del mundo y están todos en América Latina. </strong></p> <p>Expondremos casos emblemáticos de lucha por el acceso a la tierra, como <strong><a href="https://www.oxfam.org/es/campanas/paraguay/pedimos-tierra-para-los-jovenes-de-curuguaty-paraguay" target="_blank" rel="nofollow">Curuguaty</a></strong> y <strong><a href="https://www.oxfam.org/es/campanas/tercer-aniversario-de-los-desalojos-en-el-valle-del-polochic-y-629-familias-aun-estan" target="_blank" rel="nofollow">Polochic</a></strong>, profundizaremos el análisis sobre la relación entre el derecho a la tierra y soberanía alimentaria para las mujeres rurales y levantaremos alertas sobre la difícil situación en la que viven las y los <strong><a href="https://www.oxfam.org/es/guatemala-nicaragua-honduras-colombia-mexico-paraguay/oxfam-apoya-los-defensores-de-derechos-humanos" target="_blank" rel="nofollow">defensores de derechos humanos</a></strong> en América Latina, especialmente aquellos relacionados con la defensa de la tierra y el territorio.</p> <p>El día inaugural del Foro, el “Africa day”, escuchamos a varios representantes del Estado de Senegal debatiendo sobre la necesidad de "transversalizar" el <strong>tema tierra</strong> en los programas de instituciones continentales y regionales, fortalecer derechos de mujeres a la tierra en África y el tema de tierra e inversiones. <strong>¿Deberíamos hacer lo mismo en Latinoamérica?</strong></p> <p>Y también aprovechamos para saludar a la gente de organizaciones amigas, para conocer nuevas personas que trabajen en la defensa de la tierra alrededor del mundo. Para eso también son importantes estos espacios: para construir relaciones fraternas de solidaridad que den larga vida a este movimiento global que propone devolverle a la gente —repartir de manera justa— algo tan básico como el agua y el pan:<strong> </strong><strong>la tierra</strong>. </p></div><div class="field field-name-title"><h2>Oxfam en la lucha mundial para garantizar los derechos a la tierra</h2></div> Mon, 25 May 2015 10:38:12 +0000 Johanna van Strien 26864 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/en/node/26864#comments Luchadoras contra el cambio climático http://l.blogs.oxfam/en/node/25629 <div class="field field-name-body"><p><strong>"Quiero lanzar un llamamiento a otros jóvenes para que actúen contra el cambio climático porque sabemos a ciencia cierta que en el futuro nos afectará de forma directa. Si ahora resulta difícil plantar y cultivar, ¿cómo será en las próximas décadas?”</strong> - Langing.</p> <p><strong>Langing</strong> es una joven lideresa de Mindanao, en Filipinas, un país que ha sufrido las devastadoras consecuencias de los cada vez más frecuentes fenómenos meteorológicos extremos. Para ella, el cambio climático es una cuestión personal pues tuvo que dejar el colegio cuando, debido una sequía, su familia perdió la cosecha y no pudo pagar las tasas escolares. En realidad, la familia apenas podía alimentarse ya que carecía de otros ingresos. Pero, en lugar de lamentarse, Langing decidió convertirse en activista contra el cambio climático. </p> <p><iframe allowfullscreen="" frameborder="0" height="350" src="https://www.youtube.com/embed/dmcyn3DsXWk" width="620"></iframe></p> <p>Puede que, mientras lees esto, el cambio climático te parezca una amenaza lejana. Sin embargo, afecta inevitablemente a un ámbito de nuestras vidas del que precisamos para sobrevivir: la alimentación. En un futuro no muy lejano, nuestros hijos no podrán comer alimentos que hoy en día tomamos. </p> <p>Sin embargo, las mujeres son nuestra mejor arma para producir alimentos en un mundo en proceso de calentamiento. En los países en desarrollo <a href="http://(1)&#9;http://www.fao.org/news/story/en/item/52011/icode/">(1)</a> las mujeres representan el 43% de la mano de obra agrícola y desempeñan un papel vital en la producción y preparación de alimentos en todo el mundo. Sus conocimientos acerca de las semillas, los cultivos, el agua y la gestión de la tierra tienen un valor incalculable. Pero cumplir con la desmedida responsabilidad que asumen de alimentar a sus familias, así como de producir la mayor parte del sustento a nivel mundial, es cada vez más difícil puesto que las estaciones son cada vez más impredecibles.</p> <p>La producción de alimentos es el principal motivo por el que las mujeres lideran la lucha contra el cambio climático.<br /><br />Y no solo en los países en desarrollo, donde sus consecuencias son más palpables. Durante las graves inundaciones que azotaron el Reino Unido en 2013, la granja de Liz, como la de muchas otras personas, estuvo sumergida bajo el agua durante casi dos meses.</p> <p>"Tenemos que aceptar que el clima ha cambiado. Los inviernos son más cálidos y lluviosos. Sufrimos fenómenos meteorológicos extremos como nunca antes. Creo que todo el mundo debe ser consciente de que es una amenaza que no podemos ignorar".</p> <p>Desde 2013, <strong>Liz</strong> lucha para proteger a su comunidad frente a futuras inundaciones.</p> <p><iframe allowfullscreen="" frameborder="0" height="349" src="https://www.youtube.com/embed/B2RUgheCQpM" width="620"></iframe></p> <p>Mientras, en el árida África subsahariana, el cambio climático incrementa la presión a la que se ven sometidos los campesinos. Durante el último siglo, las lluvias se han reducido un 15% en Zimbabue. </p> <p><strong>Ipaishe</strong> participa en un proyecto de irrigación gestionado por un grupo de mujeres de su comunidad. Trabajan juntas para cultivar a pesar de la disminución en las lluvias. Utilizan su experiencia para promover técnicas de adaptación al cambio climático en todo el país y que, así, los campesinos puedan cultivar alimentos suficientes para alimentarse sin importar las condiciones meteorológicas.</p> <p>Puedes leer más sobre este proyecto aquí.</p> <p><iframe allowfullscreen="" frameborder="0" height="349" src="https://www.youtube.com/embed/OeO_6_Q6wc4" width="620"></iframe></p> <p><br /><strong>Carmen</strong>, de Bolivia, es una de las líderes de APARAB, una empresa comunitaria que recibe apoyo de Oxfam y produce cacao originario del Amazonas. La empresa replanta la selva con especies autóctonas y obtiene madera y fruta de forma sostenible. Sin embargo, unas devastadoras inundaciones han golpeado la zona con consecuencias catastróficas. </p> <p>"Me entristece porque, aunque nosotras no contribuimos al cambio climático, somos quienes pagamos las consecuencias... Hablo como campesina. Debemos unirnos para presionar a quienes ostentan el poder".</p> <p>Conoce la inspiradora labor de Carmen a través de este vídeo:</p> <p><iframe allowfullscreen="" frameborder="0" height="349" src="https://www.youtube.com/embed/D48ReXLvOOU" width="620"></iframe></p> <p>Estos son solo unos pocos ejemplos de la gran contribución que mujeres de todo el mundo hacen a la lucha contra el cambio climático, un problema que nos amenaza a todos sin importar nuestro género. </p> <p>En 2015 se tomarán decisiones clave para la lucha contra el cambio climático. Decisiones que nos afectan a todos. En diciembre, responsables políticos de todo el mundo se reunirán en París para establecer un nuevo acuerdo mundial contra el cambio climático. Tienen en sus manos el poder de poner fin a prácticas contaminantes y comenzar a reparar los daños causados. Pero la pregunta es: ¿lo harán? </p> <p>Miles de personas ya están presionando a Gobiernos y grandes empresas para que se comprometan a luchar contra el cambio climático. Quienes están en el poder y dictan las leyes que pueden combatirlo deben hacerlo, antes de que sea demasiado tarde. De lo contrario, el cambio climático continuará destruyendo las vidas de las familias más pobres, mientras también el resto sufrimos sus terribles consecuencias. Y de entre los más pobres, son las mujeres y las niñas quienes sufrirán las peores consecuencias.</p> <p>En palabras de Carmen: <em>"Si quieres algo, puedes conseguirlo. Solo depende de tu propia fortaleza ir y hacerlo. Así que mi mensaje es: organicémonos y hagámoslo juntos. Hablemos y avancemos en una misma dirección"</em>.</p> <p>Por todo nuestro hermoso pero vulnerable mundo, <strong>mujeres como Langing, Liz, Ipaishe y Carmen lideran la lucha contra el cambio climático. <a href="http://www.oxfam.org/es/accion/evitemos-que-el-cambio-climatico-provoque-hambre">Unámonos a ellas</a>.</strong><br /> </p> <h3>No te pierdas el vídeo completo:</h3> <p><iframe allowfullscreen="" frameborder="0" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/BvoaTdV66aI" width="560"></iframe></p> </div><div class="field field-name-title"><h2>Luchadoras contra el cambio climático</h2></div><ul class="links inline"><li class="translation_en first last"><a href="http://l.blogs.oxfam/en/blogs/15-03-08-celebrating-female-climate-change-fighters" title="Celebrating female climate change fighters" class="translation-link" xml:lang="en">English</a></li> </ul> Fri, 06 Mar 2015 17:25:40 +0000 Alison Woodhead 25629 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/en/node/25629#comments Con feminicidio no hay democracia http://l.blogs.oxfam/en/node/23939 <div class="field field-name-body"><p><strong>La afirmación es tan obvia que resulta impensable que aun hoy todavía existan personas convencidas que podemos cambiar el mundo sin cambiar la más profunda de las injusticias, la violencia que en el nombre de las jerarquías y la biología se comete contra las mujeres y las niñas.</strong></p> <p>Hace más de 30 años que el movimiento antiviolencia en América Latina ha salido a las calles para denunciar lo innombrable: Tráfico de mujeres, explotación sexual comercial, abuso físico y sexual, acoso callejero, desplazamiento forzado, violencia contra las mujeres en el hogar. A la larga lista de formas de control de las mujeres se sumó, incluso, una palabra que todavía no existe en el diccionario: el <strong>feminicidio</strong> (o femicidio), que lentamente comienza a incluirse en la mayoría de los códigos penales de la región. Y se suma así a la lista de palabras que hacen doler a la humanidad, o al menos a una parte de ella, porque ¿Cómo explicar que se asesinen mujeres por el solo hecho de serlo? ¿Y cómo, que la mayoría de esos crímenes, sean cometidos por personas – mayormente hombres – que tenían vínculos con las mujeres asesinadas?</p> <p><img alt="Campaña contra la violencia en Bolivia - Hasta que la muerte nos separe. Foto: Oxfam" title="Campaña contra la violencia en Bolivia - Hasta que la muerte nos separe. Foto: Oxfam" height="453" width="680" class="media-element file-default" typeof="foaf:Image" src="http://l.blogs.oxfam/sites/default/files/hasta-que-la-muerte-nos-separe-web.jpg" /></p> <h3>Mientras haya feminicidio no habrá democracia</h3> <p>El movimiento de mujeres y feministas lleva décadas dando respuesta a estas preguntas. Mientras los cuerpos de las mujeres continúen siendo considerados propiedad y objeto de intercambio, prestigio y poder entre los varones, mientras ese sistema de privilegios llamado patriarcado no se modifique de raíz, mientras se siga expoliando las capacidades de las mujeres, de producción, trabajo y reproducción; el feminicidio continuará. Al fin y al cabo, ningún grupo quiere perder el privilegio de explotar y abusar. Mucho menos, los beneficios que se obtienen de esos privilegios, como el prestigio, la comodidad y el acceso a recursos económicos y simbólicos.</p> <h3><strong>La mitad de estos crímenes contra las mujeres se cometen en América Latina</strong></h3> <p>Según <strong><a href="http://www.smallarmssurvey.org/fileadmin/docs/H-Research_Notes/SAS-Research-Note-14.pdf" target="_blank" rel="nofollow">Femicide: a global problem</a></strong>, más de 65 mil mujeres son asesinadas en el mundo todos los años por el solo hecho de ser mujeres. La mitad de esos crímenes se cometen en América Latina. Jamaica, Bahamas, Belice, República Dominicana, Perú, El Salvador, Guatemala, Honduras, Colombia, Bolivia, Venezuela, Brasil, Ecuador, Guyana lideran la lista de la vergüenza.</p> <h3>25 de noviembre, todas las mujeres contra todas las violencias</h3> <p>Este <strong><a href="http://alainet.org/active/244&amp;lang=es" target="_blank" rel="nofollow">25 de noviembre</a></strong>, <strong>todas las mujeres</strong> saldrán una vez más por las calles <strong>contra todas las violencias</strong>. Todas esas miles – millones – interpelarán a toda una sociedad a la que piden que no se queden en sus casas, ni en silencio, no solo el 25 de noviembre, sino todos los días, porque la <a href="http://16dayscwgl.rutgers.edu/" target="_blank" rel="nofollow"><strong>erradicación de las violencias contra las mujeres</strong> </a>ya no puede ser una agenda exclusiva del feminismo y del movimiento de mujeres. Porque con violencia contra las mujeres no solo tenemos democracias débiles, este 25 de noviembre también decimos: sin feminismo no podremos transformar, de verdad, las desigualdades.</p></div><div class="field field-name-title"><h2>Con feminicidio no hay democracia</h2></div> Tue, 25 Nov 2014 07:51:01 +0000 Andrea Diez 23939 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/en/node/23939#comments La oportunidad de una generación: erradicar la desigualdad extrema http://l.blogs.oxfam/en/node/10725 <div class="field field-name-body"><p>Es la oportunidad de esta generación.</p> <p>El mundo puede estar orgulloso de los progresos alcanzados para erradicar la pobreza – he podido comprobarlo al visitar los lugares más duros del planeta. Ejemplos como el descenso de muertes por enfermedades, el mayor acceso de la población al agua potable y el aumento de la escolarización femenina, demuestran que los escépticos estaban equivocados. Sin embargo, Oxfam y los expertos en números ponen de relieve que los avances alcanzados se encuentran amenazados debido a la extrema desigualdad.</p> <p><strong>Para acabar con la pobreza, debemos abordar esta desigualdad, que está causando un daño económico, político y social a todos, ricos y pobres por igual.</strong> Multimillonarios como Warren Buffett están de acuerdo con las comunidades con las que trabajamos: podemos construir un mundo más justo.</p> <p>Existe un consenso creciente de que el incremento de la desigualdad económica extrema es perjudicial para todos: el <strong><a href="http://w2.vatican.va/content/francesco/en/apost_exhortations/documents/papa-francesco_esortazione-ap_20131124_evangelii-gaudium.html" target="_blank" rel="nofollow">papa Francisco</a></strong> calificó la desigualdad como “la raíz del mal social”; un economista francés, Thomas Piketty, está alcanzando niveles de popularidad propios de una estrella de rock por su libro sobre la desigualdad y el presidente Obama advirtió que ésta <strong><a href="http://www.whitehouse.gov/the-press-office/2013/12/04/remarks-president-economic-mobility" target="_blank" rel="nofollow">amenaza el sueño americano</a></strong>. La desigualdad es una de las preocupaciones principales del Foro Económico Mundial, del Banco Mundial y del FMI. </p> <p>Al mismo tiempo, un debate global organizado por las Naciones Unidas nos insta -a ciudadanos, empresas expertos y gobiernos- a definir qué mundo queremos en el 2030.</p> <p>Los <strong><a href="http://www.un.org/es/millenniumgoals/" target="_blank" rel="nofollow">Objetivos de Desarrollo del Milenio</a></strong> expiran el año que viene. La semana pasada se acordó en Nueva York <strong>un <a href="http://sustainabledevelopment.un.org/owg.html" target="_blank" rel="nofollow">nuevo marco global para el desarrollo</a> posterior a 2015</strong>. Junto a muchos otros, Oxfam está trabajando para asegurar que este marco asuma un compromiso claro y ambicioso acerca de los dos temas que determinarán si tendremos éxito en erradicar la pobreza: la desigualdad y el cambio climático. </p> <p>Este debe ser el momento en el que digamos con voz alta y clara que queremos un mundo más equitativo.</p> <h3>En Oxfam, <a href="http://www.oxfam.org/es/policy/hag%C3%A1moslo-posible" rel="nofollow">pedimos que se incluya un objetivo</a> que se centre en la erradicación de la desigualdad económica</h3> <p>Respaldamos el objetivo propuesto por el ganador del premio Nobel, Joseph Stiglitz, de reducir la desigualdad de ingresos de tal forma que, <strong>el 10% más rico de la población no posea más riquezas que el 40% más pobre</strong>. También apoyamos las convocatorias de un objetivo independiente para la igualdad de género y nos complace que muchos gobiernos estén de acuerdo en que deben formar parte del marco general. </p> <p>Tenemos que abordar la desigualdad extrema, porque es moralmente indefendible y socialmente corrosiva –debilita nuestra salud, afecta a nuestro bienestar y socava las sociedades pacíficas. Tenemos que abordarlo, también, porque se comprende cada vez más que limita el crecimiento. </p> <h3>La buena noticia es que existen soluciones</h3> <p>La desigualdad extrema no es inevitable. No hay una solución para todos, pero los países que han logrado reducir la desigualdad, proporcionan algún tipo de orientación: </p> <ul><li><strong>Tomar medidas enérgicas contra el secreto financiero y la evasión de impuestos.</strong> El secreto bancario se lleva el dinero de la economía real y lo pone en manos de unos pocos ricos, negándole a la mayoría la posibilidad de una justa participación. Los países en vías de desarrollo pierden miles de millones cada año por la evasión del impuesto de sociedades. Se trata de una fuga de ingresos vitales que los gobiernos podrían poner el empeño en derivar al gasto social, a los bienes públicos y a redes de seguridad social de aquellos que más lo necesitan.  </li> <li><strong>Invertir en el acceso universal a la atención sanitaria y la educación.</strong> Los servicios públicos deben proporcionar “acceso virtual” a toda la ciudadanía yluchar contra la desigualdad poniendo el dinero en los bolsillos de todos, especialmente de los más pobres.  </li> <li><strong>Fortalecer los salarios mínimos y los derechos de los trabajadores.</strong> Obtener un salario digno es fundamental, no solo para superar la situación de pobreza, sino también para reducir la desigualdad extrema y así asegurarse que los beneficios del crecimiento no vayan solamente a los empleadores y las empresas, sino a los trabajadores comunes.   </li> <li><strong>Eliminar los obstáculos que impiden la igualdad de derechos y de oportunidades para las mujeres.</strong> Existe evidencia suficiente que demuestra que la igualdad de género –particularmente en el empleo y en la educación-  estimula el crecimiento. Políticas de desarrollo potentes, el crecimiento inclusivo y los derechos de las mujeres, están fundamentalmente unidos.  </li> </ul><h3>La igualdad es lo que la gente está pidiendo</h3> <p>La propuesta de Stiglitz consiste en reducir la desigualdad extrema para que podamos acabar realmente con la pobreza y ayudar a garantizar que los gobiernos hagan su trabajo en el uso de los impuestos y de las transferencias para crear sociedades y economías que funcionen para todos. Es lo que quiere la gente: el <strong><a href="http://www.civicus.org/index.php/en/socs2014" target="_blank" rel="nofollow">informe de CIVICUS 2014</a></strong> mostró cómo los últimos movimientos sociales plantean como preocupación principal la desigualdad económica. </p> <p>Las negociaciones de la semana pasada presentaron un acuerdo en el que se deben abordar las cuestiones claves que afectan a la comunidad mundial. Escuchemos las voces de muchos, comprometámonos a un mundo más equitativo y a hacerlo realidad.  </p></div><div class="field field-name-title"><h2>La oportunidad de una generación: erradicar la desigualdad extrema </h2></div><ul class="links inline"><li class="translation_en first"><a href="http://l.blogs.oxfam/en/blogs/14-07-17-opportunity-generation-ending-extreme-inequality" title="The opportunity of a generation: Ending extreme inequality" class="translation-link" xml:lang="en">English</a></li> <li class="translation_fr last"><a href="http://l.blogs.oxfam/fr/blogs/14-07-23-en-finir-avec-les-inegalites-extremes-la-chance-d%E2%80%99une-generation" title="En finir avec les inégalités extrêmes : la chance d’une génération" class="translation-link" xml:lang="fr">Français</a></li> </ul> Mon, 21 Jul 2014 23:00:00 +0000 Winnie Byanyima 10725 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/en/node/10725#comments "Tened fe en las mujeres sirias. Podemos lograrlo todo". http://l.blogs.oxfam/en/node/10710 <div class="field field-name-body"><p>Días después de la <strong><a href="https://www.gov.uk/government/topical-events/sexual-violence-in-conflict" target="_blank" rel="nofollow">cumbre de alto nivel sobre cómo acabar con la violencia sexual en los conflictos</a></strong> organizada por el Gobierno británico y Angelina Jolie en Londres, un grupo de mujeres sirias se reunió en Amman (Jordania). En esta reunión no hubo personas famosas ni cámaras de televisión. De hecho, su hubiese habido cámaras, muchas de las mujeres no habrían podido participar. </p> <p>Se trataba de una iniciativa de la <strong><a href="http://swipad.org/" target="_blank" rel="nofollow">Syrian Women’s Initiative for Peace and Democracy</a> </strong>(SWIPD), una red de organizaciones de mujeres de la sociedad civil cuyo objetivo es influir en la búsqueda de una solución política a la crisis que sigue asolando Siria y afectando directamente a toda la región. Tras tres años de largo conflicto, el ambiente en Amman era sincero y sin sentimentalismos . Una de las participantes subrayó: <strong>"La comunidad internacional ha estado mirando a otro lado mientras nos íbamos sumiendo en esta situación; en este infierno”</strong>. </p> <p>La coalición, que cuenta con 49 miembros, se formó en vistas de las esperadas negociaciones de paz de Ginebra II que comenzaron en enero de este año para fracasar tras semanas de negociación entre las distintas partes del conflicto. Algunos de los miembros de la red son organizaciones consolidadas con vínculos internacionales, mientras que otras son grupos pequeños que están respondiendo a la crisis sobre el terreno y que no pueden ser ignoradas. En los meses previos a Ginebra II, estas líderes de grupos de mujeres de la sociedad civil, tanto de dentro como de fuera de siria, convinieron su visión y recomendaciones sobre cómo garantizar que los procesos de construcción de la paz y de recuperación incluyan la participación activa de las mujeres y aborden las cuestiones relacionadas con el género y las prioridades de los grupos de mujeres de la sociedad civil. Aunque sabemos por los conflictos que existen en todo el mundo que una mayor participación de las mujeres incrementa las posibilidades de éxito de los procesos de construcción de paz, finalmente estas organizaciones fueron excluidas de las negociaciones. </p> <h3>Trabajando para la paz en distintas esferas</h3> <p>En Amman, la reunión se centró en planificar los próximos pasos. Se elaboró un plan de acción para fijar la futura dirección de esta iniciativa. La labor de Syrian Women’s Initiative for Peace and Democracy se centra principalmente en abogar por la reanudación de las negociaciones de paz, pero sus integrantes están convencidas de que esta se debe desarrollar nivel local, regional e internacional al mismo tiempo. Esto significa que las organizaciones de la sociedad civil, así como otras organizaciones comunitarias de base y las personas a título individual, deben participar y trabajar juntas y de forma paralela a los debates políticos de alto nivel entre Gobiernos, Naciones Unidas y otros actores internacionales para que la paz sea sostenible a largo plazo. La coalición argumenta que para ello, se debe incrementar el rol de las mujeres como portadoras de este mensaje de paz civil y seguridad. "A veces, los países occidentales solo quieren vernos como madres, mujeres y hermanas. Pero no queremos ser víctimas de estereotipos. Tenemos el derecho de participar en las negociaciones y en las decisiones sobre el futuro de nuestro país. Ese es nuestro papel y debe ser tomado muy en serio”. </p> <h3>La voz de la amplia mayoría debe ser escuchada</h3> <p>Para que esta amplia gama de partes interesadas puedan colaborar en pro de la paz, es necesario fomentar la confianza para que las personas sirias de todo tipo de afiliación puedan trabajar juntas.</p> <p>"Necesitamos empezar un proceso de paz basado en los intereses y preocupaciones comunes de todas las personas participantes. El pueblo sirio está cansado y quiere una solución pacífica. <strong>Las personas extremistas son solo el 5% en ambos bandos del conflicto. Debemos centrarnos en el 90% restante</strong>".</p> <h3>La implicación de la comunidad internacional es clave</h3> <p>Pero no solo las organizaciones de mujeres deben coordinar sus esfuerzos. También la comunidad internacional. Los miembros de la coalición fueron claros en cuanto a qué querían. Una de las participantes explicó:</p> <p>"Necesitamos que la comunidad internacional presione para que las negociaciones de paz se reanuden. Y necesitamos apoyo para que nuestra voz sea tenida en cuenta en el proceso de paz. Queremos que la comunidad internacional nos ayude a construir un Estado democrático; el Estado con el que soñamos”. </p> <p>Cuando la reunión en Amman estaba a punto de terminar y todas las participantes se pusieron en pie dispuestas a marcharse, una de ellas tomó el micrófono: </p> <p>"Antes de que nos marchemos, quiero contaros una historia. Hace un año, un grupo armado entró en mi pueblo. Actuaron con violencia. Los hombres no podían salir a la calle porque corrían el peligro de ser tiroteados o secuestrados. Al final, fueron las mujeres quienes rodearon a los combatientes y los echaron del pueblo. <strong>Me gustaría decirle a la comunidad internacional que tenga fe en las mujeres sirias. Podemos lograrlo todo</strong>".</p> <h3>Información relacionada</h3> <p><a href="http://www.oxfam.org/es/emergencies/crisis-en-siria" rel="nofollow"></a><strong><a href="http://www.oxfam.org/es/emergencies/crisis-en-siria" rel="nofollow">Crisis en Siria: el trabajo de Oxfam</a></strong></p></div><div class="field field-name-title"><h2>&quot;Tened fe en las mujeres sirias. Podemos lograrlo todo&quot;.</h2></div><ul class="links inline"><li class="translation_en first"><a href="http://l.blogs.oxfam/en/blogs/14-06-26-have-faith-syrian-women-we-can-do-anything" title="‘Have faith in Syrian women. We can do anything.’" class="translation-link" xml:lang="en">English</a></li> <li class="translation_fr last"><a href="http://l.blogs.oxfam/fr/blogs/14-06-27-femmes-syriennes-paix" title="« Ayez confiance en nous, les femmes syriennes. Nous sommes capables de tout »" class="translation-link" xml:lang="fr">Français</a></li> </ul> Fri, 27 Jun 2014 10:47:20 +0000 Jenny Enarsson 10710 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/en/node/10710#comments Ponemos patas arriba el funcionamiento de las empresas alimentarias http://l.blogs.oxfam/en/node/10613 <div class="field field-name-body"><p>El mundo tiene hambre de cambios. Movimientos sociales en todos los rincones del planeta lo demuestran. Y <a href="http://oxf.am/wnq" target="_blank" rel="nofollow"><strong>estamos pidiendo cambios</strong></a> en diferentes espacios, queremos reorganizar la forma como funcionamos como sociedad, gobiernos, empresas. Y justo en este último punto, el de las empresas, tenemos logros que contar. Durante los últimos doce meses Oxfam y cientos de miles de personas de todo el mundo se han unido para reorganizar el modo en que la industria agroalimentaria repercute en las personas y el planeta. ¡Y está dando resultado! Las cosas están cambiando. Se está logrando un cambio.</p> <p>Todas las empresas, salvo General Mills, han mejorado sus puntuaciones generales desde febrero de 2013, gracias a tu apoyo. El llamamiento a las 10 mayores empresas de alimentación y bebidas para que utilizasen el gran poder que ostentan ha conseguido cambiar y poner patas arriba el modo en que operan. </p> <p><a href="http://blogs.oxfam.org/sites/blogs.oxfam.org/files/BtB_OneYear_infographic_ES_140217.jpg" target="_blank"></a>Las puntuaciones iniciales,<strong><a href="http://www.oxfam.org/es/crece/pressroom/pressrelease/2013-02-26/10-mayores-empresas-alimentacion-y-bebidas-no-respetan-derechos-basicos-productores" target="_blank" rel="nofollow"> publicadas en febrero de 2013</a></strong>, eran de lo más decepcionantes, especialmente en lo que se refiere a dos cuestiones clave: ninguna de las 10 grandes había abordado la desigualdad a la que se enfrentan las mujeres que trabajan en explotaciones agrícolas de todo el mundo, y ni una sola empresa estaba velando adecuadamente porque sus proveedores respetasen los derechos de la tierra de las comunidades.</p> <p>Entonces,<strong> ¿qué han conseguido los más de 395.000 activistas que firmaron la campaña, los inversores que representan miles de millones de dólares, y otros amigos de la sociedad civil?</strong></p> <h3>Tratar de manera justa a las mujeres</h3> <p>Gracias a la participación de más 100.000 de vosotros y vosotras, <strong>Nestlé, Mondelez y Mars asumieron <a href="http://www.oxfam.org/es/crece/pressroom/pressrelease/2013-03-26/la-campa%C3%B1a-de-oxfam-consigue-el-primer-triunfo-para-las-mujeres-qu" target="_blank" rel="nofollow">compromisos importantes</a></strong> para eliminar los retos a los que se enfrentan las mujeres en sus cadenas de suministro.</p> <p>Después de que vuestros actos subrayasen la importancia de esta cuestión, Kellogg’s, Mars, Mondelez, Nestlé y Unilever firmaron los <strong><a href="http://www.unwomen.org/es/partnerships/businesses-and-foundations/womens-empowerment-principles" target="_blank" rel="nofollow">Principios para el Empoderamiento de las Mujeres de las Naciones Unidas</a></strong>, un compromiso al más alto nivel para hacer grandes esfuerzos a fin de mejorar las condiciones para las mujeres.</p> <h3>Detener el acaparamiento de tierras</h3> <p>Hace un año, el acaparamiento de tierras era uno de los grandes ausentes en las políticas de las 10 grandes. Seis de las diez empresas sólo obtuvieron un punto en tierras y apenas se reconocía la injusticia que provoca el acaparamiento de tierras, que expulsa a las personas de su hogar, arrastrándolas al hambre y a condiciones de vida de lo más indignas.</p> <p>Pero después de que 270.000 de vosotros y vostras os unierais para hacer un llamamiento por la justicia agraria, <strong><a href="http://assets.coca-colacompany.com/6b/65/7f0d386040fcb4872fa136f05c5c/proposal-to-oxfam-on-land-tenure-and-sugar.pdf" target="_blank" rel="nofollow">Coca-Cola dio un paso al frente</a> y se comprometió a mostrar tolerancia cero ante el acaparamiento de tierras en toda su cadena de suministro</strong>. Como parte de esto, Coca-Cola está llevando a cabo evaluaciones de impacto que incluyen la evaluación de los derechos de la tierra en Colombia y Guatemala.</p> <p>Coca-Cola no ha sido la única en oír nuestra reivindicación de justicia. En total, siete empresas han mejorado sus puntuaciones en tierras con puntuaciones medias que han aumentado un 107%.  Aparte de Coca-Cola, 5 de las 10 grandes (Associated British Foods, Kellogg’s, General Mills, Nestlé y Unilever) se desmarcaron al comprometerse a respetar el principio de consentimiento libre, previo e informado de las comunidades con el fin de garantizar que pueden decidir sobre sus tierras. Después de que cientos de vosotros y vosotras enviaseis mensajes directamente a Twinings, una marca que posee ABF, vimos que se publicaba una política mejorada en materia de tierras al día siguiente, lo que demuestra el poder que tenemos como consumidores y consumidoras. </p> <p>Gracias a la presión que has ejercido actualmente estamos manteniendo un diálogo con PepsiCo y, esperamos que esté cerca de que asuman un compromiso.</p> <h3>¿El motivo principal por el que podemos celebrar algunas puntuaciones? Tú.</h3> <p>Vuestras voces son potentes factores de cambio. Habéis demostrado la veracidad del viejo refrán que dice que ninguna empresa, por grande que sea, puede ignorar la opinión de sus clientes. O mi favorito, que "el cliente siempre tiene razón". </p> <p><strong>Ya han participado casi 400.000 mil personas como tú</strong>, comprometidas a conseguir que las empresas cambien para mejor. Y en las puntuaciones puedes ver que está funcionando.</p> <p>Pero aún hay un largo camino que recorrer. En los temas en los que no os habéis pronunciado, se ha avanzado muy poco. Como ejemplo tenemos temas como agricultores y agricultoras, agua o trabajadores. Ni siquiera en tierras se ha avanzado mucho, si sumamos las puntuaciones de las empresas sigue siendo el tema con la puntuación más baja.  Tenemos que seguir luchando y desafiando a las empresas para que cambien.</p> <p>A partir de ahora nos centraremos en una de las cuestiones más urgentes de nuestro tiempo. Actualmente, la previsión es deprimente. El cambio climático ya está teniendo unos efectos enormes en las vidas de agricultores, agricultoras y de comunidades de todo el mundo. La escala del desafío climático es mucho mayor que los esfuerzos que realizan estas empresas para reducir su impacto, pese a que los fenómenos meteorológicos extremos como el Tifón Haiyan de Filipinas, las constantes y desastrosas sequías de varias regiones de África y la sequía histórica de California son ejemplos preocupantes de lo que nos podría deparar el futuro. </p> <p><strong>2014 debe ser un año de firmes medidas sobre el clima por parte de todos y todas, y necesitamos que te sumes a nosotros.</strong></p> <p>Prepárate para las siguientes iniciativas que comenzarán en mayo, y hasta entonces, comparte nuestro vídeo y enseña al mundo que realmente podemos empezar a lograr un cambio cuando un número suficiente de personas nos pronunciamos.</p> <p> </p> <p> </p></div><div class="field field-name-title"><h2>Ponemos patas arriba el funcionamiento de las empresas alimentarias</h2></div><ul class="links inline"><li class="translation_fr first"><a href="http://l.blogs.oxfam/fr/blogs/14-02-26-renverser-la-maniere-dont-operent-les-entreprises-du-secteur-alimentaire" title="Renverser la manière dont opèrent les entreprises du secteur alimentaire" class="translation-link" xml:lang="fr">Français</a></li> <li class="translation_en last"><a href="http://l.blogs.oxfam/en/blogs/14-02-26-turning-way-food-companies-do-business-upside-down" title="Turning the way food companies do business upside down" class="translation-link" xml:lang="en">English</a></li> </ul> Tue, 25 Feb 2014 23:01:00 +0000 Georgi York 10613 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/en/node/10613#comments El sabor amargo del cacao http://l.blogs.oxfam/en/node/10233 <div class="field field-name-body"><p><strong>La semana pasada lanzamos la campaña <a href="http://www.oxfam.org/es/crece/campaigns/tras-la-marca" rel="nofollow">Tras la marca</a>, y la empezamos con un llamamiento a <a href="http://www.oxfam.org/es/crece/campaigns/tras-la-marca" rel="nofollow">Mars, Mondelez International y Nestlé</a> para que dejen de ignorar a las mujeres que trabajan en sus cadenas de suministro de cacao</strong>. Entre las tres, estas empresas obtienen unos beneficios netos de más de 45 mil millones de dólares anuales con las ventas de sus golosinas. Pero el negocio no es tan redondo para las mujeres que forman parte de las cadenas de suministro de este producto (tanto cultivadoras como recolectoras).</p> <p><strong>Más de 11.000 personas ya han pasado a la acción.</strong> La gente adora el chocolate de estas empresas, pero detestan el trato que se dispensa a las mujeres de sus cadenas de suministros de cacao.</p> <p>La acción ya ha suscitado una respuesta inmediata por parte de <strong>Mars</strong> en un<strong><a href="http://cocoasustainability.com/2013/02/the-role-of-women-in-making-cocoa-sustainable/" target="_blank" rel="nofollow"> blog</a></strong> en el que describen su Iniciativa para el cacao sostenible.</p> <p>“…la Iniciativa para el cacao sostenible está diseñada para trabajar con estas comunidades para ayudar a aliviar flagelos sociales como la pobreza, la carencia de educación y la falta de oportunidades centrándose en los principales desafíos a los que se enfrentan los agricultores. Reconocemos el importante rol de la mujer a la hora de solucionar estos problemas y para que estas comunidades avancen”.</p> <p>Desde <strong>Nestlé</strong> nos <strong><a href="http://www.nestle.com/media/newsandfeatures/nestle-food-security-oxfam-behind-the-brands" target="_blank" rel="nofollow">agradecieron</a></strong> por haberlos colocado en primer lugar en nuestra <strong><a href="http://www.oxfam.org/es/crece/campaigns/tras-la-marca" rel="nofollow">tabla de puntuaciones</a></strong> de “Tras la marca” y respondieron, en alusión a su trabajo con los agricultores: </p> <p>“Al trabajar de forma cooperativa con más de 600 mil agricultores que nos ofrecen su materia prima, nos encontramos en una posición primordial para conseguir un impacto real”.</p> <p>La respuesta de Mondelez destacaba la importancia de su iniciativa Cocoa Life: </p> <p>“Desde octubre, hemos destinado 600 millones de dólares a invertir en 10 años en nuestras iniciativas Cocoa Life y Coffee Made Happy [La vida del cacao y Café feliz, respectivamente], a fin de construir unas comunidades vibrantes, sostenibles en cuanto a producción, que garanticen beneficios a millones de personas del mundo en desarrollo”. <em>”</em></p> <h3>Es necesario un cambio fundamental</h3> <p>La verdad es que ya sabemos que las tres empresas tienen proyectos cuya intención es ayudar a los agricultores. También sabemos que estos proyectos, en algunos casos, han tenido un gran impacto sobre las mujeres y los trabajadores. Pero los proyectos de los que estas empresas hacen gala son apenas una mínima parte de lo indispensable.<strong> Es necesario conseguir cambios fundamentales en las políticas que realmente rigen la forma de hacer negocios de estas empresas.</strong></p> <p>Juntas, Mars, Mondelez y Nestlé, compran casi un tercio de todo el cacao recolectado a nivel global. Tienen el poder de influenciar a los proveedores, a gobiernos y a autoridades de certificación, y pueden influenciar cambios en las políticas y en las prácticas del sector.</p> <p><strong>Ninguna de las 3 empresas obtiene buenas puntuaciones en sus políticas sobre la mujer en nuestra tabla de puntuaciones de Tras la marca,</strong> y Mars y Mondelez incluso obtienen las puntuaciones más bajas, lo que significa que sus políticas para con las mujeres ni siquiera encajan con lo que se espera en la actualidad.</p> <p>La campaña Tras la marca de Oxfam define <strong><a href="http://www.oxfam.org/es/crece/policy/tras-la-marca" rel="nofollow">tres pasos</a></strong> clave para que Mars, Mondelez y Nestlé acaben con el trato injusto hacia las mujeres en sus cadenas de suministro del cacao.</p> <p>Las tres empresas han demostrado que están dispuestas a comprometerse en cuanto a temas importantes como la certificación de la fuente de su cacao. Ahora <strong>ha llegado la hora de que estos gigantes del chocolate muestren su liderazgo en relación con los derechos de las mujeres. </strong></p> <h3><a href="http://www.oxfam.org/es/crece/campaigns/tras-la-marca" rel="nofollow">Suma tu voz a nuestra acción </a>y participa en<a href="http://www.oxfam.org/es/crece/campaigns/tras-la-marca" rel="nofollow"> </a>la<a href="https://www.thunderclap.it/projects/1447-the-truth-behindthebrands" target="_blank" rel="nofollow"> acción Thunderclap</a> el 8 de marzo.</h3> <p><strong>¿Quieres más información? Lee el informe: <a href="http://www.oxfam.org/es/crece/policy/tras-la-marca" rel="nofollow">Tras la marca. El papel de las 10 grandes empresas de alimentación y bebidas en el sistema alimentario </a></strong></p></div><div class="field field-name-title"><h2>El sabor amargo del cacao</h2></div><ul class="links inline"><li class="translation_en first"><a href="http://l.blogs.oxfam/en/blogs/13-03-01-are-women-from-mars" title="Are women from Mars?" class="translation-link" xml:lang="en">English</a></li> <li class="translation_fr last"><a href="http://l.blogs.oxfam/fr/blogs/13-03-05-les-femmes-viennent-elles-de-mars" title="Les femmes viennent-elles de Mars ?" class="translation-link" xml:lang="fr">Français</a></li> </ul> Tue, 05 Mar 2013 15:50:52 +0000 Conor Costello 10233 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/en/node/10233#comments Descubre qué hay tras tu marca favorita http://l.blogs.oxfam/en/node/10225 <div class="field field-name-body"><p><strong>¿Qué tienen en común Twinings, Toblerone y Tropicana? Lo mismo que Coca Cola, Cheerios y Cadbury, Ovaltine y Oreo, Pringles y Pop tarts. Todas estas marcas pertenecen a las diez empresas alimentarias más grandes del mundo (“las 10 Grandes”), cuyos ingresos conjuntos superan los mil millones de dólares diarios.</strong></p> <p>En Oxfam, hemos trabajado durante los últimos 18 meses para examinar el funcionamiento de estos gigantes de la alimentación (nombres tan conocidos como Nestlé, Coca Cola, Pepsi y Kellogg). Algunas empresas están más comprometidas que otras, pero, en general, los resultados no son buenos. Sin embargo la buena noticia es que ninguna marca, por grande que sea, puede ignorar la opinión de sus clientes, y aquí es donde tú entras en juego.</p> <p>Sabemos que al hacer la compra, ya reflexionas sobre los alimentos, así que nuestro propósito no es que te sientas culpable. Queremos que colabores con nosotros para que juntos presionemos a las empresas a las que compramos productos a diario para que hagan mejor las cosas. Hemos creado una <strong><a href="http://behindthebrands.org/es/calificaciones" target="_blank" rel="nofollow">tabla de puntuación “Tras la marca” </a></strong>para comparar los resultados que obtienen las diez empresas alimentarias más grandes en asuntos que van desde el agua hasta su impacto sobre los trabajadores y trabajadoras. Los resultados no son buenos, y en aspectos como el apoyo a las mujeres en sus cadenas de suministro todas y cada una de estas empresas fracasan.</p> <h3>Las mujeres que hay detrás del chocolate que comemos</h3> <p>Tres empresas (Nestlé, Mars y Mondelez) compran más del 30 por ciento del cacao mundial. Sin embargo, las mujeres que cultivan y recolectan ese cacao son tratadas de forma injusta.</p> <p>Se trata de un asunto de gran importancia porque son las mujeres las que normalmente alimentan a sus familias, y miles de ellas están pasando hambre. Y tú, al comprar el chocolate que producen estas empresas, puedes cambiar la manera en la que funcionan.</p> <p>Durante décadas, estas empresas han situado a las mujeres como elemento central de sus campañas publicitarias, pero han ignorado a las mujeres en las que se apoyan para producir el chocolate. Es hora de que Nestlé, Mars y Mondelez ABRAN LOS OJOS, ESCUCHEN y ACTÚEN.</p> <p>Pero primero te escucharán a ti. No tienes que dejar de comprar chocolate, pero puedes lograr que las grandes empresas chocolateras dejen de tratar a las mujeres de manera injusta.</p> <h3><strong><a href="http://oxf.am/3Kd" rel="nofollow">Firma la petición ahora</a> y pídeles a estas empresas que actúen.</strong></h3> <p>Si crees que no puedes cambiar el sistema alimentario, piénsalo dos veces. Tienes más poder que cualquiera de las 10 Grandes. Sin ti, sus días de grandeza estarían contados.</p> <p> </p></div><div class="field field-name-title"><h2>Descubre qué hay tras tu marca favorita</h2></div><ul class="links inline"><li class="translation_fr first"><a href="http://l.blogs.oxfam/fr/blogs/13-02-26-decouvrez-face-cachee-marques" title="Découvrez la face cachée des marques" class="translation-link" xml:lang="fr">Français</a></li> <li class="translation_en last"><a href="http://l.blogs.oxfam/en/blogs/13-02-26-go-behind-brands-you-buy" title="Go behind the brands you buy" class="translation-link" xml:lang="en">English</a></li> </ul> Tue, 26 Feb 2013 00:01:20 +0000 Conor Costello 10225 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/en/node/10225#comments