No es otra aburrida petición al G20 más

De acuerdo, las peticiones no son precisamente algo nuevo. De hecho, los abolicionistas ya las utilizaban en el siglo XIX (al igual que la mayoría de los actuales métodos de campaña, a excepción de los blogs, supongo). Pero si seguimos haciendo tantas es porque funcionan; son una muestra de lo mucho que la gente se preocupa por algo, una referencia para los chicos buenos y asustan a los malos. Han funcionado en el pasado, hagámoslo de nuevo – querido lector, tú nos puedes ayudar a conseguir cambios reales.

En noviembre, los líderes de las mayores economías mundiales se van a reunir en Francia, prestando especial atención a la agricultura. En medio de una crisis alimentaria mundial que está empujando a millones de personas a la pobreza, esta es nuestra mejor oportunidad de presionar y obtener soluciones de urgencia para resolver esta crisis antes de que vaya a peor. Pero no pasarán a la acción a menos que nos hagamos notar de verdad.

¿Qué deberían hacer los líderes mundiales para resolver esta crisis? Lee los compromisos clave que la campaña CRECE exige y firma esta petición, pero en resumen:

Aumentar la transparencia: los gobiernos deben ponerse de acuerdo para proporcionar información transparente sobre el estado de las reservas de alimentos, incluyendo las de los grandes inversores y comerciantes del sector privado y reservas nacionales y regionales (así como oferta, demanda y capacidad exportadora tantos actuales como estimadas). ¿Por qué? Porque esta información disuade la especulación, echa por tierra rumores infundados y ayuda a alertar a todo el mundo sobre problemas inminentes.

Controlar la especulación financiera: los gobiernos del G20 deben establecer un marco regulador para asegurar que los futuros mercados funcionen de manera justa y transparente, sin abusos del mercado ni una especulación excesiva. Se deberían introducir o fortalecer límites en los precios y en las posturas y restricciones en la especulación pasiva, así como cerrar las lagunas legales existentes.

Biocombustibles: Los gobiernos del G20 deben parar de convertir cereales en combustible eliminando gradualmente sus objetivos y subsidios en materia de biocombustibles, así como explorando de manera urgente opciones para poner en práctica medidas que sean “válvulas de seguridad” y que establezcan límites en la producción de biocombustibles, cuando las reservas mundiales van a un ritmo peligrosamente lento.

Inversión: los miembros del G20 deben cumplir sus anteriores promesas financieras e invertir en la agricultura a pequeña escala y proporcionar una red de seguridad a las personas que no puedan producir o comprar suficiente comida.

Adaptación al clima: los países desarrollados deben reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 40% en 2020 para evitar cambios catastróficos e irreversibles en el clima, y proporcionar recursos adecuados (al menos 100 mil millones de dólares al año) a los países pobres para que puedan adaptarse al cambio climático.

Llevar a cabo estas acciones urgentes es solo el primer paso que los líderes mundiales tienen que dar para estabilizar la crisis – después tienen que actuar en la raíz del problema. La campaña CRECE estará ahí para exigir las soluciones que necesitamos para vivir, cultivar y compartir mejor, y tú puedes formar parte de ello firmando esta petición urgente al G20 para lograr unas medidas de emergencia que resuelvan la crisis alimentaria.

Partagez cette page: