Los indígenas y campesinos se movilizan en Cancún contra el cambio climático

Ya son varios los días que llevamos en Cancún y las organizaciones sociales están a todo vapor con sus actividades. Algunas de ellas tratan de incidir directamente en los negociadores; otras están fuera debatiendo sobre temas más estructurales; y unas últimas están diseñando estrategias para seguir trabajando en la reducción de los impactos del cambio climático. Todas ellas juegan un rol fundamental y Oxfam las apoya por igual para que entre todos consigamos un acuerdo justo y vinculante en estas negociaciones.

Hay muchos temas que me han dado una gran esperanza. Por un lado, el sábado tuvimos una reunión entre Oxfam y los principales líderes indígenas de la región. A la mañana escuché en una conferencia de Oxfam a Florina Lopez, indígena del pueblo Kuna de Panamá. Ella es todo un ejemplo de carisma político para incidir en su gobierno y el las cumbres internacionales a la vez que se adapta a los problemas que le están generando el cambio climático en la isla en la que vive. Florina tiene también cinco hijos que debe de cuidar y educar. Ella me ha recordado que las mujeres son quienes más sufren en cambio climático por lo que se requieren medidas específicas para que se se puedan adaptar a los cambios que les toca vivir. Oxfam ha trabajado propuestas muy concretas para la COP16.

Después de estar a la mañana en el lugar de las negociaciones, fui al Foro Internacional de la Justicia Climática donde estaban preparando la colorida caminata en la que participaremos mañana y discutiendo sobre las campañas que se impulsarán el próximo año para enfrentar en cambio climático. Allí había organizaciones de todo America Latina y el mundo de las cuales aprender y con quienes compartir.

El día lo termine escuchando una mesa redonda de discusión de las negociaciones entre Alianza Social Continental, Vía Campesina, el jefe negociador de México y Oxfam. Fue bueno ver que todos compartimos que los cambios para solucionar los problemas del clima deben de ser estructurales, pero estos se deben de dar paso a paso para que las negociaciones puedan continuar.

Antes que eso, fui a la Carpa de la Vía Campesina, con un colorido de banderas y nacionalidades que ha uno le transmite una gran energía. Muchos de los colegas de la Vía Campesina han venido hasta Cancún en bus y están durmiendo en tiendas de campaña. Es un gusto ver un movimiento social con tanta fuerza y esa influencia. Allí pude estar con Daniel Pascual de la CUC en Guatemala, quien nos explicó cómo los megaproyectos de sus país los llevan a cabo en zonas indígenas tendiendo una gran presión para migrar a las ciudades.

Mañana les hablaré de la marcha en la que participaremos. Estoy seguro será colorida y alegre así que nos dará una gran esperanza y fuerza para lo que nos toca los próximas días.

Lo último sobre la Cumbre del Cambio Climático de Cancún en www.oxfam.org/es/cancun

Actúa ahora -  Fondo para el cambio climático: una idea que podría salvar vidas

Comparte esta página: