Ecuador, tres meses después: las necesidades de la población siguen latentes

Esta entrada ha sido escrita por Antonio Almeida, coordinador de la emergencia humanitaria de Oxfam en Ecuador.

Desde el pasado 16 de abril cuando un sismo de 7.8  sacudió a Ecuador la tierra no para de temblar. Cada semana, un movimiento a veces de considerable magnitud  nos visita de nuevo, como advirtiéndonos que no podemos bajar la guardia ante lo sucedido y la necesidad de estar preparados.

Ya han pasado más de tres meses, y las necesidades de las comunidades más afectadas en las provincias de Manabí y Esmeraldas siguen latentes. Pese a los esfuerzos de las organizaciones internacionales y el gobierno en el desarrollo de acciones que les permita a las poblaciones cubrir sus necesidades básicas, las actividades de reconstrucción van a paso lento, así como la reactivación de la economía. 

Desde Oxfam en coordinación con organizaciones internacionales, locales y del gobierno, seguimos desarrollando acciones orientadas a facilitar el acceso a agua segura, así como actividades en promoción de la higiene, y ahora de prevención ante un considerable aumento del virus del Zika. Con sistemas de agua, materiales de reconstrucción, kits de higiene, capacitación, y el abrazo solidario y de apoyo, llegamos todas las semanas a las comunidades donde hacemos la intervención, y que en cuestión de segundos, perdieron años de trabajo y esfuerzo.

María del Jesús Solorzano recibe un kit de higiene de Oxfam. “Los kits que nos entrega Oxfam son muy bonitos, en los baldes podemos tener el agüita limpia. Nos han caído muy bien en nuestra familias, ahora que lo hemos perdido todo”, comenta Marina del Jesús Solórzano, mientras asiste a la capacitación de promoción de la higiene y entrega de los kits.

A cada zona donde vamos las necesidades son las mismas: Agua, alimentos, vivienda, medicinas, y a veces, en esos momentos, sentimos que nuestros esfuerzos son tan pequeños comparados con la emergencia, pero luego pensamos que estamos apoyando con lo que mejor sabemos hacer.

kit de higiene de Oxfam

En Verdún, comunidad rural ubicada en la ciudad de Tosagua, noreste de la provincia de Manabí, 80 familias dependientes de la pesca, resultaron seriamente afectadas por el sismo. El movimiento telúrico hizo que el río Chone se llevara y destruyera sus canoas, resintiéndose considerablemente su actividad económica  “El principal medio de vida de esta comunidad es la cosecha del cangrejo y el trabajo como jornalero en las plantaciones. Luego del sismo, muchas personas dejaron de percibir ingresos. Oxfam dentro de la primera respuesta, desarrolló acciones de promoción de la higiene, así como la entrega de 100 kits”,  dice Sebastián Serrano, Oficial de Influencia y Calidad de Programa para la emergencia. Por ahora hemos identificado en la zona otras cinco comunidades a itnervenir. 

Hasta ahora nuestra acción humanitaria ha beneficiado a más de 66 mil personas de 30 comunidades y sectores de las provincias de Manabí (noroeste de Ecuador) y Esmeraldas (noroccidente de Ecuador), cifra que esperamos aumentar durante los cuatro meses que nos restan de operación en el país, y con la cuál esperamos cambiar la tristeza por sonrisas de esperanza y optimismo.

Haz un donativo

Ayúdanos a proporcionar acceso a agua potable a más personas damnificadas. Tu ayuda es vital.

Comparte esta página: