Podemos conseguir el tratado de comercio de armas que necesitamos

Nos dirán que no es posible, una y otra vez. Dirán que la proliferación de armas convencionales no se puede regular mediante un esfuerzo global negociado. Que tenemos que convivir con armas automáticas u otras armas de miseria masiva que se trasladan de conflicto a conflicto sin controles efectivos, dejando una huella de muerte y destrucción en los civiles indefensos.

Recuerdo que se decía lo mismo cuando empezamos a aunar esfuerzos para acabar con las minas antipersonales y las bombas de racimo. Pero los gobiernos de ideas afines y la sociedad civil han posibilitado acuerdos intergubernamentales que pueden ser el inicio del fin de estos horrendos tipos de armas.

El control de la proliferación de armas pequeñas y ligeras, así como de otras armas convencionales, involucrará un esfuerzo diferente, más difícil, pero igual o hasta más importante que el realizado para prohibir las minas antipersonales y las municiones de racimo. A pesar de que ha habido un declive significativo en las guerras desde la caída del muro de Berlín, el número de ataques violentos contra civiles continúa alcanzando niveles intolerables. Las partes en conflicto han demostrado continuamente su falta de acuerdo y de voluntad con los principios básicos de las leyes humanitarias sobre conflictos armados. Mientras tanto, los autores de la violencia armada y el crimen no tienen respeto alguno por los derechos humanos internacionales.

He comprobado de primera mano cómo los asesinos en masa, los guerrilleros y las mafias de Oriente Próximo, Latinoamérica, Europa y África nunca carecen de medios para mutilar, asesinar y aterrorizar a los civiles. Existe demasiado apoyo gubernamental y privado a ejércitos ilegales, milicias étnicas y fuerzas guerrilleras paramilitares. Los imprudentes estados del Norte, y más recientemente los del Sur, les suministran armas letales como nunca antes.

Una convención contundente, sin ambigüedades y verificable podría controlar las transferencias y acabar con las redes de vendedores de armas ilegales que abastecen de armamento de asesinato masivo y miseria a nuestra generación.

Mira el vídeo : Dying for Action - Why we need an Arms Trade Treaty (inglés)

Descarga el informe: Un acuerdo a muerte: por un tratado de comercio de armas urgente y efectivo

Comparte esta página: