Oxfam International Blogs - campo de refugiados http://l.blogs.oxfam/fr/tags/campo-de-refugiados fr Aumenta la presión para las conversaciones de paz en Siria http://l.blogs.oxfam/fr/node/10443 <div class="field field-name-body"><p>Gracias al apoyo de personas como tú en más de 150 países, Oxfam y sus socios hemos recogido más de 100.000 firmas pidiendo las negociaciones de paz de Siria, más o menos el equivalente a una firma por cada hombre, mujer y niño que han muerto en el conflicto hasta ahora.</p> <p>Llegamos a este hito en un momento crucial. El <strong><a href="http://internacional.elpais.com/internacional/2013/09/14/actualidad/1379135346_027994.html" target="_blank" rel="nofollow">acuerdo sobre el desmantelamiento de las armas químicas en Siria</a></strong>, con la mediación del secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, es una prueba de que la diplomacia internacional puede funcionar cuando los políticos de verdad quieren.</p> <p>Ahora necesitamos tu ayuda para que los presidentes Putin y Obama fijen una fecha para abrir las negociaciones de paz en Siria. Ellos se comprometieron a "avanzar" en la organización de una segunda conferencia de paz en Ginebra. Ahora deben aprovechar la oportunidad de la <a href="http://www.un.org/es/ga/" target="_blank" rel="nofollow"><strong>Asamblea General de las Naciones Unidas</strong></a> para fijar una fecha para la conferencia que reunirá a todas las partes en conflicto alrededor de la mesa de negociaciones.</p> <p>El acuerdo sobre las armas químicas es un paso en la dirección correcta, pero es sólo eso: un paso. <a href="http://www.oxfam.org/es/emergencies/crisis-en-siria" rel="nofollow"><strong>Más de 100.000 personas murieron</strong></a> - en su mayoría por armas convencionales - desde que el conflicto sirio estalló hace 2 años y medio. Para poner fin al derramamiento de sangre, es necesario que todas las partes den prioridad a una solución política negociada.</p> <p>* Más de 100.000 firmas recogidas a través de Change.org, Oxfam y Tearfund</p> <p>100.000 vidas perdidas, 100.000 firmas por la paz en #Siria. @StateDept @MFA_Russia @LakhdarBrahimi : <em>fijad una fecha xa #SyriaPeaceTalks  </em><strong><a href="https://twitter.com/intent/tweet?text=100k%20lives%20lost%2C%20100k%20signatures%20demanding%20action%20on%20%23Syria.%20%40StateDept%20%40MFA_Russia%20%40LakhdarBrahimi%20set%20a%20date%20for%20%23SyriaPeaceTalks%20Pls%20RT" target="_blank" rel="nofollow">&gt;&gt;tuitéalo &lt;&lt;</a></strong></p> <p></p> <p><em>Por favor, contribuye a la <strong><a href="http://www.oxfam.org/es/emergencies/crisis-en-siria" rel="nofollow">respuesta humanitaria de Oxfam para la crisis de Siria.</a></strong></em></p></div><div class="field field-name-title"><h2>Aumenta la presión para las conversaciones de paz en Siria</h2></div><ul class="links inline"><li class="translation_en first"><a href="http://l.blogs.oxfam/en/blogs/13-09-24-pressure-mounts-syria-peace-talks" title="The pressure mounts for Syria peace talks" class="translation-link" xml:lang="en">English</a></li> <li class="translation_fr last"><a href="http://l.blogs.oxfam/fr/blogs/13-09-24-pourparlers-paix-syrie" title="La pression monte en faveur de pourparlers de paix sur la Syrie" class="translation-link" xml:lang="fr">Français</a></li> </ul> Wed, 25 Sep 2013 16:26:21 +0000 Josephine Whitaker 10443 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/fr/node/10443#comments El día en que nació nuestro querido bebé http://l.blogs.oxfam/fr/node/10421 <div class="field field-name-body"><p><strong>Mientras el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados <a href="http://www.acnur.org/t3/noticias/noticia/dos-millones-de-sirios-convertidos-en-refugiados/" target="_blank" rel="nofollow">anunciaba el martes</a> que el número de refugiados sirios registrados que ha huido de Siria ha alcanzado los dos millones, te traemos noticias más felices de nuestra querida amiga Liqaa’. </strong></p> <p>Si has seguido nuestra <a href="http://www.change.org/es/peticiones/no-fall%C3%A9is-a-siria" target="_blank" rel="nofollow"><strong>campaña a favor de una solución política para la crisis en Siria</strong></a>, sabrás que Liqaa’ se prestó a ser el rostro de nuestra campaña cuando a principios de este año llegó al campo de Za'atari en avanzado estado de gestación.</p> <p>El mes pasado <strong>dio a luz a una niña sana llamada Limar.</strong></p> <h3>Un momento mágico</h3> <p>Cuando fuimos a visitarla, Liqaa' nos contó cómo fue la llegada de Limar:</p> <p>"Fue un día precioso para mi marido, Basel, y para mí. Por fin conocimos a nuestro querido bebé. Me sentí muy feliz. Tras el nacimiento me encontraba muy cansada pero después de verla se me pasó todo el cansancio". </p> <p>Sin embargo,  el día que iba a ser uno de los más felices de su vida se llenó de tristeza al no poder compartir este momento mágico con el resto de su familia, en Siria. </p> <p>“Ese día eché mucho de menos a mi familia. Lloré y aún en este momento les echo de menos. Pienso en volver pero no es seguro. Quería dar a luz en Siria y estar junto a mi familia pero era demasiado peligroso".</p> <h3>Criar a un niño en un campo de refugiados</h3> <p>Aunque Liqaa' se ha acostumbrado a su nueva forma de vida en el campo de refugiados de Za'atari, tras dar a luz se ha dado cuenta de lo difícil que es criar a un niño en un campo de refugiados.</p> <p><strong>"Resulta muy difícil criar a un bebé aquí</strong>. Durante el día hace demasiado calor para ella y, por la noche, demasiado frío. Es difícil conseguir medicinas y atención sanitaria en los hospitales. Los adultos pueden arreglárselas con los servicios disponibles pero para los niños y niñas es mucho más difícil".</p> <p>La historia de Liqaa' y Basel no es única. Y teniendo en cuenta los lentos progresos hacia una solución política al conflicto, no serán los últimos en ser padres en estas circunstancias. Limar es sólo una de los dos millones de personas refugiadas a las que la comunidad internacional ha defraudado y quienes pagan el precio del conflicto.</p> <h3>Ayúdanos a "voler a nuestro futuro"</h3> <p>Como portavoz de nuestra campaña a favor de una solución política para la crisis en Siria, Liqaa' nos ha contado qué ha significado para ella convertirse en madre y cuál cree que es la mejor solución para Siria ahora:</p> <p>"<a href="http://blogs.oxfam.org/es/blogs/13-07-24-liqaa-es-una-amiga"><strong>Hace un tiempo, dije</strong></a> <strong>que necesitábamos la paz en Siria para nuestros hijos e hijas</strong>. Ahora que Limar ha nacido, para mí es aún más importante recuperar nuestro país, que ella pueda crecer allí, con nuestra familia. Lo que me gustaría es que la comunidad internacional ayudara a la población siria a encontrar una solución política y a poder volver a nuestro país y a nuestras vidas.... a nuestro futuro".</p> <p></p> <p>Ayuda firmando la <a href="http://www.change.org/es/peticiones/no-fall%C3%A9is-a-siria" target="_blank" rel="nofollow"><strong>petición para que empiecen las conversaciones de paz hoy. </strong></a></p> <p><em>Puedes hacer un<a href="http://www.oxfam.org/es/emergencia-siria" rel="nofollow"><strong> donativo</strong></a> para la respuesta humanitaria de Oxfam para la crisis de Siria.</em></p> <h3>Más información</h3> <p><strong><a href="http://blogs.oxfam.org/es/blogs/13-07-24-liqaa-es-una-amiga">Liqaa' es una amiga</a></strong></p> <p><strong><a href="http://blogs.oxfam.org/es/blogs/13-07-18-por-que-las-negociaciones-de-paz-son-unica-solucion-para-siria">Por qué las negociaciones de paz son la única solución para Siria</a></strong></p> <p><strong><a href="http://www.oxfam.org/es/emergencies/crisis-en-siria" rel="nofollow">Crisis en Siria</a></strong></p></div><div class="field field-name-title"><h2>El día en que nació nuestro querido bebé</h2></div><ul class="links inline"><li class="translation_en first"><a href="http://l.blogs.oxfam/en/blogs/13-09-05-two-million-refugees-sweet-baby-born" title="Two million Syrian refugees – and another sweet new baby is born" class="translation-link" xml:lang="en">English</a></li> <li class="translation_fr last"><a href="http://l.blogs.oxfam/fr/blogs/13-09-05-le-jour-ou-notre-adorable-enfant-est-nee" title="Deux millions de réfugiés syriens - et une enfant de plus, née dans un camp " class="translation-link" xml:lang="fr">Français</a></li> </ul> Thu, 05 Sep 2013 14:43:29 +0000 Rachel Edwards 10421 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/fr/node/10421#comments Siria: ‘nunca pensé que esto podría pasarnos’ http://l.blogs.oxfam/fr/node/10381 <div class="field field-name-body"><p><strong>Recientemente he conocido a Reema*, una joven siria de 19 años de edad, en un campo de refugiados de Líbano. En Siria, Reema tenía toda la vida por delante.</strong> Acababa de terminar la escuela secundaria y estaba a punto de entrar en la universidad. Estaba ansiosa por trabajar y forjarse un futuro.</p> <p>Pero en ese momento <strong>su casa fue bombardeada y ella, sus padres y hermanas tuvieron que huir</strong>. Ahora espera sentada en un campo sin posibilidad de acceder a la educación superior, sin perspectivas de independizarse, y –tal como refleja su mirada- sin esperanza para un futuro mejor.</p> <p>Lamentablemente, la historia de Reema es solo una de muchas en Siria. En los últimos cuatro meses, he conocido a muchas mujeres refugiadas en el Líbano y Jordania. Me siento honrada de escuchar sus historias. En una crisis como ésta, las opiniones y preocupaciones de la gente común a menudo son difíciles de encontrar. Las voces de las mujeres son especialmente raras.</p> <p><strong>Muchas mujeres sirias están luchando para hacer frente a esta nueva realidad</strong>. Como tú o como yo, tenían casas, trabajo, agua, electricidad, educación y salud. Algunas son profesoras universitarias, arquitectas, y sus maridos son diseñadores de jardines, albañiles y empresarios. Hasta que, un día, todo desapareció.</p> <p><strong></strong></p> <p>A muchas madres que he conocido lo que más les preocupa son sus hijos. Muchas huyeron de Siria porque temían por sus vidas. Están preocupadas porque sus hijos e hijas no pueden ir a la escuela, porque el agua que beben les provoca enfermedades, o porque no serán capaces de darles la comida que necesitan. Las mujeres embarazadas están preocupadas por dar a luz y criar a sus bebés en un campo polvoriento y sucio.</p> <p>Escuchar estas historias hace que sea consciente de la suerte que tengo de haber crecido en un país estable y próspero como Australia. Cuando estoy enferma, voy a ver a mi médico de cabecera. Cuando abro un grifo, tengo agua potable. ¿Qué haría yo si mañana me convirtiera en una refugiada? Sinceramente, no lo sé. Y suelo pensar que eso no me pasará nunca.  Aunque estas mujeres sirias pensaban lo mismo que yo. De hecho, una de las frases que más he escuchado entre las personas refugiadas de Siria es: “Nunca pensé que esto nos iba a pasar a nosotros.”</p> <p><strong>Desde que comenzó el conflicto hace tres años, 1,8 millones de personas han tenido que abandonar Siria</strong> para encontrar seguridad en los países vecinos, a veces con nada más que la ropa que llevaban puesta. Otros 4,25 millones de personas están todavía dentro de Siria, pero han tenido que huir de sus hogares para tratar de encontrar un lugar seguro para vivir.</p> <p></p> <p>Oxfam (donde yo trabajo), y muchas otras organizaciones, son capaces de ayudar con los problemas inmediatos que enfrentan las personas refugiadas.</p> <p>Por ejemplo, en Oxfam estamos trabajando con organizaciones locales para proporcionar dinero en efectivo y cupones para que las familias puedan comprar alimentos y tener un techo sobre sus cabezas, aunque ese techo sea un sótano, que forma parte de un edificio abandonado, o láminas de plástico para hacer una tienda de campaña.</p> <p><strong>Pero la ayuda que dan los gobiernos y las personas individuales es lo que realmente marca la diferencia</strong>, es lo que está salvando vidas.</p> <p>La ONU acaba de pedir a Estados Unidos 5 millones de dólares para proporcionar a las personas afectadas por la crisis de Siria durante el 2013. Se trata de una enorme cantidad de dinero, pero es lo que se necesita para proporcionar la ayuda esencial, como alimentos, agua, refugio y atención médica a millones de personas afectadas.</p> <p>Lo que Oxfam y otros organismos de ayuda no podemos hacer es que Siria vuelva a ser lo suficientemente segura para que su población pueda volver. Los gobiernos y los grupos de la oposición dentro de Siria tienen que lograrlo y les instamos enérgicamente a <strong><a href="http://www.change.org/es/peticiones/no-fall%C3%A9is-a-siria" target="_blank" rel="nofollow">encontrar una solución pacífica</a> a la crisis lo antes posible</strong>.</p> <p>Las mujeres con las que he hablado quieren desesperadamente volver a casa. Ellas aman Siria. Pero hasta que no sea seguro volver, se sientan en el limbo, en países como Líbano y Jordania, sin saber cuál será su destino.</p> <p><strong>Para ayudar a las mujeres como Reema a volver a su hogar, puedes <a href="http://www.intermonoxfam.org/es/accion-humanitaria/emergencia/crisis-en-siria" target="_blank" rel="nofollow">hacer un donativo</a> para la emergencia de Siria</strong>.</p> <p><em>* Reema no es su verdadero nombre. Hemos tenido que cambiarlo por motivos de seguridad.</em></p> <p></p> <h3>Más información</h3> <p><a href="http://www.oxfam.org/es/emergencies/crisis-en-siria" rel="nofollow"></a><strong><a href="http://www.oxfam.org/es/emergencies/crisis-en-siria" rel="nofollow">El trabajo de Oxfam en la crisis de Siria</a></strong></p> <p><strong><a href="http://www.intermonoxfam.org/es/accion-humanitaria/emergencia/crisis-en-siria" rel="nofollow">Haz un donativo para la emergencia de Siria</a></strong></p> <p><strong><a href="http://www.oxfam.org/en/node/32274?utm_source=oxf.am&amp;utm_medium=Uny&amp;utm_content=redirect" rel="nofollow">Únete al llamamiento para que empiezen las conversaciones de paz de Siria</a></strong></p></div><div class="field field-name-title"><h2>Siria: ‘nunca pensé que esto podría pasarnos’</h2></div><ul class="links inline"><li class="translation_fr first"><a href="http://l.blogs.oxfam/fr/blogs/13-07-23-syrie-femmes-refugiees-incertitude" title="Réfugiées syriennes : plongée dans l’incertitude" class="translation-link" xml:lang="fr">Français</a></li> <li class="translation_en last"><a href="http://l.blogs.oxfam/en/blogs/13-07-22-syrias-women-sitting-limbo" title="Syria&#039;s women sitting in limbo" class="translation-link" xml:lang="en">English</a></li> </ul> Mon, 22 Jul 2013 17:38:48 +0000 Claire Seaward 10381 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/fr/node/10381#comments Ramadán – Contando bendiciones http://l.blogs.oxfam/fr/node/10376 <div class="field field-name-body"><p>Con el comienzo del Ramadán, Jonaid Jilani de Oxfam recuerda a compañeros y compañeras sobre el terreno y a otras personas menos afortunadas, especialmente a los millones de refugiados Sirios desplazados por el conflicto.</p> <p>Comienza de nuevo esta época del año durante la cual muchas personas, entre ellas mi familia, celebrarán el mes sagrado de ramadán sin tomar ni agua ni alimentos del alba a la puesta de sol.</p> <p>El <strong><a href="http://es.wikipedia.org/wiki/Ramad%C3%A1n" target="_blank" rel="nofollow">Ramadán</a></strong> es un tiempo para la reflexión espiritual, especialmente en los momentos antes de romper el ayuno con la puesta de sol. Los musulmanes se unen para celebrar todo lo que Dios les ha dado y recordar a las personas menos afortunadas.</p> <p>El Ramadán también se caracteriza por la extraordinaria generosidad de las personas. Para los musulmanes es obligatorio donar el 2,5% de sus ingresos, sin importar su situación económica. No importa cuando realicen la donación pero no nos sorprende que la mayoría la haga durante el mes de ramadán. Hay muchos motivos, pero sobre todo se debe a la creencia de que se obtienen mayores bendiciones durante este mes. Las personas se toman más tiempo para reflexionar sobre las dificultades que sufren otras y, así, se desarrolla una mayor empatía hacia ellas. </p> <p><strong>Sin comida para romper el ayuno</strong></p> <p>En mi caso, como empleado de Oxfam, me acordaré de mis compañeros y compañeras sobre el terreno en otros países, que deberán compaginar el deber de romper el ayuno con el de ayudar a personas necesitadas.</p> <p>También me acordaré de aquellas personas que deben respetar el ramadán a pesar de su difícil situación; aquellas que, por ejemplo, tan sólo tengan un pequeño trozo de pan con el que romper el ayuno debido a los elevados precios de los alimentos (y aún en alza). Otras ni siquiera podrán permitirse romperlo porque simplemente no tienen alimentos que comer.</p> <h3>Acordémonos de Siria</h3> <p>Tanto si este mes practicas el ramadán como si no, recuerda a las personas afectadas por la <strong><a href="http://www.oxfam.org/es/emergencies/crisis-en-siria" rel="nofollow">crisis en Siria</a></strong>: todas aquellas personas que se han visto obligadas a huir a países vecinos y aquellas que han dejado atrás. Actualmente, <strong>4,25 millones de personas desplazadas en Siria</strong> necesitan desesperadamente refugio, alimentos y agua. <strong>Más de 1,7 millones de personas refugiadas</strong> han huido a países vecinos como <a href="http://www.flickr.com/photos/oxfam/sets/72157632802510283/" target="_blank" rel="nofollow"><strong>Líbano</strong> <strong>o</strong> </a><strong><a href="http://www.flickr.com/photos/oxfam/sets/72157632802510283/" target="_blank" rel="nofollow">Jordania</a></strong>. Se estima que 8.000 personas abandonan Siria cada día. Ninguna de ellas sabe cuándo volverá a casa o  tan siquiera si lo hará.</p> <p>Sin duda, para estas personas el Ramadán será todo un desafío. Durante este mes publicaremos historias y fotografías de algunas de estas personas en nuestra página web, así como de familias sirias refugiadas rompiendo el ayuno, como nosotros. Para no perdértelas, síguenos en <strong><a href="https://www.facebook.com/oxfamGB" target="_blank" rel="nofollow">Facebook</a></strong> o <strong><a href="https://twitter.com/oxfam_es" target="_blank" rel="nofollow">Twitter.</a></strong></p> <h3>Cómo puedes ayudar</h3> <p>Oxfam trabaja en Jordania y <strong><a href="http://www.oxfam.org/es/content/las-duras-condiciones-de-los-refugiados-sirios-en-el-l%C3%ADbano" rel="nofollow">Líbano</a></strong> contribuyendo a proporcionar agua salubre y saneamiento a los refugiados sirios y a ayudar a familias vulnerables con dinero en metálico para que puedan comprar enseres básicos y poner un techo sobre sus cabezas. Durante los próximos meses, Oxfam espera llegar a 650.000 personas. También urgimos a los líderes mundiales a celebrar lo antes posible las negociaciones de paz a las que se han comprometido..</p> <p><strong><a href="http://www.oxfam.org/es/emergencies/crisis-en-siria" rel="nofollow">Haz un donativo para la emergencia de Siria</a></strong></p> <p><strong><a href="http://www.change.org/es/peticiones/no-fall%C3%A9is-a-siria" target="_blank" rel="nofollow">Firma la petición para que las conversaciones de paz de Siria empiezen lo antes possible</a></strong></p> <p><em>Publicado originalmente por <strong><a href="http://www.oxfam.org.uk/blogs/2013/07/ramadan-counting-my-blessings" target="_blank" rel="nofollow">Oxfam GB</a></strong></em>.</p></div><div class="field field-name-title"><h2>Ramadán – Contando bendiciones</h2></div><ul class="links inline"><li class="translation_en first last"><a href="http://l.blogs.oxfam/en/blogs/13-07-10-ramadan-counting-my-blessings" title="Ramadan - counting my blessings" class="translation-link" xml:lang="en">English</a></li> </ul> Tue, 16 Jul 2013 14:50:21 +0000 Jonaid Jilani 10376 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/fr/node/10376#comments Trabajando para conseguir una vida digna para los refugiados más vulnerables de Zaatari http://l.blogs.oxfam/fr/node/10281 <div class="field field-name-body"><p>Adaptarse a la vida en el <a href="http://www.oxfam.org/en/video/2013/syrias-refugee-crisis-oxfam-aid-delivery" rel="nofollow">campo de refugiados de Zaatari</a>, en el corazón del desierto jordano, es difícil para todas las personas refugiadas, pero lo es especialmente para las personas discapacitadas y con necesidades especiales. </p> Conocí a Sidra, una chica de doce años, en la calle principal del campo, cerca de la entrada. Acababa de llegar al campo dos días antes junto a su madre y su hermano y los tres se habían acercado al hospital para registrar a Sidra y solicitar una silla de ruedas.  <strong>Sidra sufre parálisis de cintura para abajo y tuvo que pedirle prestada una silla de ruedas a su vecino</strong> para poder acercarse hasta el hospital. Su madre, Fátima, me contó que la decisión de dejar Siria había estado motivada principalmente por el hecho de que el conflicto dificultaba encontrar asistencia médica para su hija. Sin embargo, su marido, albañil de profesión, se ha quedado en el país pensando que, así, aún podrá ganar dinero para su familia.  "El principal motivo por el que vinimos es para proteger a mi hija. Si no fuese por su condición, no nos habríamos marchado de Siria.<strong> Cuando había ataques y bombardeos, la gente corría a esconderse y refugiarse pero mi hija no podía</strong>. Alguien tenía que venir y quedarse con ella. Estamos aquí gracias a la misericordia de Dios. Podríamos haber sufrido un ataque y muerto. Pero saber que mi hija está sana y salva aquí, lo vale todo".  <p>La familia espera poder mudarse de una tienda a una caravana en la que tener más espacio y privacidad. Pero su principal preocupación ahora es conseguir una silla para que Sidra tenga más independencia y pueda moverse por el campo. </p> <p> "Estoy muy agradecida por toda la ayuda que hemos recibido hasta ahora. Las organizaciones se han portado muy bien, nos han respetado y nos han tratado estupendamente", afirma Fátima. </p> <h3>Lista de espera</h3> <p>Sin embargo, con más de 171.000 personas registradas en el campo de refugiados de Zaatari, proporcionar la ayuda necesaria supone todo un desafío para las organizaciones presentes, quienes<strong><a href="http://www.oxfam.org/es/emergencies/crisis-en-siria" rel="nofollow"> luchan por conseguir financiación suficiente</a></strong></p> <p></p> <p><strong>Muchas otras personas están en lista de espera para conseguir una silla de ruedas.</strong> Entre ellas Omayya, de 70 años, que el año pasado sufrió un derrame cerebral que le dejó inmovilizada. Esta enérgica abuela, que solía recoger las cosechas de sus campos a mano, cocinar y limpiar su hogar, ahora se pasa el día tumbada en un fino colchón en su caravana prefabricada. </p> <p>"Ir al baño es lo más difícil", nos confiesa. "Me paso el día tumbada y sola a menos que alguien como mi nuera venga a visitarme. Creo que las cosas serían más fáciles si tuviera una silla de ruedas. Aquí, tumbada sobre el colchón, me siento aislada". </p> <p>El especialista de Oxfam en movilización, género y rendición de cuentas, Jeff Silverman, visita a Omayya con regularidad para traerle pañales. Jeff ha remitido su caso a las organizaciones que asisten a personas con necesidades especiales, quienes tal vez puedan proporcionar ayuda adicional. </p> Los propios aseos y duchas de Oxfam, a punto de estar terminados, han sido diseñados teniendo en cuenta las necesidades de las personas discapacitadas. La organización también está buscando asientos de inodoro especiales para personas como Omayya, que sufren parálisis o carecen de silla de ruedas. <p><strong>"Las personas con necesidades especiales o las personas mayores con discapacidades físicas o psíquicas están entre las más vulnerables</strong>", señala Jeff. "Para ellas resulta muy difícil participar en las distribuciones o acceder a servicios, al agua, al saneamiento o a las instalaciones higiénicas". </p> <h3>Mantener la esperanza</h3> <p>Hay tantas personas en el campo que es fácil que las personas con necesidades especiales (especialmente aquellas que no pueden salir de sus tiendas o caravanas) se queden aisladas o se vuelvan casi invisibles y queden fuera del alcance de quienes podrían ayudarles. </p> <p>Hamda de Dara'a, de 35 años de edad y con siete hijos, está decidida a que esto no le ocurra a su hija de cinco años, <strong>Miriam,</strong> que <strong>nació paralizada de cintura para abajo</strong> y que precisa de pañales especiales. </p> <p>Miriam es una niña alegre a la que encontré coloreando un libro cuando visité a su familia en su caravana. Su madre dice que le encanta cantar. "Si alguna escuela aceptara a Miriam, ella iría encantada", dice Hamda. "Pero en la escuela del campo me han dicho que no tienen instalaciones especiales para niños y niñas discapacitados”. </p> <p>“No puedo expresar con palabras lo difícil que nos resulta cada día. Miriam es tan pequeña que, por ahora, no se da cuenta de sus problemas".</p> <p>Pero <strong>Hamda dice que no dejará de luchar para lograr mejores oportunidades para su hija</strong> y buscará un médico especialista que pueda ayudarla pues, según cree, aún puede curarse. </p> <p>"Creo que si tuviera un andador podría mejorar. Cuando se sostiene contra una pared, consigue andar un poco. Yo tengo esperanza. No creo que sea un caso perdido"</p> <h3>Más información</h3> <p><strong>Blog: <a href="http://blogs.oxfam.org/es/blogs/13-04-11-por-que-siria-es-una-emergencia-de-maxima-prioridad-para-oxfam">Por qué Siria es una emergencia de máxima prioridad para Oxfam</a></strong></p> <p><strong>Haz un donativo <a href="http://www.oxfam.org/es/emergencies/crisis-en-siria" rel="nofollow">para la emergencia de Siria.</a></strong></p></div><div class="field field-name-title"><h2>Trabajando para conseguir una vida digna para los refugiados más vulnerables de Zaatari</h2></div><ul class="links inline"><li class="translation_en first"><a href="http://l.blogs.oxfam/en/blogs/13-04-16-helping-disabled-syrian-refugees-live-dignity-jordans-zaatari-camp" title="Helping disabled Syrian refugees live with dignity in Jordan’s Zaatari camp" class="translation-link" xml:lang="en">English</a></li> <li class="translation_fr last"><a href="http://l.blogs.oxfam/fr/blogs/13-04-19-refugies-de-syrie-vivre-avec-un-handicap-dans-le-camp-de-zaatari-en-jordanie" title="Réfugiés de Syrie : vivre avec un handicap dans le camp de Zaatari, en Jordanie" class="translation-link" xml:lang="fr">Français</a></li> </ul> Fri, 19 Apr 2013 13:43:18 +0000 Caroline Gluck 10281 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/fr/node/10281#comments La llegada de refugiados sirios agrava la escasez de agua en Jordania http://l.blogs.oxfam/fr/node/10289 <div class="field field-name-body"><p>A pocos kilómetros de Zaatari, uno de los campos de refugiados en crecimiento de Jordania donde ya viven  más de 160.000 personas que han huido del conflicto de Siria, encontramos una carretera rodeada de viveros de hortalizas y olivos. </p> <p>Khaled, gestiona uno de estos viveros pero últimamente no se muestra nada contento. "Todos los días hay problemas", afirma mientras sacude la cabeza pesimista. Además de preocuparse por el aumento de la inseguridad en el <strong><a href="http://www.flickr.com/photos/oxfam/sets/72157632802510283/show/" target="_blank" rel="nofollow">campo de <strong>Zaatari</strong></a><a href="http://www.flickr.com/photos/oxfam/sets/72157632802510283/show/" target="_blank" rel="nofollow">,</a></strong> cuyas tiendas blancas se pueden observar desde los invernaderos, una de sus principales inquietudes es la escasez de agua y cómo la llegada de estas personas refugiadas podría afectar a la disponibilidad de agua en un futuro.</p> <p><strong>Cada día se suministran 3.000 metros cúbicos de agua al campo de Zaatari</strong> para que número creciente de refugiados pueda disponer de agua salubre para beber, cocinar y asearse. </p> <p><strong><a href="http://www.oxfam.org/es/emergencies/crisis-en-siria" rel="nofollow">Oxfam trabaja en el campamento</a></strong> instalando sistemas de saneamiento y suministro de agua para más de 14.000 personas. </p> <h3>Uno de los países con más estrés hídrico</h3> <p>Los numerosos refugiados suponen una mayor presión sobre los escasos recursos hídricos de Jordania, uno de los países del mundo que padece mayor estrés hídrico desde  antes que llegara  la reciente oleada de refugiados. </p> <p>Debido a la escasez de agua, Jordania tan sólo cuenta con 110 m3 de agua dulce renovable por persona cada año, motivo por el cual se considera en la categoría de escasez extrema de agua (&lt;500m3)*. Para poder proporcionar esta escasa cantidad, el país se ha visto obligado a extraer la mayor cantidad de agua registrada desde mediados de los ochenta. <strong>Es sólo cuestión de tiempo que las principales fuentes de este recurso se agoten.</strong></p> <p>En la provincia de<strong> <a href="http://es.wikipedia.org/wiki/Gobernaci%C3%B3n_de_Mafraq" target="_blank" rel="nofollow">Mafraq</a>,</strong> cuya población se ha duplicado debido a la llegada de refugiados –y donde se encuentra el campo de Zaatari–, los problemas ya han comenzado a aparecer. La mayor parte de los hogares del norte de Jordania recibe agua a través de las tuberías pero, también, gracias a camiones cisterna.  </p> <p>El sistema de tuberías es viejo y está dañado: se calcula que hasta un 50% del agua de la provincia se pierde debido a las fugas o a las extracciones ilegales del sistema. </p> <p>Esta situación, además, empeora durante el verano, cuando las temperaturas alcanzan los 33 grados y la población se incrementa debido al flujo de turistas y de personas que regresan a Jordania para visitar a sus familiares. </p> <h3>Tensión hacia los refugiados</h3> <p><a href="https://maps.google.com/maps?f=q&amp;source=embed&amp;hl=ca&amp;geocode=&amp;q=Al+Mafraq,+Mafraq,+Jordan&amp;aq=&amp;sll=37.0625,-95.677068&amp;sspn=40.732051,79.013672&amp;ie=UTF8&amp;hq=&amp;hnear=Al+Mafraq,+Mafraq,+Jord%C3%A0nia&amp;ll=32.361682,36.219336&amp;spn=2.711832,4.938354&amp;t=h&amp;z=8" rel="nofollow">View larger map</a> </p><p><strong>Sin embargo,</strong> <strong>este año ya ha habido signos que anticipan los graves problemas que están por llegar</strong>. Durante dos semanas de febrero parte de la ciudad de Mafraq se quedó sin suministro de agua debido a la escasez.   </p> <p><strong>Los habitantes locales culpan de esta situación a la llegada de los refugiados</strong>, que agrava el problema más de lo normal. Durante una reunión, una comunidad de acogida relató a personal de Oxfam que antes de la crisis de Siria se suministraba agua dos veces por semana y que, ahora, en la mayor parte de la zona sólo llega agua una vez por semana. </p> <p><strong>Los costes para acceder al agua también se han incrementado</strong>. Con el aumento del número de usuarios y del consumo, el agua deja de correr por las tuberías cada vez más pronto y es necesario comprar agua de los tanques, lo que supone un coste extra. </p> <p>Muchas familias pagan aún más por obtener agua filtrada, quejándose de que el agua del grifo no es lo suficientemente buena para beber. Sin embargo, muchas familias sirias, que han llegado con apenas unas monedas en el bolsillo y algo de ropa, no pueden permitírselo y  como no pueden hacer otra cosa más que beber del grifo, los casos de diarrea entre niños y niñas pequeños han aumentado.</p> <h3>Subida de precio</h3> <p><strong>Lo más probable es que el problema de la escasez de agua en Jordania no haga más que empeorar</strong>. Para empezar, el Gobierno está considerando reducir las subvenciones para combustible y electricidad, lo que provocará  que, pronto, el precio del agua aumente. Muchos de los acuíferos del país se encuentran a cientos de metros por debajo del nivel del mar –la mayoría a al menos 200 metros bajo tierra– y el agua debe ser extraída mediante generadores.  </p> <p>La factura mensual de electricidad de Yarmouk Water Company, que proporciona agua a cuatro provincias del norte de Jordania, es de aproximadamente 1,2 millones de dinares jordanos (1,1 millones de libras). Pero el coste real, sin las subvenciones, es tres veces mayor. </p> <p>De vuelta en el vivero de Khaled, éste me cuenta que ha tenido que destruir cientos de olivos porque el coste de mantenerlos vivos y regarlos es mayor que el dinero que obtiene gracias a la venta de sus cosechas. "Mantener los calefactores de mi vivero me cuesta, ahora mismo, 300 dinares jordanos al día (279 libras). Es demasiado caro". </p> <p>Y a medida que el verano se acerca, lo más probable es que las temperaturas comiencen a subir y los manantiales y los acuíferos del país vaya disminuyendo</p> <p><em>*Estos datos han sido modificados recientemente debido a un error en la cantidad de agua disponible por persona al año.</em></p> <h3></h3> <h3>Más información</h3> <p><strong>Blog: <a href="http://blogs.oxfam.org/es/blogs/13-03-19-encendida-de-velas-en-apoyo-la-poblacion-siria-despues-de-dos-anos-de-conflicto">Una vigilia global commemora el segundo aniversario del conflicto de Siria</a></strong></p> <p><strong>Video </strong><em>(solo disponible en inglés)<strong>: </strong></em><strong><a href="http://www.oxfam.org/en/video/2013/syrias-refugee-crisis-oxfam-aid-delivery" rel="nofollow">Syria's refugee crisis, Oxfam aid delivery</a></strong></p> <p><strong>Haz un donativo para la <a href="http://www.oxfam.org/es/emergencies/crisis-en-siria" rel="nofollow">respuesta de Oxfam ante la crisis de Siria</a></strong></p></div><div class="field field-name-title"><h2>La llegada de refugiados sirios agrava la escasez de agua en Jordania</h2></div><ul class="links inline"><li class="translation_en first"><a href="http://l.blogs.oxfam/en/blogs/13-03-22-syria-refugees-adding-jordan-water-worries" title="Syrian refugee influx adding to Jordan’s water worries" class="translation-link" xml:lang="en">English</a></li> <li class="translation_fr last"><a href="http://l.blogs.oxfam/fr/blogs/13-03-22-afflux-refugies-syriens-aggrave-penurie-eau-jordanie" title="L’afflux de réfugiés syriens aggrave la pénurie d’eau en Jordanie" class="translation-link" xml:lang="fr">Français</a></li> </ul> Mon, 25 Mar 2013 17:14:47 +0000 Caroline Gluck 10289 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/fr/node/10289#comments Dos años son demasiados: Únete a la vigilia internacional por Siria http://l.blogs.oxfam/fr/node/10238 <div class="field field-name-body"><p>“¿Dos años? ¿Ha pasado ya tanto tiempo?”. Esa es la reacción general aquí, en el Reino Unido, cuando le recuerdo a la gente que el conflicto de Siria se acerca a su segundo aniversario.</p> <p>Hace dos años, por esta época, la ola de protestas que recorría el norte de África y Oriente Próximo acaparaba los titulares internacionales. El 15 de marzo de 2011, le llegó el turno a Siria. </p> <p>Por todo el país se produjeron manifestaciones en contra del presidente Bashar al-Assad y su partido, reprimidas de forma violenta por el ejército sirio. A partir de entonces los acontecimientos se sucedieron rápidamente y, de un momento a otro, el país se vio inmerso en un terrible conflicto. </p> <p>Un millón de personas ya han abandonado Siria. La semana pasada el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados anunciaba esta inesperada cifra. Además, se estima que <strong>otros dos millones de personas se encuentran desplazadas dentro del país y que al menos 70.000 han muerto</strong>.</p> <p>Los testimonios de las personas que se han visto obligadas a abandonar sus hogares y dejar atrás gran parte de sus vidas son devastadores. Otras historias que transmiten el valor de estas personas nos dan una lección de humildad. </p> <p><strong>Omayya, madre de dos niños, vive actualmente en el campo de refugiados de Zaatari, en Jordania</strong>, y se ha visto obligada a encontrar una nueva forma de sobrevivir y sacar adelante a su familia. Su hija, sufre una afección que requiere un costoso tratamiento, por lo que Omayya ha comenzado a preparar y vender palomitas de maíz en tu tienda. </p> <p>“Son tres las razones principales por las que tengo que hacer esto”, explica Omayya. “La primera, es que mi hija es la cosa más importante para mí, más que cualquier otra cosa en el mundo. La segunda, que mi madre es anciana y sufre diabetes e hipertensión arterial, por lo tanto no puede hacer nada y necesita mi ayuda. Y la tercera, que se trata de una cuestión de solidaridad,  tanto con mi familia como con cualquier otra persona que lo necesite. <strong>Aquí todos necesitamos ayuda</strong>. En el campo, las cosas son muy caras. Cualquiera que pueda trabajar, debe hacerlo para ayudar al resto”.</p> <h3>Vigilia el 14 de marzo</h3> <p>El próximo jueves, 14 de marzo, en vísperas del segundo aniversario del inicio de esta crisis, personas de todo el mundo mostrarán su solidaridad con la población siria. </p> <p>Desde el Líbano a Países Bajos, pasando por Egipto y Alemania, celebraremos una vigilia a la luz de las velas. Y queremos que participes. </p> <p>Mientras estas vigilias tienen lugar, celebraremos también otra virtual en las redes sociales y tú puedes ser parte de ella<strong>.</strong> Tuitea una foto tuya sosteniendo una vela a <a href="https://twitter.com/search?q=%23SyriaCrisis&amp;src=hash" target="_blank" rel="nofollow">#SyriaCrisis</a> para que nuestro llamamiento por la paz sea aún más fuerte.</p> <p>Visita <strong><a href="http://syriavigil.org/" rel="nofollow">syriavigil.org</a></strong> para saber si alguna de estas vigilias se celebrará cerca de ti. En esta página web también encontrarás consejos para organizar tu propia vigilia, sin importar lo pequeña que sea. </p> <p>Luchemos por la paz. Muestra al pueblo de Siria que el mundo no les ha olvidado. </p> <h3>Más información</h3> <p><a href="http://www.oxfam.org/es/emergencies/crisis-en-siria" rel="nofollow">Crisis en Siria</a></p></div><div class="field field-name-title"><h2>Dos años son demasiados: Únete a la vigilia internacional por Siria</h2></div><ul class="links inline"><li class="translation_en first last"><a href="http://l.blogs.oxfam/en/blogs/13-03-13-two-years-too-long-join-global-vigil-syria" title="Two years too long: Join the Global Vigil for Syria" class="translation-link" xml:lang="en">English</a></li> </ul> Wed, 13 Mar 2013 14:50:01 +0000 Céline Grey 10238 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/fr/node/10238#comments Ruanda: agua potable para cientos de refugiados y refugiadas de la RDC http://l.blogs.oxfam/fr/node/10030 <div class="field field-name-body"><p>Ruanda es conocida como el país de las mil colinas, pero al llegar a Kigeme no estaba preparada para lo que significaba un campo de refugiados que aloja a más de 14.000 personas. Decir que el campo es sorprendente es quedarme corta: miles de tiendas se encuentran ordenadas en filas enclavadas en dos colinas, una de las cuales es tan empinada, que sólo se pueden instalar tiendas en tres cuartas partes de sus laderas</p> Cientos de tiendas ordenadas en filas en dos colinas del campo Kigeme. Foto: Laura Eldon/Oxfam <p>El campo es el hogar de la población refugiada congoleña que ha huido del <strong><a href="http://blogs.oxfam.org/es/blogs/12-08-30-la-creciente-crisis-en-la-region-de-los-grandes-lagos-africana">recrudecimiento del conflicto en la República Democrática del Congo</a></strong> en la región de Kivu del Norte. Oxfam administra allí instalaciones de suministro de agua y saneamiento, lo que incluye sesiones de educación en higiene para ayudar a prevenir la propagación de enfermedades. En un espacio tan difícil, se trata de un reto logístico mayor.</p> <h3>Gran espíritu emprendedor </h3> <p>Caminar por el campo es una experiencia alentadora. A pesar de haber huido de un conflicto terrible, la vida continúa. Hay muchos niños jugando con pelotas caseras construidas a partir de bolsas de plástico, mientras que otros empujan coches de juguete hechos con tapas de botellas, o participan en  juegos en los que se lanzan piedras hacia distintas dianas. El espíritu emprendedor es alto: hay puestos improvisados que venden carbón vegetal y otros artículos esenciales. Y en quizá mi lugar favorito, existe hasta una 'casa de huéspedes' en la que se vende té.</p> <p>En un área tan densamente poblad<strong>a, el riesgo de que se produzcan enfermedades es elevado</strong>. Sin embargo, desde la apertura del campo aún no se ha registrado ningún brote de enfermedad.</p> <p>"El campamento Kigeme se ha mantenido muy limpio desde el principio", explicó Florencia Uwineza, responsable del equipo de Promoción de Salud Pública de Oxfam, al preguntarle sobre la gestión de las instalaciones. "Nuestro equipo se encontraba en el campo cuando se empezó a transferir a las primeras personas desde el campamento temporal próximo a la frontera. Les dimos la bienvenida a la entrada y les proporcionamos instrucciones clave sobre higiene para que constataran la importancia de mantener la limpieza en los baños y de lavarse las manos desde el primer momento".</p> <h3>Manteniendo el campo limpio</h3> El club de la higiene: estos juegos  ayudan a que los menores aprendan a lavarse las manos. Foto: Laura Eldon/Oxfam <p>Este trabajo se ha complementado con la capacitación de 40 líderes comunitarios de diferentes áreas del campamento sobre salud pública. También ellos ayudan a llevar a cabo una serie de clubes de higiene dirigidos a hombres, mujeres, jóvenes, niños y niñas, los que a través de juegos y actuaciones transmiten mensajes importantes.</p> <p><strong>Nuestro equipo también ha establecido una serie de puntos de agua</strong>, suministrados a su vez por grandes tanques de agua ubicados en la parte superior de cada colina. El agua se canaliza al campamento desde las tuberías de la ciudad de Nyamagabe, ubicada a cinco kilómetros, hasta un tanque central de Oxfam. Desde aquí, una bomba de gasoil bombea agua hasta la cima de cada colina desde donde se distribuye a los puntos de agua, distribuidos por el terreno escarpado para que nadie tenga que llevar el agua demasiado lejos en estas encumbradas colinas. En cada punto de agua se indican las horas de apertura y mensajes de higiene específicos sobre cómo mantener los recipientes limpios.</p> <h3>Improbabilidad de volver en un futuro próximo</h3> Jeanette atendiendo un punto de agua de Oxfam. Foto: Laura Eldon/Oxfam <p>Encontramos a Jeanette al visitar un punto de agua en uno de los lados más empinadas de los cerros de Kigeme. Entrenada por Oxfam en materia de higiene, Jeanette actúa como una "asistente de punto de agua", gestionando la entrega de agua en los horarios establecidos. "Creo que la parte más importante de mi trabajo es asegurarme de que la gente no juegue alrededor del punto de agua y mantener el área limpia. Antes, la gente solía venir con bidones sucios, pero ahora me aseguro de que los limpien antes de usarlos. Creo que es el mayor logro de mi trabajo.”</p> <p>Esta es una pequeña tarea en comparación con <strong><a href="http://www.oxfam.org/es/emergencies" rel="nofollow">algunas de las emergencias más grandes donde Oxfam trabaja</a></strong>, pero también se trata de un país que no está acostumbrado a recibir programas humanitarios. Mientras el conflicto y la inestabilidad continúen en la RDC, es muy improbable que estos refugiados vuelvan a sus casas en un futuro próximo. Al tiempo que nuestro equipo se prepara para traspasar su labor a un socio local con el fin de mantener los sistemas que hemos instalado, nos sentimos orgullosos del trabajo realizado.</p> <h3>Más información</h3> <p><a href="http://www.oxfam.org/es/conflicto-rdc" rel="nofollow">Conflicto en la República Democrática del Congo</a></p> <p><strong><a href="http://www.oxfam.org/es/development/ruanda" rel="nofollow">El trabajo de Oxfam en Ruanda</a></strong></p> <p><strong><a href="http://www.oxfam.org/es/rdc" rel="nofollow">El trabajo de Oxfam en la República Democrática del Congo</a></strong></p></div><div class="field field-name-title"><h2>Ruanda: agua potable para cientos de refugiados y refugiadas de la RDC</h2></div><ul class="links inline"><li class="translation_en first"><a href="http://l.blogs.oxfam/en/blogs/12-10-17-rwanda-safe-water-thousands-congolese-refugees" title="Rwanda: Safe water for thousands of Congolese refugees" class="translation-link" xml:lang="en">English</a></li> <li class="translation_fr last"><a href="http://l.blogs.oxfam/fr/blogs/12-11-07-rwanda-eau-potable-refugies-congolais-RDC" title="Rwanda : de l’eau potable pour des milliers de réfugiés congolais" class="translation-link" xml:lang="fr">Français</a></li> </ul> Wed, 31 Oct 2012 15:21:12 +0000 Laura Eldon 10030 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/fr/node/10030#comments Dentro de un campo de refugiados en Burkina Faso (3): "¿Qué será de nuestros estudios?" http://l.blogs.oxfam/fr/node/9965 <div class="field field-name-body"><p>El conflicto en el norte de Malí ha empujado a miles de personas a refugiarse en los países vecinos. Desde 21 al 23 de agosto Yaye Fatou Marone, responsable de la información y la comunicación para Oxfam en África Occidental, visitó varios campamentos de refugiados de Malí en Burkina Faso, para entender mejor su situación y para representar mejor sus intereses. Ella relata sus encuentros con mujeres, niños, niñas y hombres obligados a dejarlo todo  - casa, trabajo, escuela - en busca de un mínimo de seguridad. Tercera y última parte de una serie de tres artículos.</p> <p>La población del campo de refugiados de Damba, en Burkina Faso, cuenta con nuestros estudiantes. Hay una escuela primaria con tres salas de clases, en unas tiendas levantadas dentro del campo. El año escolar comenzó en octubre, pero los maestros y maestras organizan cursos de recuperación para los alumnos y alumnas de nivel elemental. </p> <p><strong>Pero hay un porcentaje de jóvenes en una situación bastante complicada. Se trata de las y los estudiantes universitarios.</strong> Tanto en el campo de Damba como en el de Mentao, una importante parte de los jóvenes tuvieron que abandonar sus estudios para huir del conflicto en el norte de Mali. Aicha Sylla y Elmahtedi Ag Assana forman parte de este grupo.</p> <p>Elmahtedi era estudiante en Bamako. Él llegó al campo de Damba hace dos semanas para reunirse con sus padres.”Yo ya no puedo estudiar en Mali”, me confía. “Soy estudiante de inglés. He recibido amenazas verbales y esa es la razón por la que me fui. No sé qué debo hacer por mis estudios ahora. Muchos jóvenes en el campo están en la misma situación que yo”.</p> Aicha Sylla tiene 16 años. Ella es estudiante de Douentza, en la región de Mopti al norte de de Mali. “Debía aprobar mi certificado de estudios este año en marzo o abril, pero no he podido hacerlo. Eso me hace sentir mal. Me han contado que todas mi amigas han aprobado su examen”, me cuenta. “Si tengo posibilidad, me gustaría retomar mi estudios; me gustaría ser periodista. He venido al campo de Mentao con mi mamá y mis hermanas”. <p>Afortunadamente existen algunas posibilidades de que algunos jóvenes puedan continuar sus estudios en Ouagadougou, en Bukina Faso, o en otros países de la región. Sería una gran oportunidad para estos jóvenes que están en los campos y que aspiran a tener un futuro mejor.  </p> <h3><strong>La esperanza de reconstruir una vida</strong></h3> <p><strong>Tener un futuro mejor es en definitiva el sueño de Bintou Walet Mohamed Ali, una estudiante de 21 años</strong>, que cursaba su primer año en una universidad de Bamako. Bintou viven en el campo de Mentao con su madre, sus hermanas y hermanos, tíos, tías, sobrinos y sobrinas. “Llegamos a Mentao el 3 de febrero de 2012”, me explica. Conocí a Bintou el primer día de nuestra visita en el campo de Mentao porque ella hacía de intérprete traduciendo del tamasheq (la lengua de los touaregs) al francés y viceversa. Su compromiso por su comunidad me llamó la atención desde el principio de nuestra conversación, identifiqué en ella un perfil de futura mujer líder. Y mi intuición no me falló, ese mismo día descubrí que Bintou era una activista comunitaria en Mentao.</p> <p>“Yo tenía buenas condiciones de vida, estudiaba, tenía esperanzas, proyectos…. Ahora estoy aquí donde no hay opción de estudiar, no hay esperanza, no hay actividades”, detalla Bintou cuando le pido que me expliqué su historia. “Veo alrededor mío a los niños, niñas y jóvenes con ganas de hacer algo, veo a gente que conocía de antes, que trabajaban en grandes organizaciones y que han perdido sus trabajos, a mujeres que antes tenían actividades económicas florecientes. Veo niños que antes estaban bien cuidados y que ahora andan con los pies descalzos, no tienen escuela ni para comer. Ver todo esto me hace mal”.</p> <h3>"Nuestro primer objetivo: la educación" </h3> Bintou Walet, estudiante de 21 años. <p>Dentro del campo, Bintou trabaja con los jóvenes. Ella es la presidenta de la asociación de jóvenes de Mentao Norte. “Hemos creado esta asociación a nuestra llegada. No nos conocíamos.  Nuestro primer objetivo fue la educación. Hemos utilizado los medios que tenemos a nuestra disposición y hemos logrados comprar madera para construir un hanga que será sala de clases, tendrá pizarra, cuadernos, tiza y otros materiales escolares. Hemos localizado a todos los posibles estudiantes que deberían cursar entre primer y sexto año de primaria y hemos realizado tests de evaluación para conocer sus niveles y poder organizarlos”. Luego han sido los propios jóvenes quienes han comenzado a dictar los cursos a los alumnos y alumnas. Faltos de medios, no han podido continuar las clases. Pero han sido las organizaciones presentes dentro del campo quienes han tomado el relevo.</p> <p>Bintou hace un trabajo de acercamiento comunitario para Oxfam dentro del programa de sensibilización sobre higiene y saneamiento dentro del campo. “Hago puerta a puerta, visitas a domicilio, entrevistas grupales donde sensibilizó a grupos”, explica. </p> <h3>A la espera de una paz definitiva</h3> <p><strong>Ella alimenta la esperanza de continuar sus estudios, junto a los otros jóvenes refugiados que han tenido que abandonarlos a causa del conflicto en el norte de Mali.</strong> La apuesta de Bintou es llegar a hacer estudios en gestión. Perdió a su padre siendo muy joven y quiere trabajar, ganarse la vida y ayudar a su madre. </p> <p>Bintou, como todos los jóvenes que he conocido en los campos de refugiados, quiere volver a su hogar siempre y cuando el conflicto se termine y la paz definitiva vuelva al norte de Mali. </p> <p>Espero que sus esfuerzos para continuar estudiando se hagan realidad. Estaba muy confiada en que así sería cuando nos separamos. Intercambiamos datos de contacto en caso de que ella viniera a continuar sus estudios en Dakar. Nos prometimos que continuaríamos nuestra conversación.</p> <p>   </p> <h3>Más información</h3> <p><strong><a href="http://www.oxfam.org/es/emergencies/crisis-alimentaria-en-el-sahel" rel="nofollow">Crisis alimentaria en el Sahel</a></strong></p> <p><strong><a href="http://www.oxfam.org/es/burkina-faso" rel="nofollow">El trabajo de Oxfam en Burkina Faso</a></strong></p> <p><strong>Blog: <a href="http://blogs.oxfam.org/es/blogs/12-09-14-dentro-de-un-campo-de-refugiados-en-burkina-faso-1">Dentro</a></strong><a href="http://blogs.oxfam.org/es/blogs/12-09-14-dentro-de-un-campo-de-refugiados-en-burkina-faso-1"> un campo de refugiados en Burkina Faso (1): “La única cosa que importa es estar un lugar seguro”</a></p> <p>Blog: <a href="http://blogs.oxfam.org/es/blogs/dentro-de-un-campo-de-refugiados-en-burkina-faso-no-queria-partir">Dentro de un campo de refugiados en Burkina Faso (2) : “No quería partir, pero esta vez no hubo más opción”</a></p></div><div class="field field-name-title"><h2>Dentro de un campo de refugiados en Burkina Faso (3): &quot;¿Qué será de nuestros estudios?&quot;</h2></div><ul class="links inline"><li class="translation_fr first last"><a href="http://l.blogs.oxfam/fr/blogs/12-09-24-dans-un-camp-de-refugies-au-burkina-faso-3-quel-avenir-pour-nos-etudes" title="Dans un camp de réfugiés au Burkina Faso (3) : « quel avenir pour nos études ? »" class="translation-link" xml:lang="fr">Français</a></li> </ul> Thu, 20 Sep 2012 14:48:22 +0000 Yaye Fatou Marone 9965 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/fr/node/9965#comments Dentro de un campo de refugiados en Burkina Faso (2) : “No quería partir, pero esta vez no hubo más opción” http://l.blogs.oxfam/fr/node/9955 <div class="field field-name-body"><p>El conflicto en el norte de Malí ha empujado a miles de personas a refugiarse en los países vecinos. Desde 21 al 23 de agosto Yaye Fatou Marone, responsable de la información y la comunicación para Oxfam en África Occidental, visitó varios campamentos de refugiados de Malí en Burkina Faso, para entender mejor su situación y para representar mejor sus intereses. Ella relata sus encuentros con mujeres, niños, niñas y hombres obligados a dejarlo todo  - casa, trabajo, escuela - en busca de un mínimo de seguridad. Segunda parte de una serie de tres artículos. </p> Aicha Walet Ibrahim, 10 años, delante de una letrina instalada por Oxfam en el campo de Damba. <p>Estamos en el segundo día de nuestra visita en Burkina Faso, en dirección al campo de refugiados de Damba, a una hora en coche de Djibo, al norte del país. El acceso es un poco complicado. Se trata de un camino sin asfaltar y ha llovido el día anterior. Hay muchos charcos y en algunas partes, la carretera está cortada por el agua, pero debemos pasar. Afortunadamente estamos con Tamboura, un responsable de AGED, el socio que trabaja con Oxfam en el campo de Damba. Él conoce el camino de memoria a fuerza de hacer el camino a diario y orienta al chofer durante todo el viaje.</p> <p>Llegamos à Damba tras una hora de viaje. Además de Oxfam y la Acnur, destaca la presencia de otras agencias humanitarias como Unicef, Plan, Hope e IEDA Relief, entre otras. Este campo atiende a más de 4.400 personas (<a href="http://data.unhcr.org/MaliSituation/settlement.php?id=134&amp;country=26&amp;region=45" rel="nofollow">cifras de la Acnur a julio de 2012</a>).</p> <p>Tamboura y Madeleine, responsable de promoción de higiene y saneamiento de Oxfam, conocen muy bien los lugares y las comunidades que aquí viven gracias al trabajo que desarrollan sin descanso. Me provocan una gran admiración. Oxfam está a cargo de la distribución de agua potable y la instalación de letrinas y aseos tanto en este campo como en Mentao.</p> <h3>Obligados a abandonar su ganado</h3> <p>Hoy nos reunimos con hombres y jóvenes. Izoma, un hombre mayor que está dentro del grupo, me impacta. Aquí su historia: "Me fui de mi pueblo con mi familia el 16 de febrero y llegamos al campamento el 12 de marzo 2012. Abandoné mi casa, mis animales y mis bienes. Nunca había sido un refugiado en mi vida. En 1994 me negué a dejar a mi pueblo, pero esta vez, me vi obligado a salir ", cuenta. Izoma era el jefe de una zona de su aldea. Era un líder de su comunidad. En Damba, es el presidente de la Asociación de Refugiados y uno de sus interlocutores ante varias organizaciones a quienes los problemas que enfrentan las personas en el campamento.</p> <p>Los touaregs, en su mayoría pastores nómadas, han dejado sus rebaños, que constituyen su mayor riqueza, en Mali. La vida en el campo de refugiados es muy diferente de la que dejaron atrás, puedo sentir su nostalgia  cuando recuerdan su vida en Mali. Aunque les faltan muchas cosas, por lo menos en el campo se sienten seguros.  </p> <h3>La esperanza del retorno</h3> <p>La esperanza de volver a su país es un tema recurrente. Todo lo que desea esta comunidad de refugiados es que se logre la paz definitiva en el norte de Mali, una paz que les permita recuperar su libertad de circulación dentro de su territorio, sin el miedo permanente. Una paz que les permita reconstruir sus vidas. </p> <p><strong>A la espera de que la paz vuelva a su país</strong>, las agencias humanitarias se esfuerzan para que las personas refugiadas en el campo vivan en buenas condiciones.</p> <h3>Más información</h3> <p><strong>Blog : <a href="http://blogs.oxfam.org/es/blogs/12-09-14-dentro-de-un-campo-de-refugiados-en-burkina-faso-1">Dentro de un campo de refugiados en Burkina Faso (1): "La única cosa que importa es estar en un lugar seguro"</a></strong></p> <p><strong><a href="http://www.oxfam.org/es/emergencies/crisis-alimentaria-en-el-sahel" rel="nofollow">Crisis alimentaria en el Sahel: el trabajo de Oxfam</a></strong></p> <p><strong><a href="http://www.oxfam.org/es/burkina-faso" rel="nofollow">Oxfam en Burkina Faso</a></strong></p></div><div class="field field-name-title"><h2>Dentro de un campo de refugiados en Burkina Faso (2) : “No quería partir, pero esta vez no hubo más opción”</h2></div><ul class="links inline"><li class="translation_fr first last"><a href="http://l.blogs.oxfam/fr/blogs/12-09-19-camp-refugies-mali-burkina-faso-oblige-partir" title="Dans un camp de réfugiés au Burkina Faso (2) : « Je ne voulais pas partir, mais cette fois, j’étais obligé »" class="translation-link" xml:lang="fr">Français</a></li> </ul> Wed, 19 Sep 2012 14:27:56 +0000 Yaye Fatou Marone 9955 at http://l.blogs.oxfam http://l.blogs.oxfam/fr/node/9955#comments