Audiencias climáticas en la República Dominicana y Haití: alzando la voz

El pasado miércoles 6 de julio tuvo lugar en la ciudad fronteriza de Dajabón la primera audiencia climática binacional Haití-República Dominicana. Con la participación de más de cien personas de comunidades afectadas por el fenómeno El Niño en las dos naciones de la Hispaniola, el evento también contó con la participación de autoridades de los Ministerios de Agricultura y Medio Ambiente de la República Dominicana.

¿Para qué sirven las audiencias climáticas?

Las audiencias climáticas son una herramienta eficaz para elevar la voz de las personas afectadas por El Niño y La Niña y escuchar sus experiencias, necesidades y recomendaciones ante los responsables políticos, la cooperación internacional y los donantes. Durante el espacio, hubo un momento para discutir, presentar testimonios y añadir puntos de vista de expertos sobre como la sequía, y las últimas lluvias de mayo han impactado sobre las personas en situación de mayor vulnerabilidad.

Como ejemplos, un representante del Ministerio de Medio Ambiente Dominicano, José Rafael Estévez, destacó que el 25% de la producción de leche y el 25% de la producción de banano se perdieron; Pierre Antoine Dorvilus, un pequeño productor haitiano dijo que todo lo que sembró en su comunidad se perdió; Olga Jean-Philippe, una pastora de Haití, perdió todo su ganado ovino y bovino, causando la pérdida de renta, por lo que es imposible para ella alimentar a sus hijos o hacer los pagos de sus cuotas escolares. Francisca Solís, una agricultora Dominicana, preocupado por cómo va a ser capaz de pagar su deuda, dado que ella ha perdido toda su cosecha de frijoles. Francisca puso de relieve la necesidad de apoyo técnico en técnicas agrícolas. Modesto Aquino de la Rosa de la República Dominicana exigió a las autoridades a tomar más interés en las comunidades locales y Ramón Peñaló recordó a los responsables políticos que son las zonas rurales las que alimentan a las ciudades y pidió que se enfoquen más sobre las zonas rurales.

Al final del evento, la juez determinó:

  • Los gobiernos deben de trabajar para reducir el impacto de la sequía y la variabilidad climática sobre los colectivos en situación de mayor vulnerabilidad.
  • Los gobiernos donantes, especialmente aquellos que son los mayores responsables del Cambio Climático, deben apoyar el esfuerzo de las comunidades para hacer frente al fenómeno de El Niño y los eventuales impactos del fenómeno de La Niña.
  • Las comunidades deben de organizarse más y mejor para exigir que sus autoridades trabajen para reducir los efectos de la sequía y las inundaciones.

Artículos relacionados

Descárgate el informe - Con la Seca al Cuello: Impacto de la sequía en República Dominicana

Hacer frente a la sequía en El Salvador

Actúa ahora. Firma la petición : El Niño y el cambio climático: acabemos con el hambre

Comparte esta página: