“Si me cela, es porque me ama”

Comparte esta página: 

Jackline Añez tenía 21 años. Fue asesinada por su exnovio celoso de un disparo en la cabeza. Ella se negaba a retomar la relación.[1]

Cuando nos acercamos por primera vez a grupos de jóvenes de 16 a 21 años, entendimos hasta qué punto habían asumido como normales creencias y valores que justificaban la violencia. Aunque la violencia física pareciera ser rechazada e identificada como un “problema de adultos”, los celos y el control de la pareja (mediante el celular, la forma de vestir o de las amistades) eran prácticas comunes de la menra como viven el amor los jóvenes de La Paz, El Alto y Santa Cruz. Cuando analizábamos esta información comparándola con los números alarmantes de violencia en el país, teníamos por qué preocuparnos. En Bolivia, una mujer muere cada tres días por feminicidio y 60% de estas víctimas tiene menos de 25 años.

¿Cuál es la relación entre los celos y la violencia?

Para muchos, los celos forman parte de cualquier relación. “Los celos son una prueba de que hay amor”, respondió 1 de cada 3 entrevistados, y “el control del celular evita la infidelidad”, según 2 de cada 5. Cuando empezamos a indagar un poco más sobre el tema, pareciera que el mandato de proteger y controlar a la mujer estuviera detrás de muchos comportamientos: 5 de cada 10 jóvenes están de acuerdo con prácticas de violencia machista porque, en muchos casos, las consideran expresiones de amor.

Aunque los jóvenes saben que la violencia es algo malo, tienen mucho más dificultad en frenar el control y los celos, que se manifiestan de manera alarmante. Una chica nos confió que, en una fiesta del colegio, había sido testigo de violencia entre una amiga y su novio por haber aceptado un vaso de refresco de otro chico. Por esto, frente a todos sus amigos, su novio la sacó a la calle de los pelos y le dio dos cachetadas. Nadie intervino para detenerlo. Lo más preocupante es que los celos no son condenados socialmente ya que forman parte de una serie de imaginarios sociales vinculados al amor. Muchos jóvenes nos hablan de “celos positivos” haciendo referencia a que es una de las formas más comunes en que alguien que te ama te expresa su interés.

Romper el estatus quo sobre la violencia

Con grupos de activistas de las 3 ciudades, nos propusimos la tarea de desafiar las normas y creencias que justificaban la violencia, usando el experimento social como herramienta para generar interés. Durante un taller de dos días, más de 20 activistas imaginaron un experimento social que llamara la atención de sus pares en las redes sociales. La mejor idea fue una campaña que cuestiona prácticas de control de la pareja sobre la idea del romanticismo y los celos #LosCelosNoSonExcusa. Puedes ver aquí el ver el video del experimento social. La idea ganadora fue elegida entre ellos, y acordamos contratar a una agencia creativa para realizarla. Esta será lanzada a unos días del 25 de noviembre, fecha emblemática para la erradicación de la violencia hacia las mujeres.

#LosCelosNoSonExcusa



[1] Sucedió el 11 de Agosto en Cochabamba. Después de herir de muerte a Jackeline, el exnovio procedió a disparar al hermano y al padre de la víctima. Finalmente el militar prosiguió a suicidarse. Extracto del muro Facebook de Ni Una Menos Bolivia. https://www.facebook.com/NiUnaMenosBolivia1/?fref=ts