Oxfam International Blogs - Constitución http://l.blogs.oxfam/es/tags/constituci%C3%B3n es Nueva Constitución en Cuba. El sí al país que se transforma http://l.blogs.oxfam/es/blogs/nueva-constituci%C3%B3n-en-cuba <div class="field field-name-body"><p><em><span>Por Jerome Fauré, Director de Oxfam en Cuba. Foto: Casilla electoral en Cuba /EFE</span></em></p><p><span>Ciento cincuenta años después de que Ana Betancourt, precursora cubana de los derechos de la mujer, alzara su voz para reclamar la libertad en Cuba del dominio español el 10 de abril de 1869, la Asamblea Nacional del Poder Popular en el país proclama <strong>una nueva Constitución de la República</strong>.</span></p><p><span>Esta Carta Magna fue aprobada el 24 de febrero pasado, cuando nueve de cada diez cubanos registrados en el padrón electoral votaron a favor de ella, en un país donde el voto en el referéndum constitucional no es obligatorio. Los 7,8 millones de votantes fueron convocados a las urnas para responder a la pregunta: ¿Ratifica usted la nueva Constitución de la </span><span>República?</span><span><br></span></p><p><span><img src="https://blogs.oxfam.org/sites/default/files/blog_cuba1.png" alt="Constitución Cuba" title="Constitución Cuba" data-delta="1" data-fid="11236" data-media-element="1">&nbsp;&nbsp;</span><em><span>Infografía: Edilberto Carmona/ Cubadebate.</span></em></p><p><span>Como hecho llamativo del proceso previo a la asistencia a urnas: <strong>la revitalización de la vida política desde las bases.</strong> El Parlamento cubano pidió a la ciudadanía ser parte de una consulta pública, entre el 13 de agosto y 15 de noviembre del 2018, para enriquecer el proyecto de Reforma Constitucional.</span></p><p><span>Los escenarios del debate se multiplicaron. Los formales: centros laborales y de estudio, barrios, medios de comunicación y asociaciones. Los informales: los hogares, las paradas de ómnibus, las frecuentes filas en los mercados, las calles, las redes sociales.</span></p><p><span>Por primera vez, a la consulta también se invitó a residentes fuera de la isla. Una metodología precisa de recogida de los elementos de debate fue puesta en marcha. Las opiniones de “los de adentro” y “los de afuera” enriquecieron las páginas de la Carta Magna y la agenda pública cubana.</span></p><p><span><b>Un avance en todo caso</b></span></p><p><span><strong>La nueva Constitución amplía el reconocimiento de la igualdad y no discriminación</strong>, no solo por razones de género, sexo o color de la piel, como ya rezaba en la Constitución vigente (desde 1976), sino, además, por “identidad de género, orientación sexual, edad, origen étnico, creencia religiosa, discapacidad, origen nacional o territorial, o cualquier otra condición o circunstancia personal que implique distinción lesiva a la dignidad humana”. Como resultado de la consulta popular a este párrafo se le añadió una especificidad: el “derecho a disfrutar de los mismos espacios públicos y establecimientos de servicios”.</span></p><p><span>El debate dio luz verde a la mayoría de las formulaciones desde su artículo 1, que ratifica al “Estado socialista de derecho y justicia social, democrático, independiente y soberano”, con la garantía del “disfrute de la libertad, la equidad, la igualdad, la solidaridad, el bienestar y la prosperidad individual y colectiva”. Pero al mismo tiempo, cuestionó asuntos en los que no hay consenso social y que, en lo adelante, habrá que retomar, como el reconocimiento al matrimonio entre personas del mismo </span><span>sexo.</span><span><br></span></p><p><span>Asimismo, un país que balbucea en las redes sociales encontró en ellas un escenario de mayor confrontación. Y eso fue posible por la ampliación de oportunidades para el acceso a internet, sobre todo con la conexión en parques (wifi), desde los móviles (3G) y los hogares (servicio nauta-hogar). Una demanda de carácter urgente, anhelada sobre todo por las juventudes.</span></p><p><span>Yamila González, vicepresidenta de la Unión de Juristas de Cuba-coparte de Oxfam-, señalaba en un programa televisivo local la función educativa, la voluntad política y la coherencia de la Carta Magna, porque <strong>“nos engrandece como sociedad reconocer derechos a todas y todos…”.</strong></span></p><p><span>Elizabeth Álvarez, con quien Oxfam en Cuba ha trabajado iniciativas sobre la adaptación al cambio climático y de justicia de género en el oriente del país, nos contó que para ella ha sido muy importante el acceso masivo al texto constitucional en construcción. Se dio así “un gran paso para acercarlo a la gente.”</span></p><p><span>“Los artículos relacionados con las familias, el cuidado a las personas adultas mayores, la protección de la infancia y la maternidad, la seguridad social, se atemporan a la Cuba de hoy. En particular, se amplía la concepción de las familias al reconocer su diversidad.” En ello percibe el avance, aunque el horizonte invite a seguir acortandando las brechas de inequidades existentes en la sociedad </span><span>cubana.</span></p><p><span><img src="https://blogs.oxfam.org/sites/default/files/salarios_en_cuba.png" alt="Salarios en Cuba" title="Salarios en Cuba" data-delta="2" data-fid="11237" data-media-element="1"><em>Infografía: Postdata, Periodismo de datos</em><br></span></p><p><span>Para Elizabeth <strong>el proceso de Reforma Constitucional en la isla “tuvo rostro femenino y joven”</strong>, porque fueron ellas protagónicas en la conducción de la consulta desde la base hasta el nivel nacional; también en las mesas electorales y en la cobertura que dieron los medios oficiales.</span></p><p><span><b>Lo que sigue</b></span></p><p><span>La mayoría de las cubanas y los cubanos le dieron el sí a una nueva Constitución, una que habla más del país que es hoy y del que se perfila. Esa amplia aprobación significa un fuerte respaldo al proceso que se organizó de manera inédita, pero sin duda, da la <strong>dimensión del deseo de profundización y aceleración del cambio que la isla vive hace más de 10 años</strong>. &nbsp;</span></p><p><span>Ahora para su cumplimiento se requerirá la actualización de normas y políticas que la hagan viable. Dependerá de la mayoría que sus artículos sean letra viva, que el debate abierto no se apague y siga escuchando, sumando las razones de todas las personas que quieren un país mejor. El reto por delante es transformar imaginarios y prácticas que limitan las posibilidades de construir esa sociedad más democrática y justa a la que le dijeron Sí.</span><span>&nbsp;</span></p></div><div class="field field-name-title"><h2>Nueva Constitución en Cuba. El sí al país que se transforma</h2></div> Thu, 02 May 2019 19:34:04 +0000 Gabriela Andraca 81953 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/es/blogs/nueva-constituci%C3%B3n-en-cuba#comments