Secretos y mentiras

La cumbre de Copenhague no gana para sustos. Si el ayer los corrillos echaban humo por el hackeo de unos correos electrónicos que aludían a un supuesto montaje para exagerar el cambio climático hoy la noticia ha sido la filtración de un bochornoso borrador para el tratado de Copenhague.

Hace unos días unos hackers se colaron en un ordenador de la Universidad británica de East Anglia y robaron centenares de mails de científicos. Según extractos escogidos a conciencia el cambio climático estaría deliberadamente exagerado en una artimaña que se remontaría a 1999. El suceso apunta directamente a línea de flotación de la cumbre: si el cambio climático es un truco, no hace falta acuerdo alguno.

La polémica de hoy también ha tenido sus ingredientes novelescos. El diario británico The Guardian ha publicado un borrador del tratado que ha enfurecido a los países más pobres. El documento daría, de ser aprobado más poder a las naciones más ricas, relegaría el poder de la ONU y aparcaría para siempre el protocolo de Kyoto.

Comparte esta página: