Ante la duda (y la desigualdad), haz periodismo

Carlos Dada dixit: "La denuncia es una función básica del periodismo y denunciar no es otra cosa que contar historias que respondan a buenas preguntas".Y eso es lo que hacen esta semana casi cien periodistas en en el XVI Congreso de Periodismo Digital: preguntas urgentes, incómodas, que meten el dedo en el ojo de los poderosos y de la prensa misma.

¿Somos un cuarto poder rendido al resto de poderes? ¿Actuamos como un servicio público? ¿Sacrificamos la independencia para no reducir los ingresos por publicidad? ¿Describimos la realidad o la explicamos? ¿Conectamos más con las estadísticas que con la vida cotidiana? ¿Cómo acabamos con las "zonas de silencio", ésas donde callan, amenazan y matan a periodistas? ¿Miramos para otra parte mientras la sociedad se hace dolorosamente desigual?

Las respuestas están en el XVI Congreso de Periodismo Digital, en Huesca

Las respuestas están en #CongresoHuesca y vienen de España y América Latina, de grandes medios tradicionales y grandes medios digitales, de profesionales consagrados y estudiantes, de la crónica y la radio, del periodismo viral, del peroidismo ciudadano y del periodismo sobreviviente. 

Y como lo nuestro es el #periodismocomprometido y el combate contra la desigualdad, las respuestas que tienen que ver con estos asuntos se las adelantamos aquí: 

  • La desigualdad produce la captura política, que no es otra cosa que el secuestro que los grupos de poder hacen de la democracia y sus instituciones. La desigualdad afecta, por tanto, la forma en la que se ejerce el periodismo, reduce la pluralidad y la crítica. Consuelo Lopez-Zuriaga, Oxfam México.
  • En los medios digitales hacemos guerra de guerrillas contra los medios industriales, que son usados por sus dueños como herramientas de presión sobre el poder político. En México, el periodismo de investigacion es periodismo de guerra. Salvador Frausto.
  • Ejercer periodismo de calidad que promueva la participación ciudadana y cuente la desigualdad, acaba siendo un acto subversivo. Los medios se han volcado a cubrir la violencia y se dejan de lado la desigualdad y la pobreza. Daniel Moreno.
  • Para nuestro medio, la desigualdad es el fenómeno que mejor explicaba la sociedad guatemalca. Y no hablamos sólo de la desigualdad económica, sino también del racismo, el clasismo, el machismo, la falta de acceso a la justicia y el control de los empresarios sobre la política pública. Enrique Náveda.
  • La desigualdad -y no la pobreza- es la gran generadora de violencia. Yo vengo de El Salvador, un país que ha reducido la pobreza pero es uno de los cuatro más violentos del mundo. Un país que no corrigió la impunidad ni la corrupción ni el desequilibrio de poder. Carlos Dada.
  • Nos han llevado a enfocar pobreza y desigualdad desde enfoques que nos den clics -muertos en México, maras en Centroamérica, escándalos en Venezuela- pero no vamos a los problemas de fondo que son, además, cotidianos. Construimos una memoria de nuestros países basada en esa versión amarilla de la realidad. Jineth Bedoya
  • Cuando hacemos notas señalando a responsables de la desigualdad el enfoque periodístico cambia y el comportamiento del lector también. Ese cambio narrativo dispara el número de lectores. Juan Luis Sánchez.
  • Las historias de estadística pura y dura no son tan leídas, pero las conectadas con la realidad y la vida cotidiana, sí. La gente no sólo las lee sino que las comenta y eso, a su vez, es un nicho de nuevas historias. Virginia P. Alonso.
  • El periodismo debe trabajar más cerca de la academia, trabajar con ella cifras, datos y evidencia para contar mejor las historias. Marcela Turati.
  • Hacer periodismo con perspectiva de género es inclaudicable. Si no lo hacemos nos perdemos más de la mitad de la historia. Cristian Alarcón.
  • Estamos urgidos de contar, conocer y apropiarnos historias de éxito. Los lectores, la ciudadanía, también necesita saber qué puede hacer para cambiar el mundo. Montserrat Domínguez.
  • El soporte innovador por excelencia sigue siendo el ciudadano, la "gente antena", los testigos incómodos que no cuentan historias y tienen claro que lo que pasa, si no se documenta, no existe. Fanetin.

Podriamos seguir, pero lo dejamos ahí

Súmense a la discusión y no se pierdan la ponencia inaugural de Arsenio Escolar, el debate sobre quién marca la agenda, las ponencias de Enric González, Soledad Gallego y Carlos Dada sobre desigualdad y la discusión sobre los retos para las mujeres periodistas. Bueno, no se pierdan nada.

Y como este texto va de periodismo, debe acabar con preguntas y no con sentencias. De todas las hechas, cerramos con tres:

¿Es la ética la que marca la agenda y decide qué publica la prensa?

¿Podemos cambiar el mundo sin el apoyo de una prensa de calidad que catalice ese cambio?

¿Qué preguntas debemos hacernos para contar la pobreza y la desigualdad de otra manera? 

 

Comparte esta página: