Oxfam International Blogs - cambio climático http://l.blogs.oxfam/en/tags/cambio-clim%C3%A1tico cambio-climatico en 7 cosas que quizás no sabías acerca de los huracanes http://l.blogs.oxfam/en/node/81672 <div class="field field-name-body"><p><em>Entrada escrita por Gloria García Parra, coordinadora regional de resiliencia y de la Unidad Humanitaria de Oxfam en América Latina y el Caribe.</em></p><p><strong>1. Hay una diferencia entre una depresión tropical, una tormenta tropical y un huracán. </strong><br>La diferencia entre una depresión tropical, una tormenta tropical y un <strong><a href="https://blogs.oxfam.org/es/blogs/18-04-24-fotogaler%C3%ADa-de-hait%C3%AD-respuesta-al-hurac%C3%A1n-matthew" target="_blank">huracán</a> </strong>es la velocidad del viento. Las depresiones tropicales suelen traer vientos de hasta 62 km/h y las tormentas tropicales de 63 a 117 km/h, mientras que la velocidad de los vientos del huracán alcanza por lo menos 119 km/h.</p><p><strong>2. Los huracanes se clasifican en 5 categorías.</strong><br>La escala Saffir-Simpson, que fue desarrollada en 1969 por el ingeniero Herbert Saffir y el ex director del Centro Nacional de Huracanes de los Estados Unidos Bob Simpson, clasifica los huracanes en cinco categorías según la intensidad del viento. En la medida en que la velocidad de los vientos y el potencial para causar daños se incrementan, el huracán va cambiando de categoría.</p><p>Huracán categoría 1: 119-153 km/h (Agnes, Boris y Cosme)<br>Huracán categoría 2: 154-177 km/h (Diana, Irene y Fabio)<br>Huracán categoría 3: 178-209 km/h (Alberto, Sandy y Otto)<br>Huracán categoría 4: 210-249 km/h (Katia, José y Harvey)<br>Huracán categoría 5: ≥250 km/h (Mitch, Katrina, <strong><a href="https://blogs.oxfam.org/es/blogs/18-04-24-fotogaler%C3%ADa-de-hait%C3%AD-respuesta-al-hurac%C3%A1n-matthew" target="_blank">Matthew</a> </strong>e <strong><a href="https://blogs.oxfam.org/es/blogs/17-09-11-irma-el-hurac%C3%A1n-de-la-desigualdad" target="_blank">Irma</a></strong>)</p><p><strong>3. Hasta 1979, ninguna tormenta tropical o huracán llevó el nombre de un hombre.</strong><br>Anteriormente, se bautizaba a los huracanes de acuerdo con el santo del día en que causaban su mayor destrucción. Por ejemplo, el huracán Santa Ana azotó Puerto Rico el 26 de julio de 1825, y por eso recibió ese nombre.</p><p>La práctica de dar nombres de personas a los huracanes fue introducida por el meteorólogo británico Clement Wragge, quien utilizaba nombre femeninos, de políticos que le disgustaban y también nombres mitológicos. Cuando, en 1953, el Centro Nacional de Huracanes de los Estados Unidos comenzó a dar nombres oficiales a los huracanes, sólo se elegían nombres femeninos. Y así fue hasta 1979, el año en que se reconoció que no sólo las mujeres debían ser sinónimo de devastación y en que un huracán fue llamado “Bob”. ¡Ya era tiempo!</p><p>Hoy, los nombres de los huracanes son elegidos por la Organización Meteorológica Mundial, que elabora una lista con 21 nombres de hombres y mujeres en inglés, francés y español, en orden alfabético (no se aceptan solicitudes de nombres, ¡aunque reciben cientos cada año!). Se omiten las letras Q, U, X, Y y Z porque son pocos los nombres con esas iniciales. Las listas de nombres se reciclan cada seis años (la lista de 2018 se repetirá en 2024), salvo los de huracanes que hayan sido “jubilados” por haber sido muy destructivos. Por ejemplo, nunca más habrá un huracán Katrina, Matthew o Irma.</p><p>En <strong><a href="http://www.nhc.noaa.gov/aboutnames.shtml" target="_blank" rel="nofollow">esta página</a></strong> del Centro Nacional de Huracanes pueden verse los nombres que se utilizarán este y los próximos cinco años, hasta el 2023.</p><p><strong>4. Los huracanes que ocurren a partir de septiembre son los más peligrosos.</strong><br>Las tormentas tropicales y los huracanes son peligrosos porque tienen vientos fuertes que pueden destruir casas, derribar árboles, elevar el oleaje y también porque llevan consigo lluvias intensas que causan inundaciones súbitas. Históricamente los huracanes más peligrosos son los que ocurren a partir de septiembre. Vienen de la temporada más calurosa del mar y además, llegan luego de otros eventos similares, por lo que las cuencas de los ríos están ya muy cargadas y los suelos muy saturados de agua. Hace 20 años, Centroamérica fue azotada por el huracán Mitch, uno más peligrosos de la historia moderna, dejando más de 18,000 muertes y billonarias pérdidas.</p><p><strong>5. Hay más huracanes a causa del cambio climático.</strong><br>El cambio climático ha ido incrementando poco a poco la temperatura del océano y eso ha incrementado el número de huracanes durante cada temporada ciclónica, así como también, la fuerza e intensidad de estos. Aun así, estos son de los eventos climáticos con mejor tecnología para ser pronosticados. Se puede saber con anticipación en dónde se forman, se hacen modelos de su trayectoria, velocidad, intensidad y duración, y por esta razón nadie debería perecer durante un huracán. Sin embargo, <strong><a href="https://blogs.oxfam.org/es/blogs/18-04-06-los-desastres-no-son-naturales" target="_blank">cada año la temporada ciclónica deja fallecidos en los países del Caribe y Centroamérica por la falta de preparación y prevención</a></strong>.</p><p><strong>7. Es posible salvar vidas.</strong><br>Los sistemas de alerta temprana, la preparación comunitaria, la acción de gobiernos y de organizaciones locales son la clave para salvar vidas. La información oportuna y la toma de decisiones rápidas y acertadas permiten que las personas que viven en la trayectoria de los huracanes sufran menos pérdidas y puedan resguardarse en los lugares seguros durante el paso de los mismos. La pobreza y desigualdad convierten los huracanes en eventos climatológicos peligrosos para las personas.</p><p><strong>Más información sobre huracanes:</strong></p><p><strong><strong><a href="https://blogs.oxfam.org/es/blogs/18-04-06-los-desastres-no-son-naturales" target="_blank">Los desastres no son naturales</a></strong></strong></p><p><strong><a href="https://blogs.oxfam.org/es/blogs/18-02-07-historias-de-resiliencia-en-cuba-tras-el-paso-de-huracanes" target="_blank">Historias de resiliencia en Cuba tras el paso de huracanes</a></strong></p></div><div class="field field-name-title"><h2>7 cosas que quizás no sabías acerca de los huracanes</h2></div> Thu, 09 Aug 2018 17:32:53 +0000 Annie Thériault 81672 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/en/node/81672#comments Mujeres contrarrestan efectos de cambio climático en Cuba http://l.blogs.oxfam/en/node/80985 <div class="field field-name-body"><p><span>Duchas y jacuzzis, spas, piscinas, toallas y sábanas blancas, bien blancas; hoteles con vegetación exuberante, terrenos de golf verdes, muy verdes; carros americanos rutilantes, vegetales sanísimos y frutas brillantes en sus canastas imperiales. Además del agua cristalina del mar… o de las frescas cascadas en la sierra. </span><b>¿Cuántos metros cúbicos de agua son necesarios para complacer a los más de cuatro millones de turistas que llegaron en 2016 a visitar Cuba?</b></p><p><span><strong>La sequía en números</strong></span></p><p></p><p>“Hasta que se seque el malecón…” dice una popular canción en la isla. Me pregunto si algunas de las cuatro millones de personas que pueden haber cruzado el malecón habanero se enteraron que Cuba, como varias de las islas del Caribe, está sufriendo la <strong>peor sequía del siglo</strong>. Aquí, la mayor que se ha registrado en más de 115 años… Las personas somos 70 % agua. La vida es agua.</p><p>¿Sabrán que los 242 embalses administrados por el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) almacenan en marzo de 2017 el equivalente de un 41 por ciento de su capacidad total de llenado, muy por debajo de los valores históricos para la fecha?</p><p>¿Sabrán que, de <b>los 168 municipios existentes en Cuba, 141 están afectados por la persistente sequía hidrológica</b>, asociada a los déficits de agua disponible en fuentes superficiales y subterráneas, según fuentes del mismo INRH.</p><p>¿Sabrán, finalmente, que “este fenómeno es evidencia del <b>impacto del cambio climático</b>, que no sólo repercute en procesos de sequía, como el que enfrentamos hoy, sino también en la elevación del nivel del mar y la intrusión salina”? Precisamente esto es lo que explicó Inés Chapman Waugh, presidenta del mencionado Instituto en el espacio informativo&nbsp;<i>Mesa redonda</i>&nbsp;de la Televisión cubana, a inicios de marzo.</p><p><img alt="Tanques como este se instalaron en cinco comunidades de Palma Soriano, Santiago de Cuba, como parte de un proyecto de respuesta a la sequía que Oxfam acompaña. Foto: Celia Medina-Oxfam" title="Tanques como este se instalaron en cinco comunidades de Palma Soriano, Santiago de Cuba, como parte de un proyecto de respuesta a la sequía que Oxfam acompaña. Foto: Celia Medina-Oxfam" height="1728" width="2304" class="media-element file-default" typeof="foaf:Image" src="http://l.blogs.oxfam/sites/default/files/tanque_comunitario.jpg" /></p><p><b>La sequía es un desastre lento, crónico y silencioso</b>, al contrario del ciclón, súbito y ruidoso… Sí, acaba igual o de peor manera con las plantas, el suelo, los cultivos y el ganado. Es un peligro también para las vidas humanas, en particular, las personas y grupos más vulnerables, niñas y niños, ancianas y ancianos, mujeres embarazadas… La escasez de agua hace que se descuide la inocuidad de los alimentos y <b>los riesgos de deshidratación son mayores</b>, la higiene se deteriora… Y, como en muchos países, en Cuba, la responsabilidad de acceder a agua segura en las familias se atribuye a las mujeres. ¡Tremenda responsabilidad!</p><p><b>Agua segura para una vida en comunidad más sana</b></p><p>Ante la sequía Oxfam ha buscado responder junto a sus organizaciones aliadas en la isla, integrando perspectivas y construyendo puentes entre territorios. Oxfam acompaña al gobierno local de Palma Soriano (provincia Santiago de Cuba) en una respuesta que pretende cubrir las necesidades básicas de la población mediante el acceso a agua segura; incrementar sus conocimientos y capacidades en temas de higiene y manejo adecuado del agua, fortalecer las capacidades de las instituciones del territorio en el análisis de vulnerabilidades para la planificación de respuestas integrales frente a los efectos de la sequía.</p><p><b>Con financiamiento de la Dirección de Operaciones de Ayuda Humanitaria y Protección Civil Europeas (ECHO)</b>, en poco más de un año, conecta con las acciones de Oxfam en la respuesta al huracán Sandy (2012), en el propio municipio Palma Soriano, que se enfocó en la rehabilitación de techos con un fuerte componente de agua y saneamiento.</p><p>Después del paso del ciclón Matthew (2016), Palma Soriano se solidarizó con el municipio de Baracoa, en Guantánamo y ofreció equipamiento para almacenar el agua. Quinientas familias más fueron beneficiadas con tanques y jerrycanes, además de las 1500 atendidas. En Baracoa, frente a los daños de Matthew, Oxfam, con fondos principalmente del gobierno y la ciudadanía canadiense, ha contribuido a recuperar las condiciones básicas de habitabilidad y vida de las familias afectadas, enfocándose en las necesidades relacionadas con agua segura y saneamiento en una primera fase del programa concebido para la respuesta.</p><p>Sin embargo, esas acciones de emergencia, con sesiones siempre útiles y apreciadas de capacitación en las comunidades, confeccionadas de conjunto con la Cruz Roja Cubana y su red de voluntarias y voluntarios, no bastan. Es de primera importancia, por ejemplo, actuar contra los salideros, provocados por infraestructuras obsoletas o deficientes, como nos han comentado vecinas y vecinos del reparto Abel Santamaría de Santiago de Cuba, otro espacio donde Oxfam contribuye&nbsp; a construir resiliencia a la sequía.&nbsp; También es clave facilitar la labor de las mujeres a través de la instalación de puntos de agua más cercanos a sus casas o la entrega de recipientes más adecuados para trasladar &nbsp;y almacenar el agua.</p><p><img alt="Oxfam fortalece capacidades locales para responder a la sequía, contribuyendo al empoderamiento de mujeres como la joven santiaguera Yailin López Falcón, delegada del Poder Popular en Paraná 1, Palma Soriano. Foto: Celia Medina - Oxfam" title="Oxfam fortalece capacidades locales para responder a la sequía, contribuyendo al empoderamiento de mujeres como la joven santiaguera Yailin López Falcón, delegada del Poder Popular en Paraná 1, Palma Soriano. Foto: Celia Medina - Oxfam" height="1728" width="2304" class="media-element file-default" typeof="foaf:Image" src="http://l.blogs.oxfam/sites/default/files/delegada.jpg" /></p><p>Se ha de pensar en el mediano y largo plazo. Cuba debe enfrentar la sequía con una adecuada gestión del agua en todos los sectores de la economía, en particular la agricultura, que consume el 60 % del total utilizado en el país, y que desperdicia además, un tanto.</p><p>Desde hace más de 20 años Oxfam acompaña a varias ONGs e instituciones cubanas en la promoción de una agricultura más sostenible y en especial, agroecológica. Salvaguardar la biodiversidad es probablemente una de las maneras más eficientes de adaptarse al cambio climático. Donde hay preservación de los ecosistemas, donde hay variedad y riqueza de las especies, con un manejo respetuoso de los ciclos de regeneración, las comunidades humanas van a encontrar recursos y soluciones para adaptarse a la inestabilidad del clima. En cambio, donde se han empobrecido los ecosistemas, la erosión de la biodiversidad será un agravante a los efectos del cambio climático. El impacto negativo de este fenómeno puede observarse en ciertos territorios de Haití.</p><p>Restaurar la cobertura vegetal con reforestación mantiene la calidad de los suelos y un cierto nivel de humedad. Preservar la biodiversidad, por ejemplo, a través de bancos de semillas más resistentes a la sequía, integrar mejor la agricultura y la ganadería, privilegiar una producción intensiva en mano de obra más que en energía fósil, son acciones y principios que la agroecología defiende.</p><p>En Guantánamo Oxfam, con el apoyo del gobierno belga y la Embajada de Japón, está acompañando al gobierno provincial, instituciones del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) y a productoras y productores de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), en el desarrollo, hace más de 3 años, de un programa que ha permitido la instalación de 9 estaciones agro-meteorológicas, la promoción de tecnologías de adaptación al cambio climático (riego a baja presión, extracción de agua con bombeo solar y eólico para abasto de agua al ganado), la aplicación de la ciencia en el campo y la valorización de los saberes campesinos a través de un diálogo horizontal entre agricultoras, agricultores y personas dedicadas a la investigación.</p><p>En un proceso de co-innovación participativa entre esos agentes de transformación, se pudieron&nbsp;<span>&nbsp;</span>identificar más de 60 prácticas adaptativas para lograr resiliencia a la sequía. Además, se creó una guía de autoevaluación de los niveles de resiliencia de las fincas a la sequía, herramienta sencilla actualmente usada en varios municipios de esa provincia, la más oriental de Cuba. Ahora, habrá que divulgarla en Palma Soriano… El estudio que deriva de este proceso original nos demuestra que las fincas más resilientes son, en su mayoría, aquellas que implementan prácticas agroecológicas, con destaque para las manejadas y atendidas por mujeres.</p><p>¿Querrán saber algunos de esos cuatro millones de turistas que pisan el suelo de Cuba que las mujeres campesinas cubanas son las que hacen esa revolución de la adaptación al cambio climático, revolución tan silenciosa como la sequía?</p><p><img alt="Es clave facilitar la labor de las mujeres a través de la instalación de puntos de agua más cercanos a sus casas o la entrega de recipientes más adecuados para trasladar y almacenar el agua. Foto: Celia Medina-Oxfam" title="Es clave facilitar la labor de las mujeres a través de la instalación de puntos de agua más cercanos a sus casas o la entrega de recipientes más adecuados para trasladar y almacenar el agua. Foto: Celia Medina-Oxfam" height="2074" width="2765" class="media-element file-default" typeof="foaf:Image" src="http://l.blogs.oxfam/sites/default/files/comunidad_parana_12c_palma_soriano_0.jpg" /></p><p></p></div><div class="field field-name-title"><h2>Mujeres contrarrestan efectos de cambio climático en Cuba</h2></div> Wed, 22 Mar 2017 15:59:10 +0000 Jérôme Fauré 80985 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/en/node/80985#comments Las mujeres siguen siendo las más vulnerables al Fenómeno de El Niño http://l.blogs.oxfam/en/node/57599 <div class="field field-name-body"><p>A la sombra de un gran Nim, árbol legendario de la India y cuya frondosidad protege a la comunidad del inclemente sol que desde hace dos años azota al sur de Honduras, fue el sitio de encuentro entre 25 mujeres representantes de la comunidad de Lange y la enviada especial por las Naciones Unidas para el Fenómeno de El Niño y Cambio Climático, Mary Robinson, y le contaran a una temperatura no menor a 37 grados centígrados su dolor y preocupación tras los estragos que ha dejado la fuerte sequía, que ha acabado con sus ríos, sus cultivos, sus parcelas y su esperanza.</p> <p>En medio de una sala hermosamente improvisada a las afueras de una de las viviendas de la comunidad y alrededor del Nim, lo que comenzó como una presentación formal por parte de la Fundación Simiente, sobre el proceso de articulación y el trabajo que vienen desarrollando las mujeres del lugar con respecto al fenómeno de El Niño, se transformó en un fluido diálogo en el que las mujeres asistentes pudieron expresar abiertamente su situación y la <strong><a href="https://www.oxfam.org/es/sala-de-prensa/notas-de-prensa/2016-08-01/las-comunidades-afectadas-por-el-nino-en--honduras-necesitan-apoyo-urgente" target="_blank" rel="nofollow">imperiosa necesidad de más recursos para enfrentar las consecuencias del fenómeno.</a></strong></p> <p>“Hace cinco años que ya no llueve, no tenemos que ir a lavar al río porque no hay agua, se produce muy poco tomate y chile, porque ya no hay invierno y el calor es exagerado, las plantas se secan y ya no hay cosecha de maíz”, afirmaba Cirila Alvarado, mientras sus compañeras asentían, como si sus palabras fueran las de todas.</p> <p><img alt="Dilcia Martínez, Honduras." title="Dilcia Martínez, Honduras." height="465" width="620" class="media-element file-default" typeof="foaf:Image" src="http://l.blogs.oxfam/sites/default/files/dilcia_martinez_blog.jpg" /></p> <p>Por su parte, para Dilcia Martínez Gómez, su caso no ha sido diferente: “Aquí somos 150 familias que sufrimos lo mismo, a causa del cambio climático hemos reducido la alimentación; si antes teníamos tres tiempos de comida, hemos pasado a dos, a veces nuestros niños se van a las escuelas sin tomar un trago de café porque no hay… Las mujeres somos las más afectadas”. </p> <h3>Cambio climático y desigualdad de género</h3> <p>Los impactos por el cambio climático afectan a todos de diferente manera y en distintos grados. Sin embargo, <strong>la discriminación de género hace a las mujeres sean más vulnerables a estos efectos negativos</strong>, algo particularmente cierto en el caso de las mujeres campesinas e indígenas, cuyas condiciones de vida y marginalización las exponen en mayor grado. <strong>En el caso de Honduras, las mujeres rurales acceden a menos del 11% del crédito a nivel nacional, 8 de cada 10 mujeres rurales no tienen tierra propia para cultivar, y 6 de cada 10 viven por debajo de los niveles de la pobreza. </strong></p> <p>El año pasado <strong><a href="http://www.congresonacional.hn" target="_blank" rel="nofollow">el Congreso Nacional de Honduras aprobó la Ley para el Programa Nacional de Crédito Solidario para la Mujer Rural</a></strong>, Credimujer, con el cual se beneficiaría a más de dos millones de mujeres del campo hondureño a través del otorgamiento de créditos para la producción agropecuaria. Este programa de crédito garantizaría el desarrollo de acciones orientadas a la adaptación y mitigación frente a los efectos del cambio climático, contribuyendo así a crear comunidades más resilientes.</p> <p>La aprobación de la propuesta realizada por 28 organizaciones (campesinas, feministas, ONG y cooperativas), acompañadas y asesoradas por Oxfam, <strong><a href="http://www.unwomen.org/es" target="_blank" rel="nofollow">ONU Mujeres</a></strong> y el <strong><a href="http://www.inam.gob.hn" target="_blank" rel="nofollow">Instituto Nacional de la Mujer</a></strong> (INAM), significaría el primer paso para instalar una herramienta que proveería de créditos y asesoría técnica a las mujeres rurales con o sin tierra. No obstante, hasta hoy no se ha otorgado el presupuesto al programa.</p> <p>Ante la difícil situación que actualmente atraviesan miles de familias en el corredor seco, particularmente las mujeres, Mary Robinson reconoció que <strong><a href="https://www.oxfam.org/es/sala-de-prensa/notas-de-prensa/2016-08-01/las-comunidades-afectadas-por-el-nino-en--honduras-necesitan-apoyo-urgente" target="_blank" rel="nofollow">va más allá de una emergencia humanitaria</a></strong> que requiere de “la integración internacional para superar la crisis en Honduras, pues es un problema humanitario, de desarrollo, género y adaptación”. </p> <p>Al finalizar la visita, <strong>la señora Robinson reconoció el valor y fortaleza de las mujeres que viven en esta zona y aseguró que llevará su mensaje a los responsables políticos para que en menor plazo se tomen las medidas que contribuyan a mejorar sus condiciones</strong> “Me doy cuenta de que esta realidad del cambio climático que ustedes están enfrentando es el mayor problema de derechos humanos, porque está acabando con sus medios de subsistencia y con el agua… Todas ustedes son líderes y representan a redes dentro de sus comunidades, y necesitan mejores políticas en las municipalidades y en el gobierno, que les puedan ayudar hacer sus comunidades más adaptables”, puntualizó. </p> <p> </p> <h3>Actúa ahora</h3> <h3><a href="https://www.oxfam.org/es/accion/el-nino-y-el-cambio-climatico-acabemos-con-el-hambre" rel="nofollow">El Niño y el cambio climático: acabemos con el hambre</a></h3> <p> </p></div><div class="field field-name-title"><h2>Las mujeres siguen siendo las más vulnerables al Fenómeno de El Niño</h2></div><ul class="links inline"><li class="translation_en first last"><a href="http://l.blogs.oxfam/en/blogs/16-08-25-poverty-and-drought-honduras-women-share-their-situation-mary-robinson" title="Poverty and drought in Honduras: Women share their situation with Mary Robinson" class="translation-link" xml:lang="en">English</a></li> </ul> Thu, 11 Aug 2016 12:37:33 +0000 Damaris Castillo 57599 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/en/node/57599#comments « M. Obama, n’oubliez pas les campagnes cubaines… » http://l.blogs.oxfam/en/node/43116 <div class="field field-name-body"><p>Une température certes agréable mais une pluie persistante auront accompagné les premiers pas sur l’île du couple Obama, en visite à la Vieille Havane, tout sourire sous les parapluies noirs déployés. <strong>Rien a priori qui pourrait laisser penser au président et à son épouse Michelle que Cuba vient de vivre l’une de ses pires sécheresses. </strong></p> <p>Et que plusieurs de ses municipalités souffrent encore des conséquences de cette <strong>catastrophe naturelle silencieuse</strong>, en particulier dans les provinces orientales de l’île. Les sols y sont fort abimés et les réserves d’eau  insuffisantes. Une sécheresse qui aura un effet, encore peu étudié et connu pour le moment, sur la sécurité alimentaire du pays, sujet déclaré priorité nationale.</p> <h3>l’agriculture à Cuba ne parvient toujours pas à fournir un tiers de l’alimentation à sa population</h3> <p>Car l’agriculture à Cuba, malgré quelques récentes politiques audacieuses pour la région, de redistribution de plus d’un million d’hectares de terres en friche à des usufruitiers ou d’assouplissement de mesures pour diversifier la commercialisation et augmenter le crédit, ne parvient toujours pas à fournir un tiers de l’alimentation à sa population. Et les autorités se sont vues obligées de remettre de l’ordre dans les marchés car la population se plaint des prix qui grimpent.</p> <p>Pourtant, la dernière évaluation du projet[1] de renforcement de l’agriculture urbaine mis en œuvre dans 85 coopératives agricoles par l’ANAP[2] et l’INIFAT[3], et accompagné par OXFAM, démontre clairement que de simples investissements en systèmes d’ irrigation solaires, en moulins pour l’énergie éolienne ou en ateliers de réparations de machines agricoles apportent aux fermes d’indispensables moyens qui très vite leur permettent de multiplier au moins par deux la production en fruits , légumes, racines ou tubercules, ou simplement de mieux abreuver  et alimenter leurs bêtes.</p> <p><strong>Si les Etats-Unis pouvaient</strong>, sinon lever immédiatement, au moins <strong> flexibiliser rapidement l’embargo pour un accès plus massif des productrices et producteurs cubains à du petit matériel et équipement de qualité et à moindre prix, la normalisation des relations deviendrait bien plus fructueuse.</strong></p> <p>On peut même imaginer que Cuba en plus d’offrir des aliments sains à ses futurs touristes du pays voisin (plus d’un million de personnes attendues à terme chaque année) puisse proposer aussi à sa population de trouver des aliments plus diversifiés, moins chers et mieux présentés. Une alimentation issue de l’agro-écologie, produite et vendue en circuits courts, dont il faudra bientôt clamer toute la valeur. Car on voit par ailleurs arriver de plus en plus  sur les étals des magasins d’Etat des produits importés qui ne sont des exemples ni de qualité nutritive, ni de faible empreinte écologique. Et dont les prix sont inabordables pour la majorité. Car ici encore l’approche « chaîne de valeurs » ou «filière » est encore balbutiante : on a du mal à raisonner en termes de demande et de préférences des consommateurs. Car le mariage raisonné entre le plan et le marché est un enjeu de taille pour la satisfaction de toutes et de tous.</p> </p> <p><img alt="A woman and daughter walking near their home, Cuba" title="Une femme et sa fille baladent à Cuba où plusieurs municipalités souffrent encore des conséquences de cette catastrophe naturelle silencieuse." height="667" width="1000" typeof="Image" src="http://l.blogs.oxfam/sites/default/files/article_jerome_1.jpg" /></p> <p><em>Une femme et sa fille baladent à Cuba où plusieurs municipalités souffrent encore des conséquences de cette catastrophe naturelle silencieuse.</em></p> <h3>Les femmes rurales au centre de la transformations des campagnes cubaines</h3> <p>L’ANAP et d’autres organisations comme la FMC[4], l’ACPA[5] ou l’ACTAF[6] ont mis aussi en lumière le rôle que jouent et peuvent jouer les femmes rurales dans la transformation des campagnes cubaines.  Un rôle central alors que la représentation féminine dans le secteur n’arrive pas à 20%.</p> <p>Oxfam a accompagné plusieurs de ces associations à mettre en œuvre leur stratégie d’égalité homme/femme et soutient maintenant les efforts du Ministère de l’agriculture dans la <strong>mise en place de sa politique d’équité d’opportunités pour les femmes et les hommes</strong>. Une première ici pour un Ministère .</p> <p>Il est fort probable que le président Obama célèbre les nouveaux petits et moyens entrepreneurs qui se développent à Cuba. En particulier celles et ceux qui ont lancé des restaurants (paladares) à la Havane, mais qui de ces productrices de microorganismes biologiques  ou de ces artisans ou artisanes du bambou qui tentent leur chance dans les villages et villes de province ?</p> <p><strong>Voilà encore une belle occasion de lancer des ponts entre cette nouvelle génération d’agents économiques et le monde rural </strong>: qu’ils conjuguent leur énergie  pour que les services à l’agriculture, la multifonctionnalité du secteur et les filières se développent. L’arrivée de ces acteurs combinée à de nouvelles créations de coopératives doit contribuer à façonner la richesse du tissu économique et social dans les territoires. Les femmes et les jeunes pour qui l’attraction de la capitale ou de l’étranger devient une préoccupation nationale,doivent y avoir toute leur place.</p> <p>Cuba en avançant vers plus de décentralisation peut réussir un modèle qui articule autour de ses gouvernements municipaux une grande diversité d’institutions sociales et d’agents économiques publics et privés. D’autant que la recherche agronomique est dotée de nombreux instituts qui, avec des moyens accrus pour le transfert des technologies dans les parcelles, pourraient catalyser le changement. Les quelques ONG internationales et étrangères qui sont présentes depuis 15 à 20 ans et travaillent en appui et solidarité avec ces acteurs cubains sont prêtes à accompagner ces innovations. En permettant aux fondations et autres associations philanthropiques et ONG nord-américaines de collaborer avec elles, M. Obama pourrait ainsi favoriser aussi le développement des campagnes.</p> <p>Il reste encore beaucoup à faire pour sceller les progrès du rapprochement entre Cuba et les Etats -Unis. Le secteur de l’agriculture apparaît stratégique, son ministère cubain se réorganise  et des initiatives récentes comme celles qui promeuvent l’agrotourisme, la certification participative ou le futur réseau d’Agro-écologie Cuba-US pour le développement de la filière des produits issus de l’agro-écologie promu par l’ACTAF et d’autres organisations et institutions cubaines doivent être soutenues et encouragées.</p> <p>Une suggestion à la personne qui succèdera bientôt à M. Obama  Dans sa prochaine visite,  ne pas oublier les campagnes cubaines.</p> <h3>Oxfam à Cuba</h3> <p>À Cuba, Oxfam s’efforce depuis 1991 de favoriser un développement socioéconomique équitable et durable en collaboration avec les organisations locales</p> <p>Web: <a href="https://www.oxfam.org/fr/pays/cuba" rel="nofollow"><strong>www.oxfam.org/fr/pays/cuba</strong></a></p> <p>Facebook: <strong><a href="https://www.facebook.com/oxfamcuba" target="_blank" rel="nofollow">Facebook.com/oxfamcuba  </a></strong></p> <p>Twitter: <strong><a href="https://twitter.com/Oxfam_Cuba" target="_blank" rel="nofollow">@Oxfam_Cuba </a></strong></p> <p>[1] Cofinanciado por la Union europea, el gobierno vasco y la Embajada de Japón[2] Asociacion Nacional de Agricultores Pequeños[3] Instituto Nacional de Investigaciones Fundamentales de Agricultura Tropical[4] Federación de Mujeres Cubanas[5] Asociación Cubana de Producción Animal[6] Asociación Cubana de Técnicos Agrícolas y Forestales </p> </p> </div><div class="field field-name-title"><h2>« M. Obama, n’oubliez pas les campagnes cubaines… »</h2></div><ul class="links inline"><li class="translation_en first"><a href="http://l.blogs.oxfam/en/blogs/16-04-01-dont-forget-rural-cuba" title="&quot;Don’t forget rural Cuba!” " class="translation-link" xml:lang="en">English</a></li> <li class="translation_es last"><a href="http://l.blogs.oxfam/es/blogs/16-03-31-sr-obama-no-olvide-los-campos-de-cuba" title="Sr. Obama, no olvide los campos de Cuba" class="translation-link" xml:lang="es">Español</a></li> </ul> Fri, 01 Apr 2016 08:35:10 +0000 Jérôme Fauré 43116 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/en/node/43116#comments Sr. Obama, no olvide los campos de Cuba http://l.blogs.oxfam/en/node/43006 <div class="field field-name-body"><p>Una temperatura agradable y una lluvia persistente <strong><a href="https://www.oxfam.org/es/cuba-iguales/obama-en-cuba-cuando-la-tierra-tiembla" target="_blank" rel="nofollow">acompañaron los primeros pasos por la Isla de la pareja Obama</a></strong> y su visita a La Habana Vieja, sonrientes bajo los paraguas negros. Nada podría, a primera vista, hacerle pensar al presidente y la primera dama que <strong><a href="https://www.oxfam.org/es/paises/cuba" target="_blank" rel="nofollow">Cuba</a></strong> atraviesa una de las <strong>peores crisis de sequía de su historia</strong> ni que varios municipios del país, sobre todo en la zona oriental, sufren todavía las consecuencias de este desastre silencioso. </p> <p>El sol castiga fuerte en la región y las reservas de agua son insuficientes. Se trata de una sequía que tendrá efectos sobre la seguridad alimentaria del país, todavía poco estudiados y conocidos, aun cuando ha sido declarada por el gobierno como asunto de prioridad nacional. </p> <h3>La agricultura en Cuba no alcanza aún a suplir las necesidades de alimentación de los cubanos y las cubanas</h3> <p>Y es que la agricultura en Cuba, a pesar de la reciente redistribución de más de un millón de hectáreas de tierra en usufructo o medidas para diversificar la comercialización y aumentar los créditos —audaces si se las mira en el contexto regional—, <strong>no alcanza aún a suplir las necesidades de alimentación de los cubanos y las cubanas</strong>. Las autoridades se han visto obligadas a asumir el reordenamiento de los precios dentro de los mercados, demasiado altos para los ingresos de las personas. </p> <p>En tanto, la más reciente evaluación de un proyecto de reforzamiento de la agricultura urbana en 85 cooperativas agrícolas [1]  —a cargo de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (<strong><a href="http://www.ecured.cu/ANAP" target="_blank" rel="nofollow">ANAP</a></strong>)  y el Instituto Nacional de Investigaciones Fundamentales de Agricultura Tropical (<strong><a href="http://www.ecured.cu/INIFAT" target="_blank" rel="nofollow">INIFAT</a></strong>), acompañadas por Oxfam— demuestra claramente que simples inversiones en sistemas de irrigación solares, molinos para la energía eólica o talleres de reparación de maquinaria agrícola, pueden aportar insumos para al menos duplicar la producción de frutas, legumbres o tubérculos. Si los Estados Unidos levantaran o flexibilizaran rápidamente el embargo sobre un acceso masivo de productores y productoras cubanas a material y equipamiento de calidad, la “normalización de las relaciones” empezaría a ser más fructífera. </p> <p>Podemos también imaginar que Cuba, además de ofrecer alimentos sanos a quienes vienen como turistas (más de un millón anuales), pudiera así proporcionar a su población alimentos más diversos, accesibles y mejor presentados: una producción agroecológica y nacida de una cadena de circuitos cortos, la cual sería también puesta en valor. Sin embargo, vemos cada vez con más frecuencia productos importados en los establecimientos del Estado, con precios de difícil acceso para la mayoría. Aquí, la “cadena de valor” es aún muy inicial: no se piensa en términos de demanda ni preferencias de los consumidores; y la relación entre el plan y el mercado sigue siendo un desafío a la satisfacción de todos y todas.</p> <p><img alt="A woman and daughter walking near their home, Cuba" title="Une femme et sa fille baladent à Cuba où plusieurs municipalités souffrent encore des conséquences de cette catastrophe naturelle silencieuse." height="667" width="1000" typeof="Image" src="http://l.blogs.oxfam/sites/default/files/article_jerome_1.jpg" /> <em>Una mujer y su hija pasean cerca de su casa en Cuba. Diversas regiones están sufriendo las consecuencias de un desastre natural silencioso.</em></p> <h3>El rol de las mujeres rurales en la transformación del campo cubano</h3> <p>Por otro lado, la ANAP y otras organizaciones como la Federación de Mujeres Cubanas (<strong><a href="http://www.ecured.cu/Federaci%C3%B3n_de_Mujeres_Cubanas" target="_blank" rel="nofollow">FMC</a></strong>), la Asociación Cubana de Producción Animal <strong><a href="http://www.ecured.cu/Asociaci%C3%B3n_Cubana_de_Producci%C3%B3n_Animal" target="_blank" rel="nofollow">(ACPA</a></strong>) o la Asociación Cubana de Técnicos Agrícolas y Forestales (<strong><a href="http://www.ecured.cu/Asociaci%C3%B3n_Cubana_de_T%C3%A9cnicos_Agr%C3%ADcolas_y_Forestales" target="_blank" rel="nofollow">ACTAF</a></strong>) han hecho notar el rol que pueden desempeñar las mujeres rurales en la transformación del campo cubano. Un rol central, aun cuando la representación de las mujeres en el sector no llega al 20%. Es muy probable que el presidente Obama celebre los nuevos y pequeños emprendimientos que se desarrollan en Cuba, y en particular, aquellos que han abierto restaurantes (“paladares”) en La Habana, pero ¿qué llegaría a saber de las productoras de microorganismos biológicos o de esas artesanas y artesanos del bambú que buscan su espacio en las pequeñas ciudades de provincia? Ahí, no obstante, habría una oportunidad para tender puentes entre esta nueva generación de agentes económicos y el mundo rural: que conjuguen sus energías en función del desarrollo de la agricultura y la multifuncionalidad del sector. El ascenso de esos sectores combinados, junto con la creación de nuevas cooperativas, debería contribuir a modelar la riqueza del tejido económico y social en los territorios. Las mujeres y las jóvenes para quienes la capital o el extranjero sigue siendo una atracción, podrían encontrar allí un sitio donde permanecer. </p> <p>Cuba, en su avance hacia la descentralización, podría llegar a un modelo que articule en torno a los gobiernos locales una amplia diversidad de instituciones sociales y agentes económicos, tanto públicos como privados. Por su parte, la investigación en agronomía cuenta de varios institutos que, a través de los medios adecuados para transferir el conocimiento y con la tecnología en función de la tierra, podrían catalizar la transformación de los modelos agrarios. Las ONGs internacionales que están presentes y activas en el país desde hace unos 15 o 20 años están dispuestas a acompañar esas innovaciones. </p> <p>Permitiendo que fundaciones, otras organizaciones filantrópicas y ONGs norteamericanas colaboren con esas organizaciones presentes en el país, el Sr. Obama podría favorecer también el desarrollo de las zonas rurales en Cuba. </p> <h3>Queda mucho aún por ver en el curso de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos</h3> <p>El sector de la agricultura parece estar en la agenda. Su ministerio en la Isla se reorganiza, y se trata de hacer sostenibles y viables algunas recientes iniciativas como las que promueven el agroturismo, la certificación participativa o las prácticas agroecológicas. </p> <p>Una sugerencia a quien sucederá pronto al <strong>Sr. Obama: en la próxima visita, no olvide los campos de Cuba.</strong> </p> <h3>Trabajo de Oxfam en Cuba</h3> <p>Desde 1993, Oxfam acompaña a los cubanos y las cubanas, sus organizaciones y asociaciones, y a los gobiernos locales, en procesos que garanticen la reducción de brechas de equidad y la resiliencia de las comunidades. La región Oriental del país, donde se concentran las mayores vulnerabilidades ante el cambio climático y los fenómenos naturales, así como los principales riesgos sociales de las políticas y reformas económicas, sigue siendo el principal anclaje de sus acciones. </p> <p>Web: <strong><a href="https://www.oxfam.org/es/paises/cuba" target="_blank" rel="nofollow">https://www.oxfam.org/es/cuba</a></strong> </p> <p>Facebook: <strong><a href="https://www.facebook.com/oxfamcuba" target="_blank" rel="nofollow">Facebook.com/oxfamcuba  </a></strong></p> <p>Twitter: <strong><a href="https://twitter.com/Oxfam_Cuba" target="_blank" rel="nofollow">@Oxfam_Cuba </a></strong></p> <p>[1] Cofinanciado por la Unión Europea, el Gobierno Vasco y la Embajada de Japón</p> </div><div class="field field-name-title"><h2>Sr. Obama, no olvide los campos de Cuba</h2></div><ul class="links inline"><li class="translation_fr first"><a href="http://l.blogs.oxfam/fr/blogs/16-04-01--obama-noubliez-pas-les-campagnes-cubaines" title="« M. Obama, n’oubliez pas les campagnes cubaines… »" class="translation-link" xml:lang="fr">Français</a></li> <li class="translation_en last"><a href="http://l.blogs.oxfam/en/blogs/16-04-01-dont-forget-rural-cuba" title="&quot;Don’t forget rural Cuba!” " class="translation-link" xml:lang="en">English</a></li> </ul> Thu, 31 Mar 2016 10:33:59 +0000 Jérôme Fauré 43006 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/en/node/43006#comments El Niño y el cambio climático: todo lo que debes saber http://l.blogs.oxfam/en/node/39061 <div class="field field-name-body"><p>El "súper" Niño es un fenómeno atmosférico que está provocando anormalidades meteorológicas extremas en diversas partes del mundo, como sequías e inundaciones. Las personas más pobres y vulnerables son las más perjudicadas por sus efectos. Este año, millones padecerán escasez de agua, hambre y enfermedades. Estas son algunas de las preguntas más comunes sobre la relación entre El Niño y el cambio climático y cómo este afecta a millones de personas de todo el mundo.</p> <h3>¿Qué es El Niño?</h3> <p>El Niño es un fenómeno climatológico cíclico que surge por el calentamiento del océano Pacífico. Se produce un cambio en las corrientes oceánicas y los vientos, liberando calor a la atmósfera. Esto influye de forma significativa en los patrones meteorológicos globales. Aunque el fenómeno de El Niño <a href="http://europe.newsweek.com/el-nino-coming-you-413483" rel="nofollow"><strong>terminará a principios de 2016</strong></a>, sus efectos se sentirán hasta mucho después.</p> <h3>¿Qué relación existe entre El Niño y el cambio climático?</h3> <p>Las evidencias sugieren que existe una relación de causa-efecto entre El Niño y el cambio climático: el cambio climático incrementa las probabilidades de que se produzca un "súper" El Niño. Este fenómeno, a su vez, exacerba los efectos del cambio climático al liberar gran cantidad de calor del océano Pacífico. Se estima que cuanto más suba la temperatura de los océanos por efectos del cambio climático, las probabilidades de que se produzca un "súper" El Niño se duplican.</p> <h3>¿Cuáles son los efectos de El Niño?</h3> <p>Desde Oxfam hemos estimado que este año decenas de millones de personas podrían padecer escasez de agua, hambre y enfermedades como consecuencia de El Niño. Sus efectos ya se han sentido en gran parte de <a href="https://www.oxfam.org/es/accion-humanitaria/crisis-alimentaria-en-etiopia" rel="nofollow"><strong>África</strong></a> y en algunas zonas de <a href="https://www.oxfam.org/es/el-salvador/el-salvador-una-lucha-por-sobrevivir-el-nino" rel="nofollow"><strong>América Central</strong></a> y el Caribe, así como en Asia y el área del Pacífico.</p> <p>Además, millones de personas están en riesgo de ser víctimas de inundaciones como las que han devastado Paraguay o las que se espera se produzcan en otros países de Sudamérica a lo largo de febrero y marzo.</p> <p><img alt="Staff from Oxfam and partner organizations distribute emergency kits in Womkama village, Simbu Province, Papua New Guinea. Photo: Rodney Dekker/OxfamAUS" title="Staff from Oxfam and partner organizations distribute emergency kits in Womkama village, Simbu Province, Papua New Guinea. Photo: Rodney Dekker/OxfamAUS" height="680" width="1240" class="media-element file-default" typeof="foaf:Image" src="http://l.blogs.oxfam/sites/default/files/81732lpr-papua-new-guinea-elnino-aid-1240x680_0.jpg" /></p> <h3>El Niño (casi) ha terminado. Así que ¿cuál es el problema?</h3> <p>El fenómeno de El Niño terminará aproximadamente en marzo, pero sus efectos a nivel humanitario durarán mucho más tiempo.</p> <p>Por ejemplo, en el sur de África se estima que unas lluvias impredecibles y periodos de sequía reduzcan las cosechas en toda la región; hasta en <a href="https://www.oxfam.org/en/pressroom/reactions/urgent-action-needed-south-africa-faces-maize-drop-linked-super-el-nino" rel="nofollow"><strong>un 25% solo en Sudáfrica</strong></a>. Cosechas escasas en 2016 tendrán importantes efectos en 2017. El impacto humanitario durará muchos más meses (cuántos, dependerá de la época de cultivo en cada país). Si el fenómeno atmosférico la Niña se produce tras El Niño (los expertos calculan que la probabilidad es de un 40%), entonces sus efectos durarán años.</p> <h3>¿El acuerdo sobre el clima alcanzado en París contribuirá a mejorar la respuesta de los Gobiernos ante fenómenos climatológicos como El Niño?</h3> <p>En el acuerdo sobre el clima de las Naciones Unidas <a href="https://www.oxfam.org/en/pressroom/pressreleases/2015-12-12/agreed-climate-deal-offers-frayed-life-line-worlds-poorest-people" rel="nofollow"><strong>alcanzado en diciembre de 2015 en París</strong></a>, los líderes mundiales pactaron incrementar sus compromisos económicos para ayudar a las personas más vulnerables a adaptarse a los efectos del <a href="https://www.oxfam.org/es/campanas/crece" rel="nofollow"><strong>cambio climático</strong></a> – para 2020.</p> <p>Sin embargo, es necesario tomar mayores medidas. En algunos países se necesita una respuesta humanitaria urgente que incluya la distribución de ayuda alimentaria o de apoyo económico para garantizar que las personas tengan acceso a agua apta para el consumo y saneamiento, y para tratar a aquellas personas que sufren desnutrición.</p> <p>A largo plazo, todos los Gobiernos deben tomar más medidas. Los países ricos deben liderar el abandono de combustibles fósiles para, así, abordar las causas subyacentes del cambio climático.</p> <h3>¿Qué implicaciones tiene el cambio climático en el trabajo de Oxfam?</h3> <p>Año tras año, desde Oxfam somos testigos de cómo <a href="https://www.oxfam.org/es/accion-humanitaria" rel="nofollow"><strong>los desastres naturales</strong></a> empobrecen a las personas y cómo familias y comunidades enteras se ven obligadas a tomar duras decisiones acerca de los alimentos que cultivan o compran. Por este motivo el cambio climático es una pieza clave de nuestra campaña para arreglar un sistema alimentario que no funciona.</p> <p><em>Esta entrada publicado por Ana Zárraga, Activista Digital de Oxfam, el 25 de febrero de 2016.</em></p> <p><strong>Leer más: <a href="https://www.oxfam.org/es/campanas/campana-crece-exitos-de-2015" rel="nofollow">Campaña CRECE: éxitos de 2015</a></strong></p> <p><em>Fotografías: (Arriba) Desde Oxfam estamos respondiendo a la crisis provocada por la sequía en tres regiones de Etiopía: Siti (en la región de Somalí), Afar, y Arsi Occidental (en la región de Oromia). Nuestro objetivo es proporcionar ayuda a 777.000 personas para garantizar su acceso a agua apta para el consumo, saneamiento, ayuda alimentaria de urgencia y apoyo para preservar sus medios de vida. Así, abastecemos de agua potable a los centros para desplazados internos. En Hariso hemos construido un tanque de agua que suministra 10.000 m3 de agua al día. Cada hogar recibe 30 litros diarios. Fotografía: Abiy Getahun/Oxfam</em></p> <p><em>(Mitad de página) Papúa Nueva Guinea es el país más afectado por el fenómeno El Niño  en la región del Pacífico. En la imagen, personal de Oxfam y de sus organizaciones socias distribuyen kits de emergencia en el pueblo de Womkama, en la provincia de Simbu. Tras las evaluaciones realizadas por Oxfam, las personas afectadas por la sequía reciben información acerca de cómo almacenar el agua y sobre higiene antes de recoger artículos no-alimentarios, como bidones de 20 litros de capacidad o pastillas de jabón. Fotografía: Rodney Dekker/Oxfam</em></p></div><div class="field field-name-title"><h2>El Niño y el cambio climático: todo lo que debes saber</h2></div><ul class="links inline"><li class="translation_en first"><a href="http://l.blogs.oxfam/en/blogs/16-02-02-el-nino-climate-change-all-you-need-know" title="El Niño and Climate change: All you need to know" class="translation-link" xml:lang="en">English</a></li> <li class="translation_fr last"><a href="http://l.blogs.oxfam/fr/blogs/16-02-26-tout-savoir-sur-les-liens-entre-el-nino-et-le-changement-climatique" title="Tout savoir sur les liens entre El Niño et le changement climatique" class="translation-link" xml:lang="fr">Français</a></li> </ul> Thu, 25 Feb 2016 15:14:01 +0000 Guest Blogger 39061 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/en/node/39061#comments COP21: Tres perspectivas sobre el acuerdo sobre el clima de París http://l.blogs.oxfam/en/node/31792 <div class="field field-name-body"><p><em>En París, los líderes mundiales han alcanzado un acuerdo global sobre el clima. Pero este acuerdo se queda corto para las personas más pobres y vulnerables que tienen que enfrentarse al aumento del nivel del mar, las sequías y las inundaciones.</em></p> <p><em>Tras la finalización de las negociaciones, hemos hablado con tres personas de distintas partes del mundo para que nos digan cuáles han sido los momentos más destacados de la COP21, qué opinan de los resultados alcanzados y cuáles creen que deberían ser los siguientes pasos en el movimiento contra el cambio climático tras la conferencia de París.</em></p> </p> <h3>Chloe Bourguignon, voluntaria de Oxfam France en Estrasburgo, Francia.</h3> <p>Este año ha estado marcado por grandes momentos, pero el que más me ha inspirado ocurrió antes de la COP, ya que hizo que me diera cuenta de hasta qué punto estaba creciendo el movimiento contra el cambio climático.<strong> El momento culminante fue formar parte de la aldea global  alternativa</strong> ; en mi ciudad, más de 10.000 personas y 130 organizaciones participaron, y fue una de las primeras veces en las que he visto a tantas personas que trabajan en diferentes proyectos <strong>unirse contra el cambio climático.</strong> </p> <p>Para mí, el acuerdo de París es decepcionante, aunque no ha sido una sorpresa. La sensación que tengo ahora es que debemos seguir con el trabajo que hemos empezado. En el grupo local al que pertenezco en Francia hay una dinámica realmente poderosa con nuestros voluntarios y voluntarias, así como con numerosas organizaciones por todo el país. Este año, aunque somos conscientes de que probablemente tengamos diversos frentes que abordar, tenemos la capacidad de unirnos y debemos seguir luchando. </p> <p><img alt=" Oxfam" title=" Oxfam" height="512" width="1024" typeof="Image" src="http://l.blogs.oxfam/sites/default/files/chloe.jpg" /><em>U</em>na de las manifestaciones de Oxfam Francia en las calles de París en las que ha participado Chloé.</p> <p>En cuanto a los siguientes pasos, el objetivo es que sigamos centrados y unidos. Tenemos que seguir insistiendo en algunas cuestiones, y atraer más gente al movimiento para que sea lo más internacional posible, mostrando nuestra solidaridad y trabajando con aquellas personas más afectadas por el cambio climático para que puedan compartir sus experiencias y aportar soluciones. En Estrasburgo, seguiremos luchando juntos contra el cambio climático, ya que es el principal problema que exacerba al resto de problemas, especialmente la desigualdad.</p> </p> <h3>Dorah Marema, de GenderCC de África meridional</h3> </p> <p>El mejor momento del año para mí fue cuando, tras varios años de lucha contra el cambio climático, <strong>nuestro proyecto de medios de vida sostenible recibió un premio otorgado por la Women and Gender Constituency</strong>, por ser una solución contra el cambio climático  con justicia de género. Este premio significa mucho par a las comunidades y organizaciones socias donde estamos llevando a cabo el proyecto, y alienta a las comunidades a comprender que son también parte de la solución ante el cambio climático. </p> <p><strong>El acuerdo de París tiene el potencial de constituir el marco sobre el que nuestro país podría empezar a abordar el cambio climático.</strong> Este acuerdo facilitará que se movilice la financiación desesperadamente necesaria para la adaptación a las catástrofes, que ya estamos sintiendo y que son consecuencia del cambio climático, así como para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero que están causando este acuciante problema. Se trata de un acuerdo de gran importancia, ya que si bien el cambio climático nos afecta de distinta manera, nadie escapa de sus efectos. </p> <p>Por lo tanto,<strong> la comunidad internacional en su conjunto debe abordar este problema.</strong> Nuestras comunidades deben hacer frente a numerosos desastres relacionados con el clima, como las sequías y las olas de calor que golpean a Sudáfrica, mi país. Hay pocas esperanzas de que se pueda cultivar algo este año, hay cortes en el abastecimiento de agua y problemas de salud provocados por la ola de calor y la falta de agua, y la lista continúa. Sé que debemos hacer algo urgentemente, pero no sé cómo se puede materializar el acuerdo de París para socorrer de manera inmediata a muchas de estas comunidades, ciudadanos, familias agricultoras y millones de mujeres y niños que son las principales víctimas de estos desastres. </p> <p><img alt="Oxfam" title="Oxfam" height="512" width="1024" typeof="Image" src="http://l.blogs.oxfam/sites/default/files/dorah.jpg" />Dorah habla a la cámara en el centro de conferencias de la COP21.</p> <p>Desde que llegué a París, parece las naciones desarrolladas apenas tienen (o no tienen en absoluto) el compromiso y la voluntad política para que el acuerdo tenga una intención audaz y unos objetivos ambiciosos en términos de financiación. </p> <p><strong>Un elemento que creo no estaba muy presente en esta negociación global fue el lado humano del problema del cambio climático.</strong> Las tensiones entre los países se deben sobre todo a las implicaciones económicas, olvidando que si los seres humanos desaparecen del planeta, no habrá países ni naciones que desarrollar.  </p> <p><strong>Seguiremos con nuestra lucha a nivel nacional</strong>, donde continuaremos trabajando con comunidades para ejercer presión sobre nuestro Gobierno, para que a su vez ejerza presión sobre la comunidad internacional para que tome medidas. Es necesario que haya una voluntad política para facilitar el acceso a financiación y subvenciones para los pequeños agricultores, sobre todo las mujeres. Los Gobiernos deben informar inmediatamente de qué ha pasado en la COP21, qué podemos esperar de ellos en términos de ayuda financiera y programas para fortalecer la capacidad de las mujeres y las comunidades con el objetivo de facilitar su adaptación al cambio climático. </p> <h3>Shubert Ciencia, responsable de justicia económica  en Oxfam en Filipinas</h3> <p>Vengo de uno de los países más afectados por el cambio climático, por lo que formar parte de la marcha por el clima más multitudinaria jamás realizada en mi país ha sido algo realmente inspirador, y ha ayudado a cimentar el liderazgo de Oxfam en el discurso contra el cambio climático en Filipinas. En París, como parte de la delegación gubernamental de Filipinas, seguimos luchando en favor de las personas más pobres y más afectadas, y ejercimos mucha presión para limitar el calentamiento a 1,5 grados. A su vez, pedimos financiación para que las personas pobres puedan adaptarse al cambio climático, y presionamos para que haya una reparación financiera y apoyo para aquellas personas que han perdido sus medios de vida a causa del cambio climático y no se pueden adaptar al mismo.</p> </p> <p><img alt="Oxfam" title="Oxfam" height="512" width="1024" typeof="Image" src="http://l.blogs.oxfam/sites/default/files/shubert.jpg" />Shubert y Riza (del equipo de Oxfam en Asia Oriental) con sus tuktuks frente a la Torre Eiffel.</p> <p><strong>El acuerdo de París debería ofrecer garantías a todas las comunidades vulnerables del mundo de que no van a caer en el olvido</strong>; un rayo de esperanza para aquellas personas que más están sufriendo los efectos adversos del cambio climático. Debería ser el momento en el que el mundo pone de lado sus intereses particulares para dar un gran paso en favor de la humanidad.</p> <p>Pero, por ahora, el acuerdo <strong>son solo palabras</strong>, y debería pasar de posturas políticas a medidas concretas y progresivas que se materializan. A su vez, tras dirigir la campaña <strong><a href="http://www.oxfamblogs.org/asia/wp-admin/admin-ajax.php?action=oxfamtuktukiframe_show&amp;utm_source=oxf.am&amp;utm_medium=tuktuktoparis&amp;utm_content=redirect" rel="nofollow">TukTukToParis</a></strong>, un momento realmente increíble para mí fue ver el tuktuk (aunque era de juguete) que trajo la voz de más de 5.000 personas a París delante de la Torre Eiffel.</p> <p>¿Y ahora qué? En palabras del ministro de Singapur,  "dejemos de asustarnos unos a otros”, y del ministro brasileño: <strong>"empecemos con lo que podemos hacer, no con lo que no podemos hacer ”.</strong></p> </p> <p><em>COP21 ya ha finalizado, pero Oxfam seguirá desarrollando su trabajo en contra del cambio climático y luchando para que se tomen las medidas necesarias para apoyar a las personas más pobres y vulnerable de todo el mundo. <strong>Mantente informado y síguenos en <a href="twitter.com/oxfam_es" rel="nofollow">Twitter</a></strong></em></p> </div><div class="field field-name-title"><h2>COP21: Tres perspectivas sobre el acuerdo sobre el clima de París</h2></div><ul class="links inline"><li class="translation_en first"><a href="http://l.blogs.oxfam/en/blogs/15-12-14-cop21-three-perspectives-paris-climate-deal" title="COP21: Three perspectives on the Paris climate deal" class="translation-link" xml:lang="en">English</a></li> <li class="translation_fr last"><a href="http://l.blogs.oxfam/fr/blogs/15-12-16-cop21-trois-points-de-vue-sur-l%E2%80%99accord-de-paris-sur-le-climat" title="COP21 : trois points de vue sur l’accord de Paris sur le climat" class="translation-link" xml:lang="fr">Français</a></li> </ul> Wed, 16 Dec 2015 11:35:16 +0000 Guest Blogger 31792 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/en/node/31792#comments Familias ganaderas en Colombia: cuando la leche cae con cuentagotas http://l.blogs.oxfam/en/node/31114 <div class="field field-name-body"><p><strong>Un equipo de Oxfam visitó a varios productores y productoras lecheros de Colombia para conocer de primera mano los efectos del cambio climático y del fenómeno El Niño en la región.</strong></p> <p>Llegamos a El Vergel, la pequeña finca de Blanca Salamanca, a última hora de la tarde. A pesar de que la sequía era patente en los campos, la puesta de sol sobre los pastos era hermosa. Vistamos a Blanca y a su familia a mediados de junio de este año, justo cuando debería estar  de la primera estación húmeda. Sin embargo, no había ni rastro de lluvias en Iza, en el distrito de Boyacá. Todo lo contrario: los ganaderos ya habían tenido que recurrir al pequeño pozo diseñado para cubrir sus necesidades de agua durante la estación seca. ¿A qué podrían recurrir dentro de un mes?</p> <p>Blanca, de 75 años, nos contó que se ha dedicado a la ganadería toda su vida. Solamente tienen seis vacas de raza Normanda mezclada y ahora es Gustavo, el hijo que vive con ellos, el responsable de ordeñarlas. A parte del pequeño sueldo que obtiene Gustavo trabajando en la construcción, las vacas son su única fuente de ingresos.</p> <p><img src="https://blogs.oxfam.org/sites/default/files/oxfam_novib-ferme-blanca-salamanca-santiago-escobar-jaramillo-1224x816.jpg" alt="Blanca et son mari dans leur ferme d’El Vergel (municipalité d’Iza). " title=" Santiago Escobar-Jaramillo/Oxfam" data-fid="10300" /><em>Blanca y su marido en El Vergel, en el municipio de Iza. Foto: Santiago Escobar-Jaramillo/Oxfam</em></p> <p>Pero, ahora, Blanca y su familia se enfrentan a la sequía. Han dejado de cultivar maíz, patatas, trigo y guisantes porque toda el agua que obtienen la utilizan para dar de beber a sus seis vacas, que tan solo les proporcionan tres o cuatro litros de leche al día (la mitad de lo que solían producir antes). Blanca nos cuenta: "Han sido tres años muy duros, terribles. Esto sí ha sido muy triste. Todo se está secando. No podemos sembrar nada. El ganadito se muere de hambre, se acaba. ¿Qué podemos hacer?".</p> <p>La historia de Blanca es una más de las miles de historias que se viven en Colombia cada día. Los productores y productoras a pequeña escala (muchos de los cuales apenas poseen dos acres de tierra y 10 o menos vacas) son la columna vertebral de la agricultura del país. Solo en el distrito de Boyacá, <strong>la producción de leche es la principal fuente de ingresos para más de 60.000 familias.</strong> Esto les permite alimentarse y enviar a sus hijos e hijas a la escuela. Sin embargo, los productores afirman que el cambio climático está provocando continuas sequías que han contribuido a exacerbar la espiral de pérdidas y pobreza, especialmente en las regiones de los Andes y el Pacífico de Colombia y en toda América Central.</p> <h3>El Niño y el cambio climático: dos fenómenos de consecuencias devastadoras</h3> <p>Cada ciertos años, el fenómeno cíclico conocido como El Niño –un calentamiento del océano Pacífico, principalmente a lo largo del ecuador–, altera los patrones meteorológicos globales y provoca sequías en el interior de Colombia e inundaciones a lo largo de sus costas. <strong>Este año, El Niño</strong> (uno de los más fuertes hasta ahora registrados y cuyos efectos se podrán sentir incluso en 2016) ha <strong>agravado la situación de los productores de leche colombianos</strong>, que ya era especialmente frágil debido a los efectos de la sequía que azotó el país el pasado año. Además, El Niño también incrementa la incidencia de malaria en Colombia (en un 17% los años que El Niño azota el país y en un 35% los años siguientes).</p> <p>Era noche cerrada cuando dejamos a Blanca en su pequeña e impoluta casa. Pasamos los siguientes días visitando a otros seis pequeños y medianos productores de leche de diferentes regiones. Su situación era la misma: <strong>las altas temperaturas y las escasas lluvias han reducido su producción e incrementado su inseguridad alimentaria.</strong> Y mientras quienes tienen recursos adicionales han podido adaptarse, las personas más pobres han sido dejadas de lado.</p> <p><img src="https://blogs.oxfam.org/sites/default/files/oxfam_novib-paz-colombia-ramon-cruz-1224x816.jpg" alt="Consuelo et Ramón, un couple de La Paz" title="Consuelo (34 ans) et Ramón (38 ans), un couple de La Paz" data-fid="10303" /><em>El matrimonio Consuelo y  Ramón, en su finca de La Paz. </em></p> <p>Conocimos a Consuelo, de 34 años, y a Ramón, de 38 años, una pareja de ganaderos de La Paz (Guaduas) que también se ha visto afectada por las continuas sequías, cada vez más intensas y duraderas, y agravadas este año por El Niño. Visitamos las instalaciones de lo que había sido el centro local de acopio de leche, propiedad de la cooperativa Agrapaz. Nos explicaron que invirtieron todo lo que tenían en adecuarlo a la normativa vigente y conseguir vender la leche a un mejor precio. Y así fue durante tres años. Desafortunadamente, 10 de los 17 cooperativistas se fueron retirando debido a los altos costes de mantenimiento, al poco apoyo tanto público como privado y a la disminución en la producción de leche a causa de la sequía. Como consecuencia,  la cooperativa tuvo que cerrar el centro por falta de competitividad.  Ahora, ya no les queda otra opción que vender su leche un productor de queso local a un precio mucho más bajo, lo que hace prácticamente imposible que puedan pagar sus deudas. </p> <p>Ramón nos explicó que el pasado verano había sido la época más dura de todas:"<strong>Las lagunas se secaron tanto que los animales quedaban atrapados en el fango y morían.</strong> A mí se me murieron 12 vacas y tuve que sacarlas yo solo, una a una. Me quedé en la quiebra".</p> <p>Consuelo añadió: "Me da pesar, me da tristeza pensar que no hay nadie que nos apoye. <strong>Me parece que el abandono al campesino es muy grande. Y no debería ser así.</strong> El campesino le da duro al trabajo, es muy honesto, muy trabajador para que lo abandonen y lo dejen a la deriva. Yo tengo tres hijos, pero así como hoy, no voy a alcanzar a verlos profesionales”.</p> </p> <p><img src="https://blogs.oxfam.org/sites/default/files/oxfam-novib-ferme-santiago-escobar-jaramillo-1224x816.jpg" alt="Les vaches à la vestige du centre local de collecte du lait" title="Les vaches à la vestige du centre local de collecte du lait." data-fid="10304" /><em>Mercado de ganado de Chiquinquirá. Estos mercados semanales tienden a desaparecer a causa de los rígidos controles sanitarios</em></p> <p>¿Cómo se podría incrementar la resiliencia de los campesinos y campesinas ante los estragos del cambio climático? <strong>Para empezar, necesitan acceso a nuevas técnicas que les permitan adaptar sus cultivos y el cuidado de su ganado a las altas temperaturas y a períodos de sequía más largos.</strong> Tal y como nos explicó Fernando, ganadero independiente del municipio de Guaduas: "La situación es muy difícil. Guaduas tiene un clima muy cálido y los veranos son cada vez más secos y calurosos, cosa que hace complicado que las vacas den muchos litros de leche. Sin embargo, he conseguido mejorar la genética del ganado gracias a la asesoría de un experto. Ahora tengo vacas para el clima del trópico que dan siete u ocho litros al día. Eso es bueno. También he comenzado a cultivar otros pastos como alfalfa, caña de azúcar, maíz y moringa, que son una fuente de proteína muy buena para el ganado y resistentes a largos periodos de seguía".</p> <h3>Es necesario un apoyo urgente a nivel nacional e internacional</h3> <p>Sin embargo, no muchos productores a pequeña escala tienen los recursos o acceso al apoyo que necesitan para poder adaptar sus explotaciones a los cambios en los patrones meteorológicos. Por este motivo, Oxfam hace un llamamiento a los Gobiernos para que garanticen estos recursos y este acceso a nivel nacional e internacional. </p> <p>Se precisa hacer un gran esfuerzo para apoyar a las comunidades vulnerables y ayudarles a adaptarse a los efectos del cambio climático. <strong>Esta crisis es el telón de fondo de la conferencia internacional sobre cambio climático que se celebra ahora en París.</strong> En ella, los países desarrollados deben mostrar cómo cumplirán con el compromiso adquirido de movilizar conjuntamente 100.000 millones de dólares al año para 2020 con el objetivo de impulsar acciones contra el cambio climático en los países pobres. El nuevo acuerdo internacional que se acuerde en París para combatir este fenómeno en el periodo post-2020 debe garantizar que se reforzarán los actuales objetivos de reducción de emisiones cada cinco años para, así, evitar los peores efectos del cambio climático durante las próximas décadas. También debe incluir un objetivo nuevo e independiente sobre financiación de la adaptación que permita abordar los efectos previstos.</p> <p>Colombia ha demostrado su compromiso con la lucha contra el cambio climático siendo el primer país sudamericano en presentar su plan de acción para el período post-2020 y comprometiéndose a destinar 6 millones de dólares al Fondo Verde para el Clima con el objetivo de financiar medidas de mitigación y adaptación en los países en desarrollo. Ahora ha llegado el momento de que el Gobierno de Colombia invierta en programas para impulsar la resiliencia de su sector agrícola y garantice que los productores y productoras a pequeña escala cuenten con las herramientas necesarias para enfrentarse y sobrevivir a los efectos del cambio climático.</p> <h3><a href="https://www.oxfam.org/es/accion/lucha-contra-el-cambio-climatico" rel="nofollow">Actúa</a></h3> <p>Los líderes mundiales que participan en las negociaciones sobre cambio climático de las Naciones Unidas en París tienen en su mano el poder para demostrar que están del lado de personas como Blanca, Consuelo, y Ramón que, a pesar de ser quienes menos han contribuido al cambio climático, son quienes más sufren sus efectos.</p> <p>Desde Oxfam les urgimos a utilizar las <strong>negociaciones de París</strong> para empezar a <strong>anteponer las necesidades de las personas más afectadas por el cambio climático</strong>, lo que implica garantizar fondos para ayudar a estas personas a hacer frente a sus efectos. </p> <p><em> </em></p> <h3>Contenido relacionado      </h3> <ul> <li><strong>Vídeo <a href="https://www.oxfam.org/es/multimedia/video/2015-womenfoodclimate-version-en-espanol" rel="nofollow">Women.Food.Climate.</a> - </strong>Muestra tu apoyo a las mujeres agricultoras africanas <strong><a rel="nofollow" href="http://act.oxfam.org/international/en/actions/women-food-climate">y exige a los líderes mundiales que actúen</a></strong></li> <li><strong><a href="https://www.oxfam.org/es/campanas/cop21-en-paris" rel="nofollow">Sigue la COP21 en París</a></strong></li> <li><strong><a href="http://oxfamstories.org/climate-for-change/es/" rel="nofollow">Clima de cambio: </a>Cuatro historias. Cuatro continentes. Cuatro mujeres que nos inspiran.</strong></li> </ul> <p><em>Fotos: Santiago Escobar-Jaramillo/Oxfam</em></p> </div><div class="field field-name-title"><h2>Familias ganaderas en Colombia: cuando la leche cae con cuentagotas</h2></div><ul class="links inline"><li class="translation_fr first last"><a href="http://l.blogs.oxfam/fr/blogs/15-12-09-le-lait-en-colombie-une-production-au-compte-goutte-rencontre-avec-des-agricultrices" title="Le lait en Colombie, une production au compte-goutte: rencontre avec des agricultrices et agriculteurs" class="translation-link" xml:lang="fr">Français</a></li> </ul> Wed, 09 Dec 2015 21:29:25 +0000 Elena Cornellana 31114 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/en/node/31114#comments El otro abordaje del riesgo: resiliencia y distribución equitativa http://l.blogs.oxfam/en/node/29160 <div class="field field-name-body"><p>El debate global sobre si los desastres son naturales o no lleva más de dos décadas atrapado en un abordaje más bien técnico, sin profundizar en las causas reales de la vulnerabilidad y el riesgo. La vulnerabilidad frente a los desastres no es aleatoria. Las personas son vulnerables por estar política, social o económicamente excluidas y por tener, por lo tanto, un escaso o nulo acceso a recursos, influencia, información o a la toma de decisiones. Los desastres no son naturales.<strong> La vulnerabilidad está muy ligada con la pobreza y esto es injusto</strong>. </p> <p>El riesgo va en aumento como consecuencia del incremento de la frecuencia de shocks y tensiones. La lucha contra el riesgo frente a los desastres implica cada vez más esfuerzos y recursos para enfrentar los múltiples desafíos ante un creciente número de hombres y mujeres que ya viven o entran año con año a las filas de la pobreza o la extrema pobreza. Una de las principales tensiones sistémicas es el cambio climático, un fenómeno irreversible y cada vez más severo y extremo que nos afecta a todos y a todas, pero de manera desigual. Abordar el riesgo no es solo un problema de carácter humanitario, sino de justicia y equidad. <strong>La desigualdad económica y social es un componente indisociable de las crisis</strong> y dificulta en gran medida que las personas puedan salir de la pobreza y reduzcan su vulnerabilidad ante el riesgo. </p> <p><img alt="Anhelo de vivir. Foto: Jonatan Funes / Concurso #NoFilter Oxfam" title="Anhelo de vivir. Foto: Jonatan Funes / Concurso #NoFilter Oxfam" height="453" width="680" class="media-element file-default" typeof="foaf:Image" src="http://l.blogs.oxfam/sites/default/files/anhelo-de-vivir.jpg" /></p> <p><strong>El cambio climático, el riesgo y la inseguridad tienen mayor impacto en donde existe mayor desigualdad y pobreza</strong>. Se necesita cuestionar la desigualdad que hace que las personas más pobres tengan una exposición al riesgo mucho mayor que las personas ricas. Para Oxfam, como para otras organizaciones globales que trabajamos en desarrollo, la vulnerabilidad solo se puede reducir si se implementan estrategias bajo un enfoque que tome en cuenta las causas de la desigualdad y el reparto del poder. </p> <p>La solución pasa en primer lugar por redistribuir el riesgo. La mayor parte del riesgo recae en las personas que viven en pobreza y en ese sentido, <strong>las mujeres son las que se llevan la peor parte</strong>. Las mujeres se enfrentan a una discriminación con doble desventaja en diferentes niveles, entre otros: educación, empleo, salud y control de la propiedad, lo que les hace aún más vulnerables. </p> <p>La desigualdad extrema de riqueza y poder son el motor de las políticas nacionales e internacionales para proteger del riesgo a <strong>las personas más ricas, quienes sí pueden mitigar el riesgo</strong>; estas lo desvían hacia las personas más pobres que carecen de poder: prestaciones sociales o sistemas de protección social, seguros o ahorros que les ayudan a afrontar una emergencia. </p> <p>Y, en segundo lugar, la solución también pasa por <strong>construir una ciudadanía activa</strong> que pueda hacer valer sus derechos, tener esperanzas de futuro, elegir de qué modo quiere vivir y participar en su propio desarrollo para adaptarse al cambio. Una ciudadanía activa puede generar cambios, a través del conocimiento de qué y quiénes causan su vulnerabilidad y saber quiénes son responsables de reducirla. </p> <p>El objetivo no solo debería ser ayudar a las personas a sobrevivir un shock tras otro, sino <strong>empoderar a los que más sufren el impacto de los desastres y acompañarles a prosperar</strong> pese a esos shocks, las tensiones y la incertidumbre. Lo que conocemos como resiliencia. </p> <p>Distribuir el riesgo significa, entre otras cosas: dirigir acciones orientadas a los grupos marginados que precisan mayor apoyo y servicios centrados en garantizar la igualdad de oportunidades; la creación de instituciones en favor de los más vulnerables para canalizar sus necesidades y capacidades; capacitar a hombres y mujeres para que puedan exigir cuentas a las personas en el poder, mediante la participación y  toma de decisiones desde sus territorios hasta el nivel central; lograr prestaciones gratuitas de servicios básicos esenciales y movilizar recursos para financiar lo anterior, a través de sistemas fiscales progresivos y lucha contra la corrupción y desarrollar nuevos modelos y formas de vida en armonía con nuestros recursos naturales. </p> <p>En muchos lugares donde se sufren crisis recurrentes, <strong>la respuesta de los gobiernos y del sector humanitario internacional ya no es suficiente</strong>. El énfasis debería estar en una nueva forma estratégica de abordar el riesgo por medio de la resiliencia y una ciudadanía activa, tomando en cuenta que se trata de un problema originado por la distribución inequitativa de la riqueza, incluyendo los recursos naturales y no por la naturaleza misma. </p> <p> </p> <h3>¡Actúa ahora!</h3> <p><a href="https://act.oxfam.org/international/es/actions/even" rel="nofollow"><strong>IGUALES. Es hora de cambiar las reglas. Únete a nosotros.</strong></a></p> <p> </p></div><div class="field field-name-title"><h2>El otro abordaje del riesgo: resiliencia y distribución equitativa </h2></div> Mon, 09 Nov 2015 09:24:38 +0000 Mercedes García 29160 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/en/node/29160#comments Después del Huracán Patricia http://l.blogs.oxfam/en/node/28936 <div class="field field-name-body"><p>“Aquí estamos contando el cuento” dice doña Norma patricia Barajas, vecina del Paraíso, Estado de Colima, y quien perdió su negocio tras la inclemente visita del huracán Patricia. Ella, al igual que sus vecinos y pobladores de la zona, vivieron las horas más angustiantes al ser testigos presenciales del huracán catalogado como el más fuerte de la historia. Y no es para menos, la fuerza con que se aproximaba a la costa pacífica mexicana hacía prever uno de los mayores desastres. “Sentimos como un rugir, era impresionante como se movían los árboles, levantaba los techos y se llevaba todo, estaba furioso”, enfatiza.   </p> <p><img alt="Doña Norma Patricia espera que el gobierno le ayude con una nueva cocina y empezar a trabajar muy pronto. Foto: Oxfam GHLAC" title="Doña Norma Patricia espera que el gobierno le ayude con una nueva cocina y empezar a trabajar muy pronto. " height="510" width="680" style="width: 680px; height: 510px;" class="media-element file-default" typeof="foaf:Image" src="http://l.blogs.oxfam/sites/default/files/foto1_0.jpg" />Foto: Doña Norma Patricia espera que el gobierno le ayude con una nueva cocina y empezar a trabajar muy pronto. (c)  Oxfam GHLAC</p> <p>Según cifras oficiales <strong>más de 40 mil familias afectadas</strong>, es el saldo que dejó el paso del huracán Patricia por la costa pacífica mexicana el pasado 23 de octubre. Transcurridas las primeras 36 horas, y con el fin de  hacer una primera valoración de lo sucedido, <strong><a href="http://oxf.am/ZsfV" rel="nofollow">un primer equipo de Oxfam se traslada a la zona</a></strong>. </p> <p>Aunque a primera vista en el terreno, el huracán no causó los estragos que se esperaban, como lo dijeron luego las autoridades y los medios de comunicación, a medida que fuimos avanzando y llegando a parte de las comunidades afectadas, <strong>se pudo evidenciar la ira del huracán</strong>: acabó con los cultivos de maíz, coco, chile y plátano, afectando gravemente la seguridad alimentaria de la población, especialmente la rural, los jornaleros quedaron se quedaron sin trabajo y perdieron su ingreso de fin de año; los pescadores de la zona, antes de la llegada de Patricia, se vieron obligados a suspender sus trabajos y guardar sus redes para la pesca mucho antes de la alerta debido al fuerte oleaje, “fue tanta el agua que se hundió la lancha… a principios de enero dicen que podemos volver a trabajar” asegura don José Rosario Quintero, miembro de una cooperativa pesquera de la comunidad El Paraíso y quien depende 100% de la pesca.  </p> <p><img alt="La pesca es la única fuente de ingreso para don José Rosario Quintero y su familia compuesta por cuatro personas. Foto: Oxfam" title="La pesca es la única fuente de ingreso para don José Rosario Quintero y su familia compuesta por cuatro personas. Foto: Oxfam" height="510" width="680" class="media-element file-default" typeof="foaf:Image" src="http://l.blogs.oxfam/sites/default/files/foto2_0.jpg" />Foto: La pesca es la única fuente de ingreso para don José Rosario Quintero y su familia compuesta por cuatro personas. (c) Oxfam GHLAC</p> <p>No hay duda que la atención en la primera respuesta fue acertada por parte del gobierno. La activación del sistema de alerta temprana, así como la oportuna implementación de un plan de contingencia, permitió que las autoridades y la población se prepararan para enfrentar el fenómeno climático. Ahora bien, luego de esta respuesta ya se inició la segunda fase, la cual requerirá del trabajo constante, rápido y oportuno de todos los sectores y la <strong>capacidad para reactivar nuevamente la economía de las poblaciones afectadas</strong> y garantizar el cubrimiento de todas sus necesidades. “El agua se nos metió, no pudimos sacar nada, se nos fueron los colchones, los ventiladores, la cama, sólo me quedó un poco de tierra en la casa”, expresó doña María Guadalupe Pineda, tras mostrarnos lo que quedó de su casa en Tecomán, después de la llegada del huracán.</p> <p>En entrevista con las autoridades locales y personas de la zona, se requiere desde ya la implementación de medidas que minimicen las consecuencias por potenciales brotes de enfermedades y epidemias en la región, especialmente el dengue y el chicungunya. De igual forma también se deben realizar acciones ambientales que impidan el desbordamiento de los ríos y causes que todavía están llenos de escombros, y que ya están ocasionado serios problemas, como es el caso de  la población de Cihuatlán (Norte de México)  en la que parte de su población tuvo que evacuada debido a las fuertes lluvias, que han ocasionado inundaciones en diferentes sectores del municipio.</p> <p>¿Qué el huracán Patricia fue menos agresivo de lo que esperábamos? <strong>Sí lo fue</strong>, pero no por eso debemos desconocer la destrucción ocasionó, especialmente en los cultivos y medios de vida de los cuales depende buena parte de la población afectada.</p> <p>¿Qué funcionó la etapa de información y prevención? <strong>Sí funcionó muy bien</strong>, ahora viene la etapa de recuperación, de devolverles los medios económicos a los pobladores y garantizar su estabilidad de forma integral.</p> <p>¿Cómo debemos actuar ahora? Ahora, ya, con proyectos y acciones con los cuales empoderemos nuevamente a las comunidades, les devolvamos la tranquilidad y seguridad, y sientan que nuevamente pueden vivir y convivir en su territorio. </p> <p> </p> <h3><strong>¡Actúa tú también!</strong></h3> <p><strong><a href="http://www.oxfammexico.org/patricia/#.VjuWt_kvfIX" rel="nofollow">Haz un donativo</a></strong> para esta emergencia.</p> <p> </p></div><div class="field field-name-title"><h2>Después del Huracán Patricia</h2></div> Thu, 05 Nov 2015 18:04:27 +0000 Damaris Castillo 28936 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/en/node/28936#comments