Gaza necesita un alto el fuego inmediato y permanente

Las cosas cambian... Yo pensaba que en mi primera publicación del año os desearía un buen comienzo después de unas magníficas vacaciones, y que os daría las gracias por vuestro apoyo a Oxfam durante el año pasado. Pero la crisis humanitaria que se extiende por Gaza ha cambiado totalmente la situación.

Mientras se intensificaban los ataques entre el ejército israelí y las milicias de Hamas en las últimas dos semanas, el impacto sobre la población civil ha sido nefasto, dando como resultado mujeres, niños y hombres inocentes muertos o heridos. Todo esto se suma a una inimaginable carga de estrés, tal y como confesaba un compañero de Oxfam, Mohammed Ali, desde dentro de la Franja de Gaza. “He dormido unas 8 horas desde el inicio de este conflicto que empezó hace dos semanas, y podemos oír ataques que se producen casi cada minuto”.

En los últimos días tuvimos que poner en espera el programa que desarrollamos en Gaza. Nuestro personal y el de nuestros socios ha tenido que buscar refugio mientras continúan los ataques aéreos.

Aunque Israel tenga programada la apertura de un “pasillo” en Gaza para que entre ayuda humanitaria, no será suficiente. Esta situación demanda una solución estable y a largo plazo.

Oxfam reclama una resolución vinculante del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para exigir:

• un cese inmediato de la violencia en Gaza e Israel por ambas partes,• el compromiso de todas las partes para una tregua inmediata, completa y permanente,• Israel, Hamas y otras partes deberán permitir el acceso inmediato a y desde Gaza sin poner trabas para el suministro de ayuda humanitaria y bienes de consumo para sus habitantes, de forma que se suspenda el actual bloqueo.

Oxfam también hace un llamamiento a la Unión Europea para que suspenda el proceso de mejora de sus relaciones con Israel hasta que se consiga un alto el fuego completo en Gaza y que Israel permita un acceso sin impedimentos de la ayuda humanitaria.

El conflicto palestino-israelí está muy arraigado y por ello exige respuestas contundentes. No obstante, nadie puede discutir el hecho que se está asesinando población civil inocente. Desde el punto de vista de Oxfam, esto tiene que acabarse, así como reanudar el suministro de agua, comida, carburante y provisiones médicas.

Parece que todo el mundo tiene sus propios propósitos para este año que comienza.

Comparte esta página: