Oxfam International Blogs - ayuda humanitaria http://l.blogs.oxfam/en/tags/ayuda-humanitaria en ¿Cómo regresar a una Siria que ya no existe? http://l.blogs.oxfam/en/node/81440 <div class="field field-name-body"><p><strong>A siete años del inicio de la guerra en Siria, la situación sigue siendo desalentadora. Niñas, niños, mujeres y hombres continúan sumidos en un conflicto marcado por un tremendo sufrimiento humano, una destrucción implacable y un desprecio flagrante por los derechos humanos.</strong></p><p>Las terribles noticias que llegan estos días desde Guta Oriental, donde el brutal conflicto se ha recrudecido, han devuelto la guerra a los titulares de los principales medios de comunicación. Los recientes combates en otras zonas como Afrin, Idlib y Deir Ez-Zor continúan cobrándose vidas y dejando a las familias en una situación desesperada. Durante este largo conflicto a menudo se han despreciado y destruido las vidas de las mujeres, hombres, niñas y niños sirios.</p><p>Mientras rodaba un documental sobre refugiados en el Líbano y Jordania, me conmovió la valentía y resiliencia de las personas que conocí. Sin embargo, muchas lo único que hacen es lograr sobrevivir en condiciones terribles.</p><p>Los hogares de muchas de estas personas en ciudades y pueblos sirios se han visto reducidos a escombros o están ocupados por extraños. Jawaher, una madre de Homs, me decía: "Nuestras casas han desaparecido. ¿Cómo podemos regresar a un lugar que ya no existe?"</p><p><strong>Tras siete años de conflicto las estadísticas son espeluznantes</strong>: al menos 400.000 personas han muerto y más de 13 millones necesitan desesperadamente ayuda humanitaria, entre ellas casi 400.000 atrapadas en zonas sitiadas como Guta Oriental. Más de la mitad de la población, casi 12 millones de personas, ha huido de sus hogares (muchas de ellas en varias ocasiones). Más de 5,6 millones de personas refugiadas viven en países vecinos, la mayoría en condiciones de extrema pobreza.</p><p>Jawaher, la refugiada que entrevisté para el documental, me contó que su hijo ha regresado a Siria hace poco y que le manda mensajes de texto en los que le cuenta que la situación "es mala, muy mala". A pesar de las bajas temperaturas carece de cualquier fuente de calor y no ha recibido ningún tipo de ayuda. Las organizaciones humanitarias todavía no consiguen llegar a muchas personas que necesitan auxilio dentro de Siria.</p><p><strong>Pero, a pesar de las dificultades, algo se logra hacer llegar.</strong> Durante el pasado año, Oxfam ayudó a aproximadamente dos millones de personas entre residentes en Siria y personas refugiadas y comunidades de acogida en el Líbano y Jordania, proporcionándoles agua apta para el consumo, saneamiento y ayuda alimentaria, entre otros. También ha ayudado a muchos refugiados a conseguir un medio de vida.</p><p>Ser ciudadano o ciudadana de Siria es difícil incluso si consigues escapar del país. Quienes viven en la capital de Jordania, Amman, saben lo elevado que es el coste de vida allí. Imagínense ser una persona refugiada siria y tener que vivir, comer y cuidar de los hijos. A pesar de los esfuerzos de las autoridades jordanas muchos refugiados no consiguen encontrar trabajo y dependen totalmente de la limitada ayuda que reciben. Esto condena a muchos, especialmente a muchas mujeres, a vivir sin un trabajo con el que ganarse la vida dignamente. ¡Qué terrible desperdicio de talento!</p><p>Una joven refugiada siria en el campo de Za’atari también nos contó su historia y cómo está forjando su propio destino como reportera para una revista sobre la vida en ese campo. Abeer, de 20 años, espera poder volver a Siria un día y se ha fijado como meta devolver algo a su país por "todo lo sufrido y sacrificado". Sueña con poder contar las historias de los sirios y sirias que regresen para comenzar de nuevo y reconstruir su país. La pregunta es cuándo, cuánto más va a durar este conflicto y cuánto va a costar.</p><p><strong>En los últimos años, la comunidad internacional</strong> ha proporcionado a la región miles de millones de euros en ayudas que han servido para mantener con vida y aliviar el sufrimiento de millones de personas refugiadas. Pero los esfuerzos no han aumentado en proporción a la creciente magnitud de las necesidades.</p><p>La continua violencia, el derramamiento de sangre y el sufrimiento en el que vive sumido el país demuestran el fracaso catastrófico de la comunidad internacional. Los esfuerzos por salvar vidas civiles y proporcionar ayuda humanitaria a las personas atrapadas en el conflicto se han visto continuamente socavados por las operaciones militares.</p><p>Los líderes mundiales tienen una inmensa deuda en la tarea de proteger y ayudar a la población civil, así como de promover una solución política a este conflicto. La población siria se lo merece.</p><p><em>Por Shaheen Chughtai (<a href="https://twitter.com/ShaheenX" rel="nofollow">@ShaheenX</a>), responsable de Campañas, Políticas y Comunicaciones de la respuesta de Oxfam a la crisis siria, en el 15 del marzo 2018.</em></p><p></p></div><div class="field field-name-title"><h2>¿Cómo regresar a una Siria que ya no existe?</h2></div> Thu, 15 Mar 2018 10:09:08 +0000 Shaheen Chughtai 81440 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/en/node/81440#comments Trabajar en el ámbito humanitario significa... http://l.blogs.oxfam/en/node/27479 <div class="field field-name-body"><p>Pese a los innumerables  desastres que convulsionan al mundo de hoy y el desbordado egoísmo que se manifiesta  en la concentración de poder y una mayor desigualdad,<strong> </strong>todavía<strong> miles de seres humanos guardan esa esencia que les permite manifestar su  sentido de “humanidad”</strong>.</p> <p>El año 2015 ha estado marcado por diferentes desastres, tanto naturales como los ocasionados por el hombre, que han marcado la vida de centenares de personas. El <a href="https://www.oxfam.org/es/accion-humanitaria/terremoto-en-nepal" target="_blank" rel="nofollow"><strong>sismo en Nepal</strong></a>, que ha dejado hasta el momento más de 8.500 víctimas, y el<a href="https://www.oxfam.org/es/accion-humanitaria/alerta-por-ebola" target="_blank" rel="nofollow"><strong> Ébola</strong></a>, considerada una de las epidemias más letales del siglo XXI y que provocó más de 10.000 víctimas mortales  en África Occidental, entre Guinea, Liberia y Sierra Leona, son algunas de las tragedias humanitarias de las que el mundo entero ha sido testigo, pero que muchas veces no logran tocar lo más profundo de su sensibilidad.  </p> <p><img alt="Mabinty Kurma 31, es promotora de Salud Pública para Oxfam en Sierra Leona" height="340" width="680" class="media-element file-default" typeof="foaf:Image" src="http://l.blogs.oxfam/sites/default/files/89774.ogb_.-pablo-tosco.sierra-leone.680x340.jpg" /></p> <p><em>Mabinty Kurma 31,  es promotora de Salud Pública para Oxfam en Sierra Leona. Foto: Pablo Tosco</em></p> <p>Allí,  en medio del  dolor y la desesperanza de haberlo perdido todo, cientos de voluntarias y voluntarios, rescatistas, especialistas en agua, saneamiento e higiene en situaciones de emergencia, profesionales de la salud, y equipos de grupos humanitarios de distintas organizaciones internacionales y nacionalidades, llegan motivados por un mismo propósito: <strong>salvar vidas</strong>. Es allí donde la labor de estos <a href="http://www.oxfam.org/es/sudan-del-sur-crisis-en-sudan-del-sur/dia-mundial-de-la-asistencia-humanitaria-historias-de-sudan" target="_blank" rel="nofollow"><strong>héroes y heroínas</strong></a> anónimos nos recuerdan la importancia de pensar en el prójimo, ayudarle y, por qué no, sacrificarnos por él.</p> <p><strong>Ser trabajadora o trabajador humanitario no es una profesión, responsabilidad o religión. Es un principio, un deseo de  trabajar por los demás, de servir y  luchar por la dignidad humana</strong>. Ser trabajador humanitario es la mayor expresión de solidaridad y ayuda hacia otras personas, la mayoría de las veces –por no decir todas las veces– absolutas desconocidas que, por un breve momento, se convierten en sus más fieles amigas, confidentes y cómplices.  </p> <p><strong>Hoy he querido a través de estas pocas palabras felicitar y transmitir mi más sincero respeto y admiración a quienes lo dan todo por nada</strong>, o mejor aún, por una sonrisa, un gracias, una lágrima de felicidad.</p> <p> </p></div><div class="field field-name-title"><h2>Trabajar en el ámbito humanitario significa...</h2></div> Wed, 19 Aug 2015 11:00:20 +0000 Carlos Mansilla 27479 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/en/node/27479#comments ¿Cuándo acabará esto? Cuatro millones de refugiados sirios registrados en los países vecinos http://l.blogs.oxfam/en/node/27270 <div class="field field-name-body"><p>En septiembre de 2013, ya eran dos millones los sirios y sirias que habían huido de su país, cruzando la frontera hacia los países vecinos, y se habían registrado como refugiados. El Alto Comisionado de Naciones Unidades para los Refugiados, Antonio Guterres, dijo entonces que el mundo estaba siendo testigo de un nivel de desplazamiento "sin precedentes en la historia reciente" y alabó a los países de acogida "por la humanidad demostrada al recibir y salvar las vidas de tantos refugiados".  Actualmente, dicha cifra se ha duplicado hasta alcanzar los cuatro millones, sometiendo a una presión sin precedentes a las comunidades de acogida, los servicios públicos y las infraestructuras de los que dependen. Desafortunadamente, la generosidad de los países vecinos a Siria se ha dado por sentada durante demasiado tiempo y ahora la población refugiada comienza a pagar el precio.</p> <p>Jordania, Líbano y Turquía han restringido o incluso cerrado el paso a través de sus fronteras, atrapando a más y más personas en el conflicto sirio. También ha incrementado el número de desalojos violentos y de redadas en los campamentos de refugiados, así como los toques de queda impuestos en las comunidades. Incluso se ha retornado de forma forzosa a Siria a algunos refugiados <strong><a href="http://www.hrw.org/news/2014/11/23/jordan-vulnerable-refugees-forcibly-returned-syria" rel="nofollow">sirios</a></strong> y <strong><a href="http://www.un.org/apps/news/story.asp?NewsID=49429#.VSuwpdzF-So" rel="nofollow">palestinos</a></strong> procedentes del país, donde su vida se ve de nuevo expuesta a los peligros de los que habían huido inicialmente. Fuera de la región, solo el 2% de la población refugiada ha podido acceder al reasentamiento en otros países.   </p> <p><strong>¿Qué espera el mundo que hagan estos cuatro millones de personas, la mayoría mujeres y niños?  </strong></p> <p>Imagina huir de tu país con tus hijos para escapar de las bombas, de la violencia o del hambre y tener que vivir en una tienda a las afueras de una ciudad en un país extranjero y subsistir gracias a la escasa ayuda de las organizaciones humanitarias. Después, imagina vivir sabiendo que podrían quemar la tienda en la que vives o podrían obligarte a trasladarte, como les ha pasado a algunos de los refugiados y refugiadas con los que trabajamos en el Líbano. O imagina vivir en un apartamento diminuto, carísimo y abarrotado de gente y que los ahorros que has tardado años en reunir se te están agotando. ¿Qué harías? </p> <p><strong>¿Tratarías de buscar trabajo para mantener a tu familia?</strong></p> <p>Si hicieras eso en Jordania, al no tener un permiso de trabajo te arriesgarías a que, si te pillaran trabajando de forma ilegal, te deportasen a Siria. En el mejor de los casos, puede que solo te explotasen empleadores sin escrúpulos o a provocases la ira de tus anfitriones, que cada vez más ven a los refugiados como la causa de un mercado laboral debilitado. </p> <p><strong>¿Y qué me dices de depender de la ayuda humanitaria para contribuir a que tu familia sobreviva?</strong></p> <p>La financiación de la respuesta a esta crisis humanitaria no se corresponde con las crecientes necesidades. Las raciones de comida son cada vez más pequeñas y la asistencia sanitaria y la educación son cada vez más y más inaccesibles. Cada vez menos refugiados reciben menos ayuda.  Abu Anas huyó con su mujer, Um Anas, y sus tres hijos pequeños de Aleppo a Bekaa (en el Líbano) en 2012. "No me queda nada en Siria", nos contó. "Mis padres están desplazados en el país y aquí no tengo fuentes de ingresos. La reducción de las raciones de comida hará que la vida nos resulte aún más difícil porque mi mujer está embarazada. Tendré que pedir prestado dinero a otros refugiados del campamento para poder comprar productos básicos que mi familia necesita". Desgraciadamente, la experiencia de Abu Anas es la de muchos otros millones de refugiados. </p> <p><strong>¿Tratarías de conseguir el reasentamiento en otro país?</strong></p> <p>Cada vez más refugiados preguntan al personal de Oxfam sobre opciones para el reasentamiento en otros países. Muchos han oído que existe la posibilidad de que te acojan en un tercer país. Oxfam ha hecho un llamamiento a los países ricos para que, para finales de 2015, ofrezcan reasentamiento u admitan por motivos humanitarios al 5% de la población refugiada más vulnerable, cuyas necesidades sencillamente no pueden satisfacerse en la región. Aunque un cierto número de Estados, entre ellos Alemania y Suecia, han proporcionado una ayuda generosa a través del reasentamiento, hasta la fecha la respuesta de la mayoría de los países ha sido escasa.</p> <p><strong>¿Enviarías a tus hijos a Europa en barco?</strong></p> <p>Cada vez más y más refugiados están dispuestos a arriesgar sus vidas y sus ahorros para hacerlo. A pesar de ser la última y más peligrosa de las opciones, se trata de una solución cara, fuera del alcance de la mayoría, que no te garantiza que la acogida en Europa sea cálida.   </p> <p><strong>¿Quizás tuvieras la esperanza de volver a casa?</strong></p> <p>Sin embargo, nada parece indicar que el conflicto en Siria vaya a acabar pronto. Nuestro reciente <strong><a href="https://www.oxfam.org/es/informes/suspenso-en-siria" rel="nofollow">informe</a></strong> mostraba cómo durante el último año el número de muertes y desplazamientos había aumentado, así como las necesidades en el país. El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas hizo un llamamiento a poner fin a la brutalidad y la negativa a la entrada de ayuda que caracterizan el conflicto en Siria. Éste fue totalmente ignorado. Y, además, la economía del país se ha prácticamente <strong><a href="http://www.sy.undp.org/content/dam/syria/docs/socio-economic-resilience/SCPR_Alienation_Violence_Report_2014_EN.pdf" rel="nofollow">desmoronado</a></strong>. Devolver a los refugiados a esta situación no es solo ilegal, sino también inmoral.</p> <p>La crisis en Siria comenzó como un grito por la libertad y la dignidad que fue acallado con una violencia demoledora y catastrófica. Tristemente, este grito se ha convertido en una desesperada súplica de ayuda y protección que está siendo acogida con total indiferencia. Es necesario que se produzca un aumento importante de la ayuda humanitaria y del número de refugiados en situación de vulnerabilidad a los que se les ofrece el reasentamiento en terceros países, así como una inversión significativa en escuelas, hospitales e infraestructuras en los países vecinos a Siria. Esto es lo mínimo que la comunidad internacional puede hacer. Los refugiados y refugiadas deberían poder mantenerse a sí mismos y a sus familias, y contribuir a la economía de los países que los acogen.</p> <p>A la población refugiada se le acaban las opciones, como también se acaba la paciencia de los generosos países de acogida. La terrible cifra de cuatro millones de refugiados debería ser el punto máximo que alcance esta crisis. ¿Cuándo comenzará Naciones Unidas a informar de una reducción del número de refugiados: de cuatro a tres, y después a dos, y después a un millón? Para hacer de esto una realidad, es necesario un esfuerzo diplomático para conseguir una paz justa y duradera en Siria. Las aspiraciones y las esperanzas puestas en su país de estos cuatro millones de personas deben guiar las acciones de los líderes mundiales, y no solo sus necesidades.  </p> <p><em>Autor del blog: Daniel Gorevan, experto en política siria <em>(<a href="http://twitter.com/DGorevan" rel="nofollow">@DGorevan</a>)</em></em></p> <h3>Qué puedes hacer tú</h3> <p><strong><a href="https://www.oxfam.org/es/accion-humanitaria/crisis-en-siria" rel="nofollow">Haz un donativo para la emergencia en Siria</a></strong></p> <p><img alt="Zaatari" title="Zaatari" height="666" width="1000" class="media-element file-default" typeof="foaf:Image" src="http://l.blogs.oxfam/sites/default/files/zaatari_es.gif" /></p></div><div class="field field-name-title"><h2>¿Cuándo acabará esto? Cuatro millones de refugiados sirios registrados en los países vecinos</h2></div><ul class="links inline"><li class="translation_en first"><a href="http://l.blogs.oxfam/en/blogs/15-07-09-four-million-syrian-refugees-registered-across-border-when-will-end" title="Four million Syrian refugees registered across the border: When will this end?" class="translation-link" xml:lang="en">English</a></li> <li class="translation_fr last"><a href="http://l.blogs.oxfam/fr/blogs/15-07-10-quand-cela-cessera-t-il%C2%A0-quatre-millions-de-r%C3%A9fugi%C3%A9s-syriens-enregistr%C3%A9s-%C3%A0-l%C3%A9tranger" title="Quand cela cessera-t-il ? Quatre millions de réfugiés syriens enregistrés à l&#039;étranger" class="translation-link" xml:lang="fr">Français</a></li> </ul> Fri, 10 Jul 2015 06:56:01 +0000 Daniel Gorevan 27270 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/en/node/27270#comments Sudán del Sur, uno de los lugares más difíciles para los trabajadores humanitarios http://l.blogs.oxfam/en/node/12481 <div class="field field-name-body"><p><strong>Sudán del Sur es uno de los lugares más difíciles y peligrosos para los trabajadores humanitarios. Sólo este mes, cinco cooperantes fueron asesinados, al parecer, a causa de su identidad étnica.</strong></p> <p>'Las muertes sin sentido de los cooperantes tras sus incansables esfuerzos para prestar asistencia a las personas necesitadas son simplemente incomprensibles. Las organizaciones han visto que los bloqueos a la ayuda humanitaria son cada vez mayores, incluyendo la intimidación de personal que presta asistencia vital en momentos en que la urgencia de la respuesta es cada vez mayor”. Son palabras  del Director de Oxfam, Tariq Riebl, que trabaja sobre el terreno.</p> <h3>Hemos ayudado a más de 500.000 personas</h3> <p>Oxfam ha estado presente en lo que es ahora Sudán del Sur desde 1983, proveyendo ayuda humanitaria a la población afectada por el conflicto, la sequía y las inundaciones, así como desarrollando a largo término programas con las comunidades más vulnerables. Durante este tiempo, hemos ayudado a más de 500.000 personas  y nuestro compromiso es el de mantener la ayuda durante esta crisis.  </p> <p>Desde que el conflicto en Sudán del Sur se iniciara en diciembre de 2013, <strong>1,5 millones de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares</strong>, más de 10.000 personas han muerto y 4 millones se encuentran en necesidad desesperada de alimentos y dependen de la ayuda humanitaria para sobrevivir.</p> <p>‘He pasado los últimos tres meses trabajando en Lankien y Waat, en la provincia de Jonglei. Este es uno de <strong>los lugares más inaccesibles y subdesarrollado del mundo</strong>, sin embargo, las comunidades aceptan de buena gana que un gran número de personas desplazadas busquen el refugio que la violencia les niega.</p> <p>Durante la temporada de lluvias, los caminos son intransitables y la única manera de entrar o salir del terreno es en helicóptero. Los equipos humanitarios trabajan y duermen en tiendas de campaña, e ir a cualquier parte requiere caminar por el lodo profundo.’</p> <p>A pesar de la dificultad del entorno, <strong>el objetivo de Oxfam es ayudar a 50.000 personas</strong> más con agua potable, saneamiento y actividades para promocionar buena prácticas de higiene durante los próximos meses. 30.000 personas ya se han beneficiado de las distribuciones de comida y 20.000 han recibido semillas y aparejos para la pesca. </p> <h3>Un trabajo extraordinario en unas condiciones muy difíciles</h3> <p>Los trabajadores se enfrentan diariamente a arduas condiciones en muchas partes del mundo,  pero en mi honesta opinión, hay pocos lugares tan difíciles para trabajar sobre el terreno como en sitios como Sudán del Sur. La labor humanitaria de mis colegas de Oxfam, la mayoría de Sudán del Sur, es extraordinaria: las condiciones en las que ejercen sus tareas, los riesgos de seguridad que enfrentan…</p> <p><strong>Tenemos personal cuyas familias viven en otros países como Etiopía o Uganda.</strong> En algunos casos, ellos no saben cómo se encuentran sus familias. Tienen escasas oportunidades para comunicarse con ellas e incluso tienen dificultades para enviarles parte del sueldo, pero aún así están comprometidos día a día con el trabajo que hacemos aquí. </p> <p>Admiro a las personas que han elegido hacer por sus comunidades, por sus países. Algunos también lo hacen por sus familias, como una opción de vida. <strong>Y sin embargo, han elegido caminar</strong> por el barro, la lluvia… Y situarse en la zona de aterrizaje cuando los aviones del Programa Mundial de Alimentos dejan caer los suministros, haciendo frente a las multitudes y a los riesgos que a veces implica este trabajo.  </p> <p>Hay pocos lugares del mundo en los que Oxfam pida a su personal caminar durante 12 horas por el barro y la lluvia, en áreas consideradas seguras pero donde hay un montón de hombres portando armas alrededor. Oxfam nos pide esto porque es la única manera de hacer nuestro trabajo. </p> <h3>Es el momento de decir gracias!</h3> <p>Creo que es el momento adecuado para decir gracias y reconocer <strong>el tipo de sacrificio personal, las dificultades y los riesgos</strong> que enfrentan las personas en el trabajo humanitario, y más en un contexto como este, especialmente nuestro personal local.</p> <p>También quiero <strong>rendir homenaje a la resistencia de las comunidades</strong>. Lo que me ha llamado la atención en Sudán del Sur es la capacidad de las personas para sobrevivir en tiempos increíblemente difíciles y en condiciones que la gente en la mayoría de los lugares del mundo consideraría extremadamente difícil.</p> <p>La gente común son las víctimas de estos desastres provocados por el hombre, estos problemas políticos, estos conflictos que parecen seguir y que no tiene un final a la vista. <strong>¿Hasta cuándo las personas en este país tendrán que vivir con esta incertidumbre sobre su seguridad y el futuro de sus hijos?</strong></p> <h3><a href="http://www.oxfam.org/es/accion-humanitaria/crisis-en-sudan-del-sur" rel="nofollow">Apoye nuestro trabajo humaniatrio en Sudán del Sur</a></h3> </div><div class="field field-name-title"><h2>Sudán del Sur, uno de los lugares más difíciles para los trabajadores humanitarios</h2></div><ul class="links inline"><li class="translation_en first last"><a href="http://l.blogs.oxfam/en/blogs/14-08-19-south-sudan-one-most-challenging-places-be-humanitarian" title="South Sudan, one of the most challenging places to be a humanitarian" class="translation-link" xml:lang="en">English</a></li> </ul> Tue, 19 Aug 2014 13:36:52 +0000 Pieter Struijf 12481 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/en/node/12481#comments Huidos y olvidados: refugiados sursudaneses en Uganda http://l.blogs.oxfam/en/node/10618 <div class="field field-name-body"><p><em>Durante una visita a los centros de refugiados del sur de Sudán en el norte de Uganda, el corresponsal de prensa de Oxfam, Geno Teofilo informa sobre las urgentes necesidades humanitarias, incluyendo la necesidad de refugio para la próxima temporada de lluvias.</em></p> <p>La mayor parte del fin de semana pasado la pasé en campos de refugiados del norte de Uganda, donde buscan refugio las familias sursudanesas que han huido del conflicto que asola su joven país. Los refugiados continúan cruzando la frontera aunque, ahora, el éxodo no es tan masivo como antes. De acuerdo con distintas fuentes de Naciones Unidas y otras ONG, se estima que entre 50 y 150 personas refugiadas siguen llegando cada día al norte de Uganda.</p> <p>Algunas evitan los puestos fronterizos y entran por otras rutas. Desde que los combates comenzaron en Sudán del Sur, el número total de refugiados en Uganda ha ascendido a más de 69.000.</p> <h3>"Necesitamos refugio"</h3> <p>Ahora, la llegada de nuevos refugiados están siendo acogida y registrada paulatinamente. Sin embargo, las necesidades sobrepasan la capacidad existente. La mayor parte de los refugiados son mujeres, niños y niñas que precisan de una ayuda vital. Una viuda me decía: "Necesitamos refugio, alimentos, hospitales y escuelas".</p> <p>Lo más necesario es el refugio. Mientras quienes llegaron en diciembre han encontrado algún lugar donde refugiarse, los recién llegados no tienen más elección que dormir a la intemperie. Algunas organizaciones como Oxfam están suministrando agua potable a los campamentos, pero no es suficiente. Muchos de los conflictos en los campos de refugiados tienen lugar junto a los abarrotados puntos de abastecimiento de agua. La necesidad de letrinas y de un mejor sistema de saneamiento es aún mayor. Para la mayoría de los niños y niñas, la educación es inexistente. Y lo que también resulta alarmante es la falta de mosquiteras. No vi ninguna. Y aquí la malaria es una amenaza real.</p> <h3>Las lluvias traen enfermedades</h3> <p>Con la llegada de la época de lluvias el mes que viene, un saneamiento pobre, un brote de rubeola  y otro de meningitis (recientemente confirmado por el ministro de Sanidad de Uganda), se teme que la situación sanitaria se deteriore y se produzcan nuevos brotes de otras enfermedades. "Cuando lleguen las lluvias esto se convertirá en un perfecto caldo de cultivo para los mosquitos. Debemos tomarnos muy en serio el riesgo de malaria ", afirma George Okumu, miembro de la organización socia de Oxfam, ACROD, en la ciudad de Adjumani.</p> Este camión de Oxfam abastece de agua potable a la población del campo de refugiados de Rhino, en Uganda. Foto: Geno Teofilo/Oxfam <p>Ya se están distribuyendo algunas vacunas. El Gobierno de Uganda, las agencias de Naciones Unidas y las ONG ya están respondiendo. Pero, como a menudo sucede en estas situaciones, las necesidades son mayores que los recursos disponibles. La mayor parte de la ayuda destinada a responder a esta crisis está siendo enviada a Sudán del Sur donde, por supuesto, es muy necesaria. Pero también están todos los refugiados que han huido del país, y la comunidad internacional debe ser muy consciente de su existencia.</p> <p>Vi como una excavadora arrancaba matorrales en las afueras de Adjumani para hacer sitio para los próximos en llegar. Estos campos seguirán creciendo. Los principales donantes del mundo deben ser conscientes de que no se están cubriendo las necesidades más urgentes de estas personas. El Gobierno de Uganda y las comunidades de acogida han proporcionado a las familias refugiadas pequeños terrenos pero, sin un apoyo a largo plazo, se perderá cualquier oportunidad para que puedan salir adelante.</p> <h3>El trabajo de Oxfam</h3> <p>Desde Oxfam estamos respondiendo con un importante programa de abastecimiento de agua potable y distribuyendo hornillos  entre las familias más vulnerables. Pronto pondremos en marcha un programa de "dinero por trabajo" para la construcción de una carretera que proporcionará unos muy necesarios ingresos a muchas familias. Desde Oxfam también planeamos distribuir semillas y kits para el cultivo. También contamos con un pequeño laboratorio informático en uno de los campos en el que se enseña a utilizar los ordenadores e Internet.</p> <h3>Son supervivientes</h3> <p>Oxfam y sus organizaciones socias desearían hacer más para ayudar a estos refugiados en el norte de Uganda pero, desafortunadamente, está crisis no cuenta con los fondos necesarios. Nuestro objetivo es incrementar nuestros programas, pero solo lo conseguiremos si recibimos más apoyo. </p> <p>Estas familias que han huido de Sudán del Sur no son refugiados indefensos. Son personas capaces y con una gran capacidad de recuperación. Son supervivientes y no sólo de este conflicto, sino de la larga guerra que azotó Sudán durante décadas. Están viendo como las esperanzas puestas en su joven país se desvanecen por circunstancias que escapan a su control y por una comunidad internacional indiferente.</p> <p>Con todos los conflictos y desastres que afectan a otras partes del mundo, puede que las naciones más pudientes se hayan cansado de su papel de donantes. Pero estos refugiados sursudaneses también merecen ser ayudados. Merecen un apoyo que les permita vivir con salud y dignidad.</p> <h3>Más información</h3> <p><strong><a href="http://blogs.oxfam.org/es/blogs/14-02-14-sudan-del-sur-un-hilo-de-esperanza-entre-tanta-violencia">Sudán del Sur: un hilo de esperanza entre tanta violencia</a></strong></p> <p><strong>Fotos recientes de <a href="http://www.flickr.com/photos/oxfam/sets/72157639823772126/" rel="nofollow">la respuesta humanitaria de Oxfam a la crisis de Sudán del Sur</a></strong></p> <p>Por favor, <a href="http://www.oxfam.org/es/emergencies/crisis-sudandelsur" rel="nofollow">apoya nuestro trabajo humanitario en Sudán del Sur</a></p></div><div class="field field-name-title"><h2>Huidos y olvidados: refugiados sursudaneses en Uganda</h2></div><ul class="links inline"><li class="translation_fr first"><a href="http://l.blogs.oxfam/fr/blogs/14-02-27-refugies-ouganda-oublies-soudan-sud" title="Réfugiés en Ouganda : les oubliés du Soudan du Sud" class="translation-link" xml:lang="fr">Français</a></li> <li class="translation_en last"><a href="http://l.blogs.oxfam/en/blogs/14-02-25-south-sudanese-refugees-uganda-fleeing-and-forgotten" title="Fleeing and forgotten – South Sudanese refugees in Uganda" class="translation-link" xml:lang="en">English</a></li> </ul> Fri, 28 Feb 2014 08:33:30 +0000 Geno Teofilo 10618 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/en/node/10618#comments Los habitantes de Sudán del Sur atrapados de nuevo en la violencia http://l.blogs.oxfam/en/node/10571 <div class="field field-name-body"><p><strong>Con apenas tres años de vida y cuando, por fin, sus habitantes están empezando a saber lo qué es la paz, el país más reciente del mundo, Sudán del Sur, vuelve a estar inmerso en la violencia extrema. Desde que comenzaron los combates en Juba, la capital, el 15 de diciembre, cerca de 10.000 personas han sido asesinadas y al menos  400.000 más han huido de sus casas.</strong></p> <p>Oxfam está trabajando con la ONU y otras agencias para ayudar a las familias a conseguir comida, agua potable e instalaciones de saneamiento. Pero la situación  de las personas desplazadas es cada vez <strong><a href="http://www.bbc.co.uk/news/world-africa-25724733" target="_blank" rel="nofollow">más desesperada</a></strong>.</p> <p>Llegué a Juba el sábado y pasé los dos días siguientes en el campo de Awerial, a unas cuatro horas en coche de la ciudad. A lo largo de la exuberante orilla del río Nilo, <strong>el campamento es ahora el refugio de unas 75.000 personas</strong>. Al otro lado del río está la ciudad de Bor, donde los enfrentamientos entre las distintas partes del conflicto se suceden desde mediados de diciembre.</p> <p><strong>Mientras estaba en Awerial, pude oír los bombardeos en el lado de Bor</strong>. Ayer la mitad de las personas del campo pudo ver como un helicóptero armado pasaba a lo largo del río y giraba hacia Bor. Dos minutos después se oyeron caer bombas. Es bastante obvio que la gente siente miedo por sus familiares que se han quedado y les preocupa qué se encontrarán al volver, aunque parece que por el momento están a salvo a este lado del río, en Awerial. </p> <p><strong>Embarcaciones privadas <a href="http://www.bbc.co.uk/news/world-africa-25707378" target="_blank" rel="nofollow">cobran a las personas</a> desplazadas por cruzar el Nilo</strong> desde cualquier lugar entre 100 y 200 SSP por persona (entre 30 y 60 dólares) y eso incluyendo tanto a bebés como a niños más mayores.  Conocí a una familia que había vendido todo su ganado (unas 400 cabezas) para asegurarse de que los 100 miembros de su extensa familia podrían cruzar el río. Cruzarlo es peligroso. Puede tomar todo el día. Los barcos están saturados por lo que hay un gran riesgo de zozobrar  y hay cocodrilos en el agua. He oído hablar de unas diez personas que habían muerto cruzando: varias ahogadas, un niño aplastado por el equipaje y un hombre al ser golpeado por un proyectil o una bomba perdida.</p> <p>Una vez en el otro lado, la gente tiene que vadear el pesado lodo y esperar encontrar algo de sombra para acampar debajo. De día hace calor, alrededor de 37 grados, y fresco por la noche. Muchas personas sólo tienen colchonetas para el suelo, no un refugio. La gente se acomoda por toda la ladera del río, entre arbustos y árboles.</p> <p>Esto no es una versión de "campo “. La comunidad de acogida ha refugiado a las personas pero la infraestructura de esta pequeña aldea está saturada. Hay una necesidad urgente de saneamiento. La gente está defecando abiertamente. Oxfam ha identificado la necesidad de cavar 2.000 letrinas para una población de alrededor de 80.000 personas.</p> <p><strong>Oxfam hace un llamamiento a lograr  una solución rápida y pacífica al conflicto</strong>, con la <strong><a href="http://www.oxfam.org/es/node/34831" rel="nofollow">protección de los derechos humanos</a></strong> en el centro del acuerdo.</p> <p><strong><a href="http://www.oxfam.org/es/emergencies/crisis-sudan-sudandelsur" rel="nofollow">Haz un donativo: Puedes colaborar con la respuesta humanitaria de Oxfam</a></strong></p></div><div class="field field-name-title"><h2>Los habitantes de Sudán del Sur atrapados de nuevo en la violencia</h2></div><ul class="links inline"><li class="translation_fr first"><a href="http://l.blogs.oxfam/fr/blogs/14-01-16-la-population-sud-soudanaise-de-nouveau-en-proie-aux-violences" title="La population sud-soudanaise de nouveau en proie aux violences" class="translation-link" xml:lang="fr">Français</a></li> <li class="translation_en last"><a href="http://l.blogs.oxfam/en/blogs/14-01-15-south-sudan-escalating-violence-again-ensnares-citizens" title="In South Sudan, escalating violence again ensnares citizens" class="translation-link" xml:lang="en">English</a></li> </ul> Wed, 15 Jan 2014 21:41:24 +0000 Grace Cahill 10571 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/en/node/10571#comments ”Derechos en situaciones de crisis” en 2013: balance de la campaña http://l.blogs.oxfam/en/node/10568 <div class="field field-name-body"><p>En tiempos de crisis, siempre son las personas más pobres las que tienen que luchar más duro para afrontarlo y sobrevivir. Ahí es donde entra Oxfam. Otra vez hemos estado ayudando a gente atrapada en las crisis más grandes del mundo este año. </p> <p>Hemos sido testigos del creciente número de desastres naturales como inundaciones, huracanes y ciclones. Y los conflictos alrededor del mundo han vuelto a destrozar las vida de millones de personas, atrapándolas en el círculo vicioso de la violencia y la pobreza. Oxfam trabaja para preservar la seguridad y dignidad de todas las personas en este tipo de crisis. Trabajamos para mejorar sus habilidades para defender sus derechos y para recuperar y reconstruir sus vidas. Ayudamos las personas a fortalecer su resiliencia para soportar golpes inesperados. </p> <p>2013 ha sido un año particularmente /especialmente difícil</p> <p><strong>La guerra en<a href="http://www.oxfam.org/es/emergencies/crisis-en-siria" rel="nofollow"> Siria</a> y sus terribles consecuencias sobre su población dominan el panorama humanitario</strong>. La respuesta de la comunidad internacional ha sido desigual. La ONU lanzó el mayor llamamiento hasta ahora de más de 6 mil millones de dólares. Sin embargo, el número de refugiados aumenta cada día y las potencias extranjeras siguen proporcionando armas a los combatientes de ambos lados. Oxfam está trabajando en el Líbano y Jordania para llevar asistencia vital a los refugiados, así como proporcionando agua potable a más de 250.000 personas dentro de Siria. También estamos haciendo campaña para conseguir que se destine más y mejor ayuda, cesen las hostilidades y se encuentre una solución política a la crisis (incluyendo el cese del flujo de armas por parte de los países). </p> <p></p> <p>En <strong>Filipinas</strong>, nuestro <strong><a href="https://www.facebook.com/pages/Oxfam-sa-Pilipinas/132670216757762" target="_blank" rel="nofollow">equipo en el país</a></strong> ha estado respondiendo desde el primer día desde que el <strong><a href="http://www.oxfam.org/es/emergencies/tifon-haiyan" rel="nofollow">Tifón Haiyan</a></strong> golpeó la costa este. Proporcionamos agua, kits de higiene, semillas y otros materiales a decenas de miles de personas que lo necesitan.</p> <p></p> <p>En <strong><a href="http://www.oxfam.org/es/emergencies/crisis-en-yemen" rel="nofollow">Yemen</a></strong>, Oxfam sigue desempeñando un papel central en el esfuerzo humanitario para esta “crisis olvidada” de distintas formas, por ejemplo, dando vales para comida, agua y otra ayuda esencial para la población yemení en todo el país.</p> <p></p> <p>En la <strong><a href="http://www.oxfam.org/es/conflicto-rdc" rel="nofollow">República Democrática del Congo</a></strong>, Oxfam ha sido un actor humanitario vital durante años. 2013 no ha sido una excepción. Hemos proporcionado ayuda a cientos de miles de personas durante décadas de este conflicto.</p> <p></p> <p>En <strong><a href="http://www.oxfam.org/somalia" rel="nofollow">Somalia</a></strong>, Oxfam siguió trabajando con socios inspiradores operando en condiciones de extrema dificultad en todo el país, así como en Somalilandia y Puntilandia. </p> <p>En <strong><a href="http://www.oxfam.org/es/emergencies/crisis-en-gaza" rel="nofollow">Gaza</a></strong>, los cinco años de bloqueo están pasando factura. Este año, el combustible se ha vuelto demasiado caro para muchas familias que viven en la franja, así como para los negocios y autoridades locales. Recientemente, y debido a las intensas lluvias, varias lagunas de aguas pluviales y estaciones de bombeo en toda la ciudad de Gaza se desbordaron, inundando las zonas residenciales. Oxfam ha estado ayudando a la población más vulnerable.</p> <p></p> <p>Oxfam ha estado trabajando activamente en <strong><a href="http://www.oxfam.org/es/emergencies/crisis-en-mal%C3%AD" rel="nofollow">Malí</a></strong> y en toda la región del Sahel durante este año pasado, ayudando a cientos de miles de personas afectadas por el reciente conflicto en Malí.</p> <p></p> <p>En <strong><a href="http://www.oxfam.org/es/emergencies/haiti-terremoto" rel="nofollow">Haití</a></strong>, cuatro años después del devastador terremoto, Oxfam encabeza el suministro de agua e instalaciones básicas de higiene a la población más pobre de Haití.</p> <h3>Éxitos en campaña</h3> <p>También hemos cosechado numerosos éxitos a través de nuestras campañas. Estos son algunos momentos clave de 2013  para recordar:</p> <p>Oxfam ha sido un miembro clave de la <a href="http://controlarms.org/es/" target="_blank" rel="nofollow"><strong>coalición de la sociedad civil</strong> </a>que <strong><a href="http://www.oxfam.org/en/campaigns/confilct/history-made-arms-trade-treaty-agreed" rel="nofollow">defendió con éxito</a></strong> un <strong>Tratado sobre Comercio de Armas</strong>. Este primer tratado internacional para regular el comercio de armas convencionales llegó tras una larga y ardua lucha. El Tratado cuenta ya con más de cien signatarios y cada día más países ratifican este importante texto que realmente puede hacer de nuestro mundo un lugar más seguro.</p> <p></p> <p>El <strong>equipo de Oxfam en Somalia</strong> desempeñó un papel clave para <a href="El%20equipo%20de%20Oxfam%20en%20Somalia%20desempeñó%20un%20papel%20clave%20para%20retrasar%20una%20decisión%20del%20banco%20británico%20Barclays%20de%20suspender%20el%20servicio%20que%20permite%20a%20los%20ciudadanos%20y%20ciudadanas%20somalíes%20que%20trabajan%20fuera%20de%20su%20país%20enviar%20dinero%20a%20familiares%20en%20Somalia.%20%20A%20través%20de%20una%20serie%20de%20ruedas%20de%20prensa%20y%20acciones%20de%20incidencia%20política,%20Oxfam%20ayudó%20a%20llamar%20la%20atención%20del%20mundo%20entero%20sobre%20este%20importante%20asunto." rel="nofollow"><strong>retrasar una decisión del banco británico Barclays</strong> </a>de suspender el servicio que permite a los ciudadanos y ciudadanas somalíes que trabajan fuera de su país enviar dinero a familiares en Somalia.  A través de una serie de ruedas de prensa y acciones de incidencia política, Oxfam ayudó a llamar la atención del mundo entero sobre este importante asunto.</p> <p></p> <p>Mientras tanto, en la <strong>cumnbre del G8</strong> Oxfam trabajó para poner de manifiesto a través de nuestras pantallas de televisión el coste humano del conflicto sirio mediante la organización de un creativo evento en Belfast y de diversas <strong><a href="http://www.euronews.com/2013/06/17/g8-protests-call-for-action-on-syria-and-tax-evasion/" target="_blank" rel="nofollow">entrevistas</a></strong>, además de la entrega de una <strong><a href="http://www.change.org/es/peticiones/no-fall%C3%A9is-a-siria" target="_blank" rel="nofollow">petición</a></strong> con más de 100.000 firmas demandando la celebración de unas negociaciones s de paz.</p> <p></p></div><div class="field field-name-title"><h2>”Derechos en situaciones de crisis” en 2013: balance de la campaña</h2></div><ul class="links inline"><li class="translation_en first last"><a href="http://l.blogs.oxfam/en/blogs/14-01-10-rights-crisis-2013-oxfam-there" title="Human rights in crisis in 2013: Oxfam is there" class="translation-link" xml:lang="en">English</a></li> </ul> Fri, 10 Jan 2014 16:32:19 +0000 Louis Belanger 10568 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/en/node/10568#comments Emotivo discurso del embajador de Filipinas: un poderoso alegato para luchar contra el cambio climático http://l.blogs.oxfam/en/node/10504 <div class="field field-name-body"><p><strong>Ayer, durante la jornada inaugural de la <a href="http://unfccc.int/meetings/warsaw_nov_2013/session/7767.php" target="_blank" rel="nofollow">cumbre del clima de la ONU</a> en Varsovia, representantes de países de todo el mundo llenaron la sala de conferencias para escuchar a Yeb Sano, principal negociador sobre el clima de Filipinas. En su intervención, describió “la devastación inimaginable, horrible y sin precedentes que el tifón Haiyan ha dejado a su paso –el mayor tifón de la historia reciente–”</strong>.</p> <p>En un <strong><a href="http://www.youtube.com/watch?v=7SSXLIZkM3E" target="_blank" rel="nofollow">emotivo llamamiento</a></strong>, Yeb relató su agónica espera hasta que tuvo noticias de sus familiares, el alivio que sintió cuando supo que su hermano había sobrevivido, así como las traumáticas experiencias que ha sufrido durante los últimos días, en los que “hambriento y exhausto, amontonaba los cadáveres de las víctimas con sus propias manos.” </p> <p>Fue, con diferencia, la intervención más emotiva que he escuchado desde que, hace años, empecé a seguir las idas y venidas de las negociaciones sobre el clima. Las conmovedoras y poderosas palabras llenaron la enorme y tan a menudo desangelada sala de conferencias, y devolvieron a los asistentes a la realidad de lo que supone el cambio climático para algunas de las personas más pobres y vulnerables del mundo. Las lágrimas corrían por las mejillas de muchos de los presentes.  </p> <h3><a href="http://blogs.oxfam.org/sites/blogs.oxfam.org/files/oxfam-extreme-weather-revised.png" target="_blank"></a>Clima extremo</h3> <p>Si bien es imposible discernir si una tormenta, inundación u ola de calor en concreto se debe al cambio climático, la comunidad científica tiene claro que los fenómenos meteorológicos extremos como el tifón Haiyan serán más frecuentes según avanza el calentamiento mundial.   </p> <p><strong>No hay razones más convincentes que las palabras de Yeb Sano para reducir las emisiones de gases</strong> y ayudar a los países pobres a prepararse y adaptarse a un clima cada vez más extremo y errático. Sin embargo, no parece nada claro que los representantes de los países sentados en la mesa de negociaciones en Varsovia estén listos para reaccionar con la urgencia necesaria.   </p> <p><strong>Las personas que viven en las zonas devastadas de Filipinas necesitan de manera inmediata alimentos, agua y atención médica, y <a href="http://www.oxfam.org/es/emergencies/tifon-haiyan" rel="nofollow">Oxfam está trabajando duro</a></strong> para proporcionar agua apta para el consumo y saneamiento a las familias de las zonas más afectadas. Pero las comunidades pobres de Filipinas, Bangladesh, Mozambique, Guatemala y el resto del mundo también necesitan ayuda para asegurarse de que puedan prepararse y adaptarse a un clima cada vez más extremo y errático.</p> <h3>Detengamos esta locura</h3> <p><strong>Los Gobiernos pueden demostrar que realmente estaban escuchando a Yeb Sano</strong> y que están listos para reaccionar de manera urgente contra el cambio climático acordando en Varsovia la creación de un mecanismo internacional sobre la pérdida y el daño que aborde los efectos del cambio climático a los que no sea posible adaptarse  –como la pérdida de vidas o la destrucción de un país–.  </p> <p>Los países desarrollados también deben declarar cómo van a cumplir la promesa que hicieron hace cuatro años en Copenhague de aportar 100.000 millones de dólares anuales a partir de 2020 para abordar el cambio climático; y deben  anunciar un compromiso financiero aquí y ahora para ayudar a los países pobres a afrontar los efectos del cambio climático. </p> <p>Los países pobres que se encuentran en primera línea antes los efectos del cambio climático necesitan saber que ese dinero estará disponible, que no provendrá de presupuestos de ayuda ya existentes y que no se concederá en forma de préstamos que difícilmente podrían devolver. Si bien es innegable que se trata de una cantidad de dinero considerable, es una gota de agua en el océano comparado con las inmensas sumas de dinero –hasta 90.000 millones de dólares anuales– que los países desarrollados gastaron en subsidios para los combustibles fósiles entre 2005 y 2011. </p> <p>Como dijo Yeb Sano, “Lo que está sufriendo mi país como resultado de este fenómeno meteorológico extremo es una locura. <strong>La crisis climática es una locura… y podemos parar esta locura aquí mismo, en Varsovia</strong>”. </p> <p> </p> <h3>Más información</h3> <p><strong><a href="http://www.oxfam.org/es/emergencies/tifon-haiyan" rel="nofollow">Haz un donativo para el trabajo de emergencia de Oxfam en Filipinas </a></strong></p> <p><strong>Lee el blog: <a href="http://blogs.oxfam.org/es/blogs/13-11-12-tres-razones-por-las-que-espero-que-conversaciones-sobre-clima-en-polonia-sean-como-pais-anfitrion">Tres razones por las que espero que las conversaciones sobre el clima en Polonia sean como el país anfitrión</a></strong></p> <p><strong>Únete a la <a href="http://www.oxfam.org/es/crece/signup" rel="nofollow">campaña CRECE</a> de Oxfam</strong></p></div><div class="field field-name-title"><h2>Emotivo discurso del embajador de Filipinas: un poderoso alegato para luchar contra el cambio climático </h2></div><ul class="links inline"><li class="translation_fr first"><a href="http://l.blogs.oxfam/fr/blogs/13-11-12-un-plaidoyer-vibrant-de-l%E2%80%99ambassadeur-des-philippines-pour-la-lutte-contre-le-changem" title="Un plaidoyer vibrant de l’ambassadeur des Philippines pour la lutte contre le changement climatique " class="translation-link" xml:lang="fr">Français</a></li> <li class="translation_en last"><a href="http://l.blogs.oxfam/en/blogs/13-11-12-climate-talks-philippines-rep-announces-fast-people-affected-typhoon-haiyan" title="Philippines rep&#039;s tearful testimony makes compelling case for climate action" class="translation-link" xml:lang="en">English</a></li> </ul> Tue, 12 Nov 2013 17:07:21 +0000 Al Kinley 10504 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/en/node/10504#comments Aumenta la presión para las conversaciones de paz en Siria http://l.blogs.oxfam/en/node/10443 <div class="field field-name-body"><p>Gracias al apoyo de personas como tú en más de 150 países, Oxfam y sus socios hemos recogido más de 100.000 firmas pidiendo las negociaciones de paz de Siria, más o menos el equivalente a una firma por cada hombre, mujer y niño que han muerto en el conflicto hasta ahora.</p> <p>Llegamos a este hito en un momento crucial. El <strong><a href="http://internacional.elpais.com/internacional/2013/09/14/actualidad/1379135346_027994.html" target="_blank" rel="nofollow">acuerdo sobre el desmantelamiento de las armas químicas en Siria</a></strong>, con la mediación del secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, es una prueba de que la diplomacia internacional puede funcionar cuando los políticos de verdad quieren.</p> <p>Ahora necesitamos tu ayuda para que los presidentes Putin y Obama fijen una fecha para abrir las negociaciones de paz en Siria. Ellos se comprometieron a "avanzar" en la organización de una segunda conferencia de paz en Ginebra. Ahora deben aprovechar la oportunidad de la <a href="http://www.un.org/es/ga/" target="_blank" rel="nofollow"><strong>Asamblea General de las Naciones Unidas</strong></a> para fijar una fecha para la conferencia que reunirá a todas las partes en conflicto alrededor de la mesa de negociaciones.</p> <p>El acuerdo sobre las armas químicas es un paso en la dirección correcta, pero es sólo eso: un paso. <a href="http://www.oxfam.org/es/emergencies/crisis-en-siria" rel="nofollow"><strong>Más de 100.000 personas murieron</strong></a> - en su mayoría por armas convencionales - desde que el conflicto sirio estalló hace 2 años y medio. Para poner fin al derramamiento de sangre, es necesario que todas las partes den prioridad a una solución política negociada.</p> <p>* Más de 100.000 firmas recogidas a través de Change.org, Oxfam y Tearfund</p> <p>100.000 vidas perdidas, 100.000 firmas por la paz en #Siria. @StateDept @MFA_Russia @LakhdarBrahimi : <em>fijad una fecha xa #SyriaPeaceTalks  </em><strong><a href="https://twitter.com/intent/tweet?text=100k%20lives%20lost%2C%20100k%20signatures%20demanding%20action%20on%20%23Syria.%20%40StateDept%20%40MFA_Russia%20%40LakhdarBrahimi%20set%20a%20date%20for%20%23SyriaPeaceTalks%20Pls%20RT" target="_blank" rel="nofollow">&gt;&gt;tuitéalo &lt;&lt;</a></strong></p> <p></p> <p><em>Por favor, contribuye a la <strong><a href="http://www.oxfam.org/es/emergencies/crisis-en-siria" rel="nofollow">respuesta humanitaria de Oxfam para la crisis de Siria.</a></strong></em></p></div><div class="field field-name-title"><h2>Aumenta la presión para las conversaciones de paz en Siria</h2></div><ul class="links inline"><li class="translation_en first"><a href="http://l.blogs.oxfam/en/blogs/13-09-24-pressure-mounts-syria-peace-talks" title="The pressure mounts for Syria peace talks" class="translation-link" xml:lang="en">English</a></li> <li class="translation_fr last"><a href="http://l.blogs.oxfam/fr/blogs/13-09-24-pourparlers-paix-syrie" title="La pression monte en faveur de pourparlers de paix sur la Syrie" class="translation-link" xml:lang="fr">Français</a></li> </ul> Wed, 25 Sep 2013 16:26:21 +0000 Josephine Whitaker 10443 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/en/node/10443#comments Liqaa’ es una amiga http://l.blogs.oxfam/en/node/10385 <div class="field field-name-body"><p><strong>Esta es Liqaa'. Es de Siria, tiene 23 años y es licenciada en Filología Inglesa. Se casó hace poco y pronto será madre de su primer hijo. También es el rostro de la nueva campaña internacional para pedir al presidente ruso, Vladimir Putin, y al presidente estadounidense, Barack Obama, que emprendan <a href="http://www.change.org/es/peticiones/no-fall%C3%A9is-a-siria" target="_blank" rel="nofollow">acciones urgentes para celebrar las negociaciones de paz</a> que se han comprometido a organizar. </strong></p> <p>Liqaa' accedió a ser el rostro de la campaña porque, en sus propias palabras, "ya se ha derramado demasiada sangre y lágrimas. Lo que ahora necesitamos es paz. Necesitamos poner fin a este sufrimiento". Ella es una de los millones de ciudadanos y ciudadanas sirios que creen que la única forma de poner fin a la crisis en Siria es a través de una solución a nivel político que traiga la paz al país.</p> <p>Caroline Gluck, del equipo de Oxfam, ha estado trabajando en Jordania y durante los últimos meses ha llegado a conocer bien a Liqaa'. Aquí nos cuenta algunas cosas sobre esta joven extraordinaria.</p> Liqaa’ es una amiga. Alguien con quien he chismorreado sobre películas, música, comida y gente. A principios de este año se licenció en la universidad en Filología Inglesa.       <p><strong>Liqaa’ es una amiga. También es una refugiada</strong>. Y ahora, como otros tantos millones de personas, se enfrenta a un futuro incierto. Además está embarazada y le preocupa qué ocurrirá en los próximos meses.</p> <p>Conocí a su marido, Bassel, el pasado mes de enero, cuando Jordania y Líbano padecían el peor invierno en más de 20 años. La familia vivía en la nueva sección del campo de refugiados de Za'atari donde Oxfam había estado construyendo <strong><a href="http://www.flickr.com/photos/oxfam/8556831487/in/set-72157632802510283" target="_blank" rel="nofollow">instalaciones para el suministro de agua</a></strong>, <strong><a href="http://www.flickr.com/photos/oxfam/8557939844/in/set-72157632802510283" target="_blank" rel="nofollow">letrinas, duchas y otras zonas de aseo</a></strong>.</p> <p>Bassel, con su cautivadora sonrisa y sus ojos marrón oscuro, me contó orgulloso que su mujer hablaba inglés y que pronto llegaría al campo. Continuó contándome que su mujer y él habían llegado al campo hacía unas semanas pero que ella había tenido que volver a Siria porque quería acabar el curso y licenciarse en la universidad de Damasco. "Mis estudios eran muy importantes para mí", me contó un día Liqaa’. "Pueden ayudarme a tener una vida mejor en el futuro”.</p> <p>Volver a Siria, donde el conflicto escalaba, fue una decisión arriesgada. Y todo por un pedazo de papel. Pero Liqaa' es una mujer determinada y estaba decidida. Nada le haría cambiar de opinión. </p> <p>Cuando conocí a Liqaa' por primera vez sus ojos brillaban mientras me hablaba de su vida en Siria, de la universidad, de su familia y de cómo había conocido a Bassel. La pareja se casó después de que la guerra comenzara. Bassel, me contó, era quien quería celebrar la boda. "Insistía tanto en casarse... Estuvimos prometidos durante tres años y ya no quería esperar más", me contaba sonriente. "Me quería tanto. No era un buen momento pero era la voluntad de Ala", me decía.</p> <p>Bassel nos miraba con timidez, sin entender el inglés de su mujer pero con la certeza de que hablaba de él con amor.</p> <p>Liqaa' me contó cómo durante las semanas que llevaban en el campo Za'atari habían pasado momentos buenos y malos; de los días en los que el tiempo era extremo, en los que se sentía enferma y deprimida; de cuando su marido no conseguía trabajo y hablaban de marcharse… Pero también de otros días más alegres, cuando recibían buenas noticias de la familia de Liqaa' en Siria o de cuando Bassel consiguió trabajo en el campo. </p> <p><strong>Ahora, Liqaa' está embarazada de ocho meses</strong> y la idea de dar a luz en el campo, con toda su familia en Siria, le resulta abrumadora. Traer una nueva vida al mundo en momentos de tanta incertidumbre será difícil pero, también, una forma de recordar que la vida sigue y que cuando una persona nace, también nacen nuevas esperanzas.</p> <p>Para muchas de los 1,8 millones de personas refugiadas que se han visto obligadas a abandonar sus hogares en Siria,<strong> la esperanza tiene forma de negociaciones de paz</strong>, que pueden significar el inicio del fin de la guerra en Siria. </p> <p>Brinda tu apoyo a Liqaa' y ayúdanos firmando esta <strong><a href="http://www.change.org/es/peticiones/no-fall%C3%A9is-a-siria" target="_blank" rel="nofollow">petición para que se celebren las negociaciones de paz</a></strong>.  </p> <p><em>También puedes hacer un <strong><a href="http://www.oxfam.org/es/emergencia-siria" rel="nofollow">donativo</a></strong> para respuesta humanitaria de Oxfam a la crisis de Siria.</em></p> <p><em></em></p> <h3>Más informacion</h3> <p><a href="http://www.oxfam.org/es/emergencies/crisis-en-siria" rel="nofollow"></a><strong><a href="http://www.oxfam.org/es/emergencies/crisis-en-siria" rel="nofollow">Crisis en Siria</a></strong></p></div><div class="field field-name-title"><h2> Liqaa’ es una amiga</h2></div><ul class="links inline"><li class="translation_fr first"><a href="http://l.blogs.oxfam/fr/blogs/13-07-25-liqaa-amie-syrie-refugiee-jordanie" title="Liqaa’, une amie" class="translation-link" xml:lang="fr">Français</a></li> <li class="translation_en last"><a href="http://l.blogs.oxfam/en/blogs/13-07-23-liqaa-friend-mine-syria-refugees" title="Liqaa’ is a friend of mine" class="translation-link" xml:lang="en">English</a></li> </ul> Wed, 24 Jul 2013 15:15:46 +0000 Caroline Gluck 10385 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/en/node/10385#comments