Indignaos: la austeridad no funciona

Ian Sullivan

Blog mensaje deIan Sullivan

Oxfam Great Britain, Activista on-line
Comparte esta página: 

Un nuevo libro que cuenta con el apoyo de Oxfam, Be Outraged: Austerity isn't working, (Indignaos: la austeridad no funciona) procura alternativas ante la política de austeridad promovida en Europa.

Mientras los líderes europeos se preparan para futuras negociaciones en Europa, vemos que la agenda está centrada en un único punto: la crisis económica mundial. La forma en que se está encarando la misma preocupa a todas las generaciones europeas y dicho sentimiento se extiende a muchas otras personas en países en vías de desarrollo. Mientras que los más pobres de todo el mundo sufren las consecuencias de una crisis a la que no contribuyeron, resulta importante preguntarse a uno mismo: ¿podemos mejorar nuestra actuación presente?

Por este motivo Oxfam ha prestado su apoyo a once destacados economistas y especialistas en ciencias sociales para la producción del libro “Be Outraged: Austerity isn't working”. Su perspicaz análisis y recomendaciones no son políticas de Oxfam, aunque suponen una aportación convincente a este debate vital sobre las consecuencias y posibles consecuencias de la crisis económica.

La deflación continuada en los países desarrollados hará que se reduzca el crecimiento en otras partes del mundo, lo que empeorará las condiciones de pobreza entre los más pobres. Para hacer plausibles cambios en las políticas del Reino Unido y otros países europeos, será necesario que haya un verdadero cambio de mentalidad e iniciativas internacionales de peso. El estímulo fiscal acordado por el G20 en su cumbre de 2009 en Londres reinstauró el camino para la recuperación e hizo posible un crecimiento del 4% en 2010. Ahora mismo se hace realmente necesario un nuevo estímulo y renovado plan coordinado de recuperación. Por toda Europa vemos ejemplos de gente corriente que se tambalea por una crisis generada debido al despilfarro de la banca. A medida que la recesión económica se apalanca y millones de personas se enfrentan a un futuro incierto, se han generado unos ingresos de vértigo en el Reino Unido y los EE. UU. Asimismo, más del 10% de los adultos en Europa no disponen de empleo, lo que ya hace más del 50% desde el año 2008. El libro Be Outraged esgrime argumentos como que ha llegado el momento de que los economistas se alcen y discutan posibles alternativas con las que enfrentarse a estas crecientes desigualdades y ponerle freno la quiebra de la banca y políticas de austeridad.

En el mismo se hace un llamamiento a un nuevo enfoque económico que implica acciones gubernamentales con las que promover el crecimiento y la transformación del sistema financiero de un “mal amo” a un “buen sirviente”. Una de estas recomendaciones sería la puesta en marcha de la Tasa Robin Hood. Oxfam ha estado a la cabeza de esta increíble idea y hay millones de personas en todo el mundo que la secundan y exigen esta tasa sobre las transacciones económicas con la que controlar la especulación y que sirva como una muy importante fuente de ingresos.

Mientras que Grecia se balancea al borde del caos político y económico, el momento se tercia ideal para reclamar otro tipo de políticas económicas que el ya fallido programa de políticas de austeridad. Esta semana los líderes europeos se juntan para tratar formas de reactivar el crecimiento económico en todo el continente. Esto curre solo unas semanas después de que François Hollande saliera elegido presidente de Francia con una promesa de políticas en pro del crecimiento. Europa necesita urgentemente una vía de escape de una trampa en la que se ve cercada por las políticas de austeridad y con las manos atadas debido a las reducciones de la deuda, que si no avanzan con mayor lentitud, llegan a aumentar.

Uno de los autores de esta publicación, Richard Jolly, argumenta que los líderes europeos que están forzando el sistema con políticas de austeridad como la solución a la crisis actual, son culpables de predicar “una mala economía, una aritmética deficiente y haciendo caso omiso a la historia que nos precede”. Mientras que la austeridad continúa causando estragos, llegó la hora de empezar a procurar posibles alternativas con las que mejorar las condiciones de vida de las personas corrientes en todo el mundo.

Descárgate una copia gratuita de: Be Outraged: Austerity isn't working