El Salvador dice no a la minería, sí a la vida

Iván Morales

Blog mensaje deIván Morales

Oxfam America, Director de país, El Salvador
Comparte esta página: 

El Salvador hizo historia el 29 de marzo de 2017, convirtiéndose en el primer país del mundo en prohibir la minería de metales a cielo abierto, subterráneo y artesanal. Una declaración clara de que el agua y el medio ambiente superan cualquier valor comercial. La legislación protegerá los recursos hídricos del país y el medio ambiente para todos los habitantes y para las generaciones futuras. El dicho "el agua le ganó al oro", repetido por los legisladores de todos los partidos, quedará como la cita icónica del día.

Fue una larga lucha llevada a cabo durante 10 años por las comunidades locales, organizaciones de movimientos sociales, iglesias, aliados internacionales, el sector académico y los medios de comunicación, que levantaron su voz contra la minería de metales en el país. Muchos dieron sus vidas, entre ellos Marcelo Rivera, Dora Sorto (embarazada en el momento de su asesinato), Ramiro Rivera y Juan Durán. Oxfam acompañó esta lucha a lo largo de la década, apoyando a las comunidades y argumentando que la minería no era una opción sostenible para reducir los altos niveles de pobreza y desigualdad endémicos en el país.

Nuestro trabajo colectivo demuestra que la ciudanía activa comprometida a nivel local, nacional y global son capaces de cambiar las relaciones de poder e influir en los tomadores de decisiones para establecer marcos legales centrados en los derechos humanos de la mayoría.

La próxima oportunidad es la aprobación de la Ley General de Aguas, - inactiva en la legislatura estos últimos 12 años debido a la firme oposición de pocos sectores-. porque el panorama cambió el 29 de marzo de 2017 con la nueva ley de prohibición de la minería y los compromisos expresados públicamente por los legisladores para defender el agua como nuestro recurso público más preciado.

En El Salvador, el agua es el bien público más importante y asegurar su calidad y acceso adecuado es una condición previa estratégica para reducir la desigualdad y la pobreza y promover el desarrollo económico. Oxfam ha acompañado esta lucha y estamos comprometidos a continuar nuestro apoyo para consagrar el derecho humano al agua y a la alimentación en la Constitución salvadoreña, así como para la aprobación de la ley general de aguas.

La nueva ley para prohibir la minería de metales es también un paso importante para frenar el avance de un modelo económico basado en la extracción de recursos naturales que concentra la riqueza y genera desigualdad y conflicto social. Esperamos que estas decisiones pongan en marcha irreversiblemente un un desarrollo sostenible y justo para todas las personas en El Salvador y en el mundo.

¡Adelante!

Ivan