Reuniones del Banco Mundial y del FMI: la batalla de las marcas

Llega ese momento del año en el que la ciudad de Washington se llena de ministros de economía o fomento y presidentes de bancos centrales.Todos y todas se encuentran para la reunión del G20 y para las reuniones anuales del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional. Oxfam también está presente, presionando para conseguir políticas que beneficien a las personas más pobres, e intentando mantener la atención en las personas marginadas y alejarla de los miedos de la deuda y los déficits de la eurozona y Estados Unidos.

Las reuniones de este año son posiblemente las que cuentan con “mayor presencia de marca” que recuerden las personas que forman parte del equipo de Oxfam de más edad. Todo, desde los tacos de notas a los platos del café, tiene el logo de las reuniones anuales, pero la visibilidad de la marca de la campaña ThinkEqual del Banco Mundial es mucho más prominente y está vinculada al lanzamiento del Informe de Desarrollo 2012 del Banco Mundial sobre igualdad de género. Si bien a Oxfam le encantaría percibir un mayor nivel de debate de las relaciones de poder y de las recientes crisis, creemos que este informe es un reconocimiento de alto nivel, crucial del valor intrínseco de los derechos de las mujeres (incluyendo los de poder para tomar decisiones en el hogar y en la sociedad). (Consulta el blog de Duncan Green de Oxfam para más información sobre el informe, y el proyecto Raising her Voice (“Eleva su voz”) de Oxfam para saber lo que están haciendo las mujeres para conseguir este cambio).

Frente al edificio principal del Banco Mundial se han colgado carteles que muestran a mujeres reales de todo el mundo con pancartas que rezan “¿Igualdad?” en sus idiomas, y en los que aparece la marca ThinkEqual por todas partes, incluyendo las camisetas del personal de organizaciones tales como el Banco Mundial, que si bien no exhiben las camisetas como los activistas de Oxfam, las llevan debajo de sus trajes. Un estudio no científico de Oxfam y de sus aliados de la sociedad civil coloca esta marca por delante de la de los carteles del FMI (igual de grandes) que muestran a gente feliz de todo el mundo, y que recuerdan a campañas publicitarias de móviles de antaño.

Mientras tanto, en este cortijo es está colando una marca justiciera: los activistas de Oxfam que defienden la tasa Robin Hood sobre las transacciones financieras, que en apenas un instante podría recaudar miles de millones para el desarrollo y la adaptación al cambio climático, ya han visto a personal del FMI con chapas de Robin Hood, y recientemente, los participantes del G20 nos han empezado a pedir sombreros de la tasa. A pesar de que un funcionario de un país del G20 que no es tan entusiasta sobre la medida nos preguntó si debería ponerse un sombrero del Sheriff de Nottingham, la novedad es que el Consejo Europeo ya ha elaborado una propuesta formal para una tasa europea a partir de enero de 2014 que sugiere que este es el mejor momento para la tasa Robin Hood.

Más información

Haz tu propio vídeo de la Tasa Robin Hood

Tasa Robin Hood: firma la petición

Comparte esta página: