El G20 comienza en Los Cabos con los líderes mundiales comiendo en el paraíso

La Cumbre del G20 ha comenzado oficialmente en el soleado municipio de Los Cabos, México. Los turistas que normalmente llenan San José del Cabo, una de las dos principales ciudades del municipio, han sido sustituidos por las cámaras de televisión, los periodistas y los promotores del desarrollo aglomerados en torno al asunto del día: la crisis del Euro. Pero Oxfam y otras importantes organizaciones hacemos campaña para que los líderes del G20 piensen más allá de la Unión Europea. Esto implica arreglar los problemas sistemáticos que hacen que las personas continúen viviendo en la pobreza y padeciendo hambre, mejorando la seguridad alimentaria y emprendiendo acciones contundentes para reducir la desigualdad y frenar la evasión de impuestos, así como poniendo en práctica nuevas iniciativas para recaudar fondos para el desarrollo como, por ejemplo, la Tasa Robin Hood.

Para que este mensaje fuera escuchado, Oxfam organizó una falsa "comida de trabajo" de los líderes del G20, un acontecimiento común durante las cumbres del G20, en un precioso restaurante con vistas al Cabo San Lucas. Durante la comida, el presidente mexicano, Felipe Calderón, presentó al resto de líderes la lista de tareas pendientes. La lista incluía objetivos tan obvios como la reducción de la pobreza, garantizar la seguridad alimentaria, establecer la Tasa Robin Hood para financiar el desarrollo y la adaptación al cambio climático, etc. Sin embargo, ha sido el Euro el que ha monopolizado la mayor parte del debate durante la Cumbre. Los líderes del G20 deben darse cuenta de que esta crisis del Euro no es sólo un problema europeo sino un problema global, que afecta a los compromisos de ayuda a los países en desarrollo (ya en niveles peligrosamente bajos) y a los países pobres, quienes sufren las consecuencias de una crisis provocada por los países ricos.

En Los Cabos hay muchas cosas qué hacer, tanto para quienes participan en el G20 como para los turistas. En el pabellón cultural de Cabo San Lucas, Oxfam ha organizado, en colaboración con World Vision, una exposición de increíbles fotografías que muestran las vidas de pequeñas agricultoras. En México, 52 millones de personas viven en situación de pobreza, es decir, un 46% del total de la población. Durante los últimos años, los bruscos aumentos de los precios de los alimentos les han afectado gravemente. El precio de la tortilla ha aumentado un 70% entre los años 2005 y 2011. Esperamos que esta exposición inspire al público y lo anime a unirse a nosotros para exigir al G20 que emprenda acciones para conseguir un mundo sin hambre. 

Os mantendremos informados a través de nuestro blog o Twitter de los eventos que tengan lugar a medida de que se desarrolle la Cumbre. ¡Síguenos en @oxfam/Oxfam-G20 para recibir la información más actualizada!  

Partagez cette page: