Un gran paso para el reconocimiento de la pequeña agricultura familiar en Perú

La agricultura familiar en Perú significa autoempleo, proporciona trabajo a 180.500 personas de forma permanente y a más de 13 millones de persona de forma eventual. 

Y, lo más importante, es que el sector agrícola es la principal fuente de alimentación de la población peruana: entre el 60% y 70% de lo que consume, además de ser responsable del cuidado de la biodiversidad, actualmente amenazada por los efectos del cambio climático, la deforestación y las actividades extractivas.

El camino hasta conseguir una ley

A mediados del año 2014 Conveagro, la ONG Fórum Solidaridad y los miembros de la Alianza de Organizaciones Agrarias (AOA)  presentaron la primera propuesta de Ley de Promoción, Desarrollo y sostenibilidad de la Agricultura Familiar en el marco del Año de la Agricultura Familiar declarada por el gobierno peruano. 

Desde ese momento fue una lucha ardua de los gremios agrarios, sociedad civil y los congresistas pertenecientes al Frente Parlamentario Contra el Hambre (FPCH), para que la propuesta fuese agendada, discutida y aprobada por el Congreso.

Oxfam apoya el proceso de aprobación de la Ley en el Congreso

En esta última etapa desde la aprobación en la comisión agraria hasta su aprobación en el pleno del Congreso, Oxfam acompañó en los procesos de incidencia y acciones públicas realizadas por la Alianza de Organizaciones Agrarias (AOA),  conformada por la Federación Nacional de Mujeres Campesinas, Artesanas, Indígenas, Nativas del Perú (FENMUCARINAP), Asociación Nacional de productores Ecológicos del Perú (ANPE), Confederación Nacional Agraria del Perú (CNA) y la Central de Campesinos del Perú (CCP), nombrándolo asesor de la AOA, lo que también permitió la participación en espacios de discusión convocados por el FPCH y otros espacios de la sociedad civil que fueron vitales para poder llegar al resultado actual.

La Ley aprobada tiene como finalidad promover el desarrollo de la agricultura familiar en el proceso de globalización mundial, con el cuidado del medio ambiente para mejorar la calidad de vida de la población rural, con el uso racional de los recursos naturales para garantizar el derecho a la alimentación (Art. 1).

Por tanto, la ley reconoce a la pequeña agricultura familiar y determina el establecimiento de las políticas públicas intersectoriales por parte del estado, para su desarrollo y promoción, con el uso eficiente de los recursos naturales a fin de garantizar la seguridad alimentaria en el país (Art.2).

Este apoyo fue realizado en el marco de la campaña CRECE con el apoyo de la UE

Partagez cette page: